Publicado: 19.10.2016 22:30 |Actualizado: 20.10.2016 09:34

La nueva propuesta política de Colau toma forma en Catalunya

El partido de la alcaldesa de Barcelona validará este sábado la hoja de ruta que guiará la construcción del nuevo sujeto político. El calendario fija hasta febrero de 2017 para celebrar la asamblea constituyente de la nueva fuerza política catalana

Publicidad
Media: 4.36
Votos: 11
Comentarios:
- La alcaldesa de Barcelona Ada Colau habla hoy, martes 18 de octubre de 2016, en una rueda de prensa en Quito (Ecuador), donde destacó lo que consideró avances de la conferencia de la ONU sobre desarrollo urbano Habitat III, como que los Estados y organi

La alcaldesa de Barcelona Ada Colau habla este martes  en una rueda de prensa en Quito (Ecuador). EFE/José Jácome

BARCELONA. La candidatura municipalista de Ada Colau, Barcelona en Comú (BComú), celebrará el próximo sábado un pleno en el que se validará el documento programático que servirá como hoja de ruta para la construcción del nuevo espacio político de 'los comunes' -las plataformas políticas ciudadanas- en Catalunya. Tal y como han confirmado fuentes de la coalición, el documento ya ha sido trasladado a los diferentes partidos de la confluencia municipalista, Podem, ICV y EUiA, para que puedan enmendarlo y validarlo de acuerdo a sus dinámicas internas. Empieza la cuenta atrás para la construcción de un nuevo espacio político, aglutinador de las diferentes izquierdas catalanas, que pretende alzarse como la alternativa ciudadana a la hoja de ruta independentista. El calendario fijado por los partidos de la confluencia señala que el nuevo partido catalán debe constituirse antes de febrero de 2017.

Como ocurriera de camino a las pasadas elecciones municipales de mayo de 2015, cuando BComú preparaba la campaña que le dio la victoria electoral en la capital catalana, el proceso de construcción de este nuevo sujeto político catalán lo impulsa la candidatura municipalista que encabezó Ada Colau. Como señalan algunos de los documentos elaborados desde noviembre de 2015 por el grupo de trabajo encargado de diseñar la construcción de este nuevo espacio político, éste debe tener un marcado carácter “ciudadanista” fruto de las experiencias municipalistas desplegadas en toda Catalunya -los llamados 'comunes'.

Pero, además, concreta las relaciones de las fórmulas municipalistas con el éxito de otras coaliciones electorales de ámbito supranacional. Es decir, recoge los éxitos de En Comú Podem, Compromís o En Marea en las elecciones generales del 20-D y el 26-J para articular un espacio político catalán que sea también “plural y confluyente”. La sinergia Ada Colau y Xavier Domènech puede ser, de nuevo, ser garante de éxito electoral también en Catalunya. El modo de conseguirlo, según los documentos del grupo de trabajo de BComú, es generar un proceso abierto de “desbordamiento ciudadano” en Catalunya que decida las bases políticas y organizativas de este nuevo sujeto. Replicar, con más prisa, el modelo participativo que inauguró Barcelona en Comú.

La prioridad de la coalición municipalista es tener un programa político que pueda presentarse a principios del próximo año, entre los meses de enero y febrero, y que abra un proceso deliberativo con toda la ciudadanía catalana tanto online como de forma presencial. Después, y no más tarde de febrero de 2017, se celebrará la asembla constituyente del nuevo partido catalán.

Por el momento, estos son los objetivos políticos prioritarios contemplados por BComú: garantizar los derechos humanos y sociales, la defensa de los bienes comunes, radicalidad democrática, y defensa de la plurinacionalidad y las diferentes soberanias. La cuestión nacional, en relación a estos ejes, está supeditada a la celebración de un referéndum “inclusivo y respetuoso” y un proceso constituyente que permita contar con nuevas estructuras propias dotadas de más soberanía. Según fuentes de la coalición, las cuestiones nacional e internacional serán importantes para la maduración del espacio político.

El modelo organizativo del nuevo sujeto es una cuestión secundaria que se concretará después de la constitución del espacio político. Por tanto, podría no delimitarse hasta marzo de 2017. Podem, ICV y EUiA apuestan por conservar la identidad de sus siglas y luchar por su visibilización, mientras que en BComú se impone una minimización del peso de los partidos dentro del nuevo sujeto.

La hoja de ruta que presentará este sábado el partido de Colau, discutida durante este otoño en las bases de BComú, marcará también el inicio de las relaciones con otros agentes políticos y movimientos sociales que se quieran sumar al proyecto político. Es previsible que estos contactos incluyan a partidos de la izquierda catalana como el PSC o la CUP con la finalidad de presentar una plataforma común al partido de Govern, JuntsxSí.



¿Qué papel juegan los demás partidos dentro de BComú?

El partido de Ada Colau parece que está liderando el proceso de creación del nuevo espacio político en Catalunya. Sus socios de coalición, ICV, EUiA y Podem, han recibido el documento que BComú presentará este sábado pero aún están discutiendo sus respectivas enmiendas a escala nacional para trasladarlas a la formación municipalista.

El diputado de ICV, Ernest Urtasun, ha explicado a Público que comparten las “líneas básicas” planteadas por BComú, pero que su formación cuenta con un documento propio que tendrá que valorarse en el debate común de los partidos que formarán el nuevo sujeto. Urtasun da por hecho, además, que “en el primer trimestre del año que viene se celebrará la asamblea constituyente” y no ve problemas de entendimiento con BComú.

Podem Catalunya, con nueva dirección desde este verano, pretende tener un papel activo en la organización del nuevo sujeto tras los éxitos electorales de la fórmula En Comú Podem y ello entronca con el calendario asumido por BComú. “La nueva dirección tiene el mandato de hacer este proceso desde abajo y en ese debate también se incluyen los ritmos, los tempos y las hojas de ruta propias”, ha asegurado a Público el secretario general de Podem, Albano Dante Fachin. Además, Podemos estatal ve con buenos ojos un espacio político que continúe explotando el fenómeno Colau en Catalunya.