Público
Público

El nuevo PSOE de Pedro Sánchez Los próximos Congresos regionales apuntan a un amplio cambio de baronías en el PSOE

Sánchez controlará la gran mayoría de las federaciones del partido con afines a su proyecto. Los presidentes autonómicos Ximo Puig y Javier Lambán podrían tener rivales en las primarias y perder la Secretaría General.

Publicidad
Media: 2.75
Votos: 16
Comentarios:

 

Si Pedro Sánchez se ha hecho ya con el control total de la Ejecutiva y del Comité Federal, ahora quiere completar su poder en el PSOE en los Congresos Regionales que se avecinan entre junio y septiembre, que parece que supondrán un amplio cambio en las denominadas baronías del partido.

De momento, en Asturias ya se ha descartado el presidente de Asturias, Javier Fernández; y tampoco repetirá como secretario general en La Rioja el ex secretario de Organización, César Luena, quien previsiblemente será sustituido por Francisco Odón, el hombre de Sánchez en la Gestora.

En Murcia también parece que habrá renovación, y todo apunta que María González Veracruz sustituirá a Rafael González Tovar. La dirigente socialista se alineó en las primarias con Patxi López, aunque en la última fase se inclinó más hacia Pedro Sánchez. El líder del PSOE siempre ha contado con ella, aunque en esta ocasión ni ha entrado en la Ejecutiva ni el Comité Federal.

Pero las grandes pugnas se apuntan en la Comunidad Valenciana, Aragón, Madrid y, hasta, Castilla-La Mancha.

Puig cree que si pierde la dirección del partido en Valencia, quedará debilitado como presidente de la Generalitat

El conflicto ya está abierto en el territorio del presidente de la Generalitat Valenciana Ximo Puig, al conocerse que el alcalde de Burjassot, Rafael García, ya ha comunicado a nivel interno su intención de presentarse a las primarias a la Secretaría General, y cuenta con el apoyo de ahora secretario de Organización, José Luis Ábalos. El presidente valenciano ha reaccionado con cierta indignación, y este lunes anunciará que también él volverá a aspirar al puesto. Fuentes cercanas a Ximo Puig indicaron que no entiende la actitud de Sánchez, porque desde que ganó las primarias le ha dado su apoyo incondicional, y apuntó que si perdiera la dirección del partido le debilitaría en su función de presidente autonómico.

El mismo caso puede darse en Aragón. Javier Lambán ha sido uno de los más feroces enemigos de Sánchez, aunque también se ha puesto a su lado tras las primarias. El presidente aragonés también quiere repetir como secretario general, pero afines a Sánchez quieren presentar una candidatura alternativa. Según ha sabido Público, esta semana se reunirán para tomar una decisión. La diputada y ya miembro de la Ejecutiva, Susana Sulmezo, podría ser la rival. Su rotundo posicionamiento desde el primer momento con el “no” a Rajoy ha sido muy valorado entre la militancia del partido.

Y hasta se especula con que también habrá candidatura alternativa a Emiliano Garía-Page, presidente de Castilla-La Mancha, si quiere seguir al frente del partido en esta región. García-Page insinuó que se plantearía irse si ganara Sánchez y, desde que ganó el nuevo secretario general, ha estado prudente y en un segundo plano sin confirmar nada más. No obstante, parece difícil que el dirigente castellano-manchego sea desbancado de la Secretaría General.

Vara tendrá rivales internos en Extremadura, aunque ha sido quien más pronto a restablecido su relación con Sánchez

Otro rival de Sánchez en las primarias, el presidente extremeño Guillermo Fernández Vara también tendrá rivales internos, en concreto, dos ex consejeras han anunciado que quieren presentarse a las primarias. Sin embargo, Vara ha sido quien más pronto a restablecido la relación con Sánchez, que hasta lo ha nombrado secretario general del Consejo Territorial Federal, y las dos aspirantes no son precisamente del equipo sanchista, aunque compartan su proyecto.

Y en Madrid, parece difícil la continuidad de Sara Hernández como secretaria general. Se posicionó con Patxi López en las primarias, pero hay más motivos internos para que no continúe. Aquí pueden surgir muchos nombres, y ya hay reuniones en la sombra barajando diversas alternativas. La antigua FSM es imprevisible.

En Galicia, parece que se resiste a llevar el partido Pilar Cancela, que ha entrado en la Ejecutiva Federal, y algunas fuentes apuntan que podría ser Abel Caballero, aunque fue el primer fan del “susanismo” durante las primarias. Asimismo, en Canarias, donde hay una gestora, habrá una nueva persona al frente del archipiélago.

Cantabria, Euskadi y Baleares se mantienen como están

Los que se mantendrán son los presuntos “patxistas” en Cantabria, País Vasco, Baleares Eva Díez, Idoia Mendía y Francina Armengol seguirán al frente de sus territorios, respectivamente. Y, por supuesto, los dos únicos secretarios generales que apoyaron a Sánchez, María Chivite (Navarra) y Luis Tudanca (Castilla y León) repetirán.

Sánchez dejará vía libre a Díaz en Andalucía

Y en Andalucía, todo apunta a que Sánchez no dará la batalla y dejará vía libre a Susana Díaz para que siga como secretaria general, aunque no faltan rumores de intentonas que, posiblemente, sean fallidas.

Asi las cosas, la renovación del “nuevo PSOE” de Sánchez será bastante profunda y los barones parece que dejarán de ser una pesadilla para el secretario general.