Publicado: 03.12.2015 22:36 |Actualizado: 03.12.2015 22:38

“Nosotros no somos un partido de una sola persona, ni una coalición de coaliciones”

Rajoy cierra la precampaña en Málaga prometiendo 2 millones de empleos

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención en el acto político previo al inicio de la campaña para las elecciones generales del 20-D, esta tarde en Palacio de Congresos de Málaga. EFE/Jorge Zapata

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención en el acto político previo al inicio de la campaña para las elecciones generales del 20-D, esta tarde en Palacio de Congresos de Málaga. EFE/Jorge Zapata

MÁLAGA.- Mariano Rajoy ha despedido esta tarde la precampaña en la ciudad de Málaga. Tras darse un baño de multitudes en la emblemática calle Marqués de Larios, el candidato popular ha cerrado el mitin celebrado en el Palacio de Ferias y Congresos, con una consigna muy clara: transmitir el mensaje de que la mejor alternativa para España es el Partido Popular (PP) basado en su experiencia.

“Este es un gran partido, el mayor de España, con más militantes de España, con los mejores militantes de España”. De este modo encabezaba Rajoy un discurso con el que ha querido poner en valor al PP, afirmando que “nació con la democracia española, se incorporan cada vez más personas y se va reformando poco a poco contando con todos, con los que llevan más tiempo y menos tiempo”.



En un balance triunfalista de su mandato, cuyos avances asegura haberlos logrado “sin ninguna ayuda del resto de las fuerzas políticas”, el presidente del Gobierno ha augurado un cuatro trimestre del año mejor que el tercero. Rajoy ha remarcado que “hay motivos para la esperanza, pero hay que ser serios, midiendo muy bien lo que hay que hacer, no frivolizando”.

Sin mencionar explícitamente a ninguna formación, el dirigente del PP ha apuntado que “nosotros no somos un partido de una sola persona, ni una coalición de coaliciones cada una de ellas más alejada de realidad, ni el partido que ha llevado a España a la mayor crisis económica de España”.

Por el contrario, el presidente, que ha reclamado que “un partido tiene que tener historia, bagaje, haber gobernado en algún momento y haber tenido que tomar decisiones difíciles” y, en ese sentido, ha afirmado que “nosotros somos un partido con una gran hoja de servicio”, erigiéndose como salvadores de España en 1996 y en esta última legislatura. En su opinión, “una cosa es participar en tertulias o inventarse partidos desde la televisión y otra tomar decisiones difíciles en momentos importantes”.

La misma política económica

El presidente del Gobierno ha marcado cuatro objetivos fundamentales para la próxima legislatura, priorizando por encima de todo la creación de empleo y comprometiéndose de nuevo a crear 500.000 nuevos empleos cada año hasta 2019, alcanzando así los 2 millones, “porque los hemos hecho en 2014 y en 2015”. Rajoy ha asegurado que mientras durante la legislatura del PSOE “cada día 1.400 españoles perdían su trabajo, ahora se crean 1.400 puestos al día”.

En segundo lugar, Rajoy ha marcado como objetivo el mantenimiento y la mejora de las pensiones en nuestro país, “porque quienes las mantienen son los que trabajan y sí es como se mejoran las pensiones y los servicios públicos para todas las personas”. En esa línea, el presidente ha remarcado que “haremos una política económica como la que hemos hecho estos años, porque ya se recauda más dinero por las Administraciones y no tendremos que apretarnos tanto el cinturón, pudiendo volver a bajar impuestos como el IRPF o el de sociedades”.

La unidad de España

Sin duda alguna, el punto más álgido del discurso de Rajoy se ha vivido cuando ha desarrollado el tercer objetivo para la próxima legislatura: “Defender nuestra nación, España, porque la unidad de la nación española no se toca, con ella no se juega y con ella no se negocia”.

El auditorio del Palacio de Ferias ha estallado entonces al grito de “presidente”, enarbolando las banderas azules del PP, lo que ha propiciado que Rajoy ahondara en su línea argumental asegurando que “España será lo que los españoles quieren que sea, no una parte de los españoles, eso es la soberanía nacional”.

El candidato popular ha añadido que “la igualdad entre españoles no se toca, en derechos, en deberes y en obligaciones, todos, sean quienes sean, hayan nacido donde hayan nacido, vivan donde vivan son iguales ante la ley”, lo que ha propiciado una nueva interrupción con gritos de “España”, antecediendo así al recado de Rajoy para Artur Mas: “la ley se cumple y todos estamos sometidos a ella, los que estamos aquí, los de fuera, los ministros, los alcaldes y el presidente de la Generalitat, él también tiene que cumplir la ley”, con mención incluida a la última resolución del Tribunal Constitucional.

El presidente del Gobierno Mariano Rajoy, acompañado por el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, el presidente provincial del PP en Málaga, Elías Bendodo, el alcalde de Estepona y número uno del PP de Málaga al Congreso y al Senado José María Garcia

El presidente del Gobierno Mariano Rajoy, acompañado por el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, el presidente provincial del PP en Málaga, Elías Bendodo, el alcalde de Estepona y número uno del PP de Málaga al Congreso y al Senado José María Garcia Urbano y el alcalde de Málaga Francisco de la Torre pasean esta tarde por la popular calle Larios en el centro de Málaga, antes del acto previo al inicio de la campaña para las elecciones generales del 20D. EFE/Jorge Zapata

Finalmente, Rajoy ha pasado por encima del cuarto de sus objetivos, que ha preferido no desarrollar, refiriéndose a él como “la lucha contra el terrorismo, aquí y fuera, la defensa de nuestros derechos y nuestras libertades”. Y punto.

Arropado por la cúpula andaluza

El presidente del Gobierno ha estado arropado por la cúpula andaluza, cuyo denominador común en su discurso ha sido alabar la buena actuación de Rajoy durante el programa televisivo de Bertín Osborne. “Qué bien ha estado, cómo nos ha gustado”, ha apuntado Juan Manuel Moreno, presidente del PP andaluz, “los que le conocemos sabemos que ese es nuestro presidente, un presidente cercano; por eso es la mejor garantía para el futuro, para nuestros hijos”.

Moreno ha tenido también palabras para Celia Villalobos la que un día fuera número uno por Málaga al Congreso –hoy desplazada por el actual alcalde de Estepona, José Mª García Urbano, ambos presentes en el Palacio-, afirmado en referencia a su desencuentro con Pablo Iglesias que “hoy hemos visto a nuestra querida Cecilia Villalobos en acción, poniendo las cosas en su sitio”.

El presidente provincial del PP, Elías Bendodo, o el alcalde de Málaga, el veterano Francisco de la Torre han sido otro de los muchos dirigentes populares que han acompañado a Rajoy en el cierre de precampaña, lanzando la consigna éste último de que “nadie como él [en referencia a Rajoy] para resolver los problemas de cohesión nacional”.