Publicado: 05.06.2014 21:40 |Actualizado: 05.06.2014 21:40

"No vamos a parar hasta ver a los presos del 22-M libres"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cientos de personas salieron a la calle el jueves por la tarde en Madrid para exigir la liberación de Miguel Milián e Ismael Nachit, los dos jóvenes que continúan presos tras los enfrentamientos del 22-M con la Policía. En un manifiesto leído por el activista Shangay Lily, bloguero en Público, los convocantes de la protesta lanzaron un mensaje claro: "No vamos a parar hasta ver a los compañeros fuera de los muros de la prisión".

Con gritos de "No son presos, son secuestrados", "No puede ser, obreros a la cárcel y corruptos al poder", "Nuestros recortes serán con guillotina" y "Estamos con vosotros, no estáis solos", los manifestantes recorrieron el camino entre Atocha y la Plaza de Jacinto Benavente, junto a la madrileña Puerta del Sol, en una protesta que se resolvió sin incidentes y con moderada presencia policial.

Al llegar al punto final del recorrido, Shangay Lily leyó en nombre de todos los asistentes el comunicado. En dicho comunicado se afirma que Miguel e Isma son "cabezas de turco" de las Marchas, pues ninguno de los dos tiene antecedentes y los delitos que se les imputan son los mismos que en el caso de los demás detenidos. "La alarma social, alimentada por los medios de comunicación, parece ser lo que los mantiene en la cárcel, por eso son cabezas de turco", leyó Shangay. Los manifestantes exigen la libertad y la absolución de todos los imputados en las marchas del 22-M.

Destacaron los reunidos en la protesta el hecho de que "no hay ningún agente imputado" a pesar de que, durante las protestas del 22-M, un manifestante perdió un ojo y otro un testículo a causa de golpes por pelotas de goma. Los presentes en la protesta recordaron el caso de las pruebas falsas que se presentaron contra los manifestantes.

Dijeron "no a la criminalización que se está llevando a cabo por parte del Estado a los movimientos sociales" y recordaron también a otros presos, como Carmen B. C. y Carlos C. N., de Granada, que han sido condenados a tres años de cárcel por participar en un piquete, y al "luchador antifascista Clément en Francia" de cuyo asesinato se cumple un año este jueves.

También señalaron que la actuación de las fuerzas antidisturbios durante las protestas del 22-M fue "desproporcionada", no sólo con cargas físicas, sino también con "pelotas de goma y gases lacrimógenos", e hicieron hincapié en que "los responsables son Cifuentes y compañía".

Asimismo, los manifestantes quisieron mostrar su apoyo y solidaridad a "los compañeros de la Madreña y Can Vies". La protesta concluyó con gritos de "Seguimos en la brecha, seguimos luchando".

Hay programada otra concentración por la libertad de los presos del 22-M para el próximo día 14 en la Plaza de la Constitución de Valdemoro, a las 12:00 de la mañana.

Diles que se vayan se ha presentado y proyectado este jueves en el Club de Amigos de la Unesco de Madrid. Se trata de un documental que acompaña a las Marchas por la Dignidad por su columna Este, en su viaje hasta el centro de la capital y su confluencia con las otras columnas.

Es, en palabras de uno de sus autores, el reflejo de "la indignación, la rabia, el hartazgo y el rechazo hacia las políticas que están provocando la inaceptable desvinculación entre las personas y sus derechos fundamentales, entre la democracia y la dignidad del pueblo".

El proyecto lo llevaron a cabo Miguel Ángel Valero, Manuel R. Sala, Áxel Álvarez, Antonio Trives y Rafael Atez, los cinco periodistas del grupo Periodistas 22M , que siguieron a las Marchas durante su última semana de recorrido y su llegada a Madrid. Trives asegura que fue una experiencia "emocionante" y que vivieron "un hecho histórico".

"Se te pone la piel de gallina con las historias que nos contaba la gente", afirma el periodista. "No es sólo comunicarlo, es algo que también nos afecta. Había que dar difusión a unas Marchas justas y parar la criminalización. Ellos somos nosotros también".

Ante la pregunta de si llevarán a cabo más proyectos parecidos a este documental de las Marchas, Trives explica que "no sabemos lo que nos va a permitir la precariedad". Este proyecto ha sido financiado mediante crowdfunding, la mayoría de ellos están en paro y "no tienen presupuesto" para iniciar otro trabajo de esta magnitud.

Diles que se vayan estará en youtube, pues "la finalidad es mostrar el 22-M y acabar con la criminalización. Como mínimo se merecen eso".