Publicado: 11.01.2014 23:21 |Actualizado: 11.01.2014 23:21

Nuevos disturbios en Burgos: incendio de contenedores y cajeros, y cargas policiales

Una manifestación pacífica contra las detenciones practicadas 24 horas antes termina en más enfrentamientos. "La calle es de Burgos, no Burgos de Lacalle", claman los vecinos de Gamonal contra el alcalde y su polémico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La capital burgalesa ha registrado una nueva carga policial contra medio centenar de personas que se ha manifestado en contra de la decisión del Ayuntamiento del PP de convertir en bulevar la calle Vitoria de la ciudad, y que han provocado importantes daños en el mobiliario urbano y en algunos establecimientos de la zona de Gamonal.

Es la segunda noche de conflicto que se vive en la capital burgalesa después de que la pasada noche una manifestación terminara con la intervención policial por los disturbios que se estaban produciendo en el barrio de Gamonal y que acabó con 17 detenidos y seis policías heridos.

A las 17 horas de este sábado se ha celebrado una nueva manifestación contra las obras de la calle Vitoria y aunque ha concluido con menos incidentes que la pasada noche, un grupo de medio centenar de personas ha vuelto a provocar diversos daños en el mobiliario urbano y en los establecimientos de la zona, además de que ha quemado unos 30 contenedores, lo que ha motivado que se haya iniciado un nueva carga policial, según Europa Press.

Los antidisturbios se han apostado en una esquina de la calle Vitoria mientras que los manifestantes han quemado contenedores y papeleras y han reventado las lunas de una sucursal de Ibercaja y otra de BBVA , además de que han realizado pintadas en las que se puede leer 'Bulevar no' en escaparates y fachadas y las vallas publicitarias están destrozadas.

Asimismo, las vallas que protegen las obra han sido derribadas y el caos se ha vuelto a apoderar de esta zona de la capital burgalesa donde ha sido necesaria la intervención de la Policía.

Los sucesos se produjeron al término de una manifestación pacífica de más de 1.000 vecinos que pidieron la libertad de los detenidos en los enfrentamientos ocurridos 24 horas antes, en protesta por la intención del Ayuntamiento de construir un bulevar en la zona.

Los antidisturbios del Cuerpo Nacional de Policía han cargado contra un grupo de unas doscientas personas, la mayoría jóvenes, que han quemado contenedores y han causado daños en el mobiliario urbano de la Calle Vitoria de este barrio de la capital burgalesa.

Los manifestantes han quemado media docena de contenedores y han arrojado piedras y adoquines a la Policía, además de ocasionar daños en mobiliario urbano y en dos sucursales bancarias, del BBVA y Caja3, según la agencia Efe.

Estos incidentes se han producido después de una manifestación que por la tarde había partido del barrio para dirigirse a una comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, para pedir la libertad de los 17 detenidos, uno de ellos menor, en la noche anterior.

La marcha, convocada de forma espontánea y que ha llegado a congregar a más de un millar de personas, ha regresado al barrio, ya con menos participantes, y a su término han comenzado los disturbios.

En la noche de ayer, una protesta vecinal desembocó en graves incidentes que obligaron a intervenir a varias unidades de policías antidisturbios, con el resultado de 17 detenidos, nueve agentes heridos y graves daños en mobiliario urbano y sucursales bancarias, las mismas que han vuelto a ser atacadas esta noche.

Los vecinos protestaban por el proyecto municipal de convertir la Calle Vitoria, una de las principales avenidas de la ciudad, en un bulevar, con menos carriles para vehículos y plazas de aparcamiento.

Según Europa Press, la manifestación de este sábado, en la que se han portado hasta cuatro pancartas contra la construcción del bulevar, ha partido pasadas las 19.00 horas desde la calle Vitoria en dirección a la Comisaría de Policía de la avenida de Castilla y León, tras discurrir por las calles San Bruno y Santiago.

Los manifestantes han permanecido frente a las puertas de comisaría durante al menos quince minutos, en los que se han escuchado gritos de 'libertad para los detenidos', 'Gamonal no quiere bulevar' y 'televisión manipulación'.

Acto seguido, la manifestación ha retornado a la calle Vitoria y en el trayecto se han registrado algunos incidentes esporádicos, como el derribo de parte de las vallas perimetrales de las obras, por parte de un reducido grupo de personas.

Una vez en la calle Vitoria, la manifestación se ha disuelto, aunque más de 200 personas han permanecido durante al menos una hora más en el lugar bajo consignas de 'No al bulevar' y 'la calle es de Burgos y no Burgos de Lacalle', haciendo un juego de palabras con el apellido del alcalde burgalés, Javier Lacalle, del PP.

En ese emplazamiento, se han registrado también algunos incidentes, como un contenedor incendiado y basura lanzada a las obras, aunque el más destacado se ha producido cuando un grupo de manifestantes han lanzado piedras a una unidad móvil de TVE, ocasionando la rotura de cristales y de los espejos retrovisores del vehículo.

Los manifestantes han acordado mantener concentraciones diarias a las 12.00 y 19.00 horas en la calle Vitoria, a la altura de la calle San Bruno, en señal de protesta por el inicio de las obras de construcción del bulevar y en las que esperan contar con un amplio respaldo vecinal.

Los nuevos sucesos de Gamonal están siendo ampliamente comentados en la red social Twitter, con el hashtag #Burgosarde."En Gamonal hay heridos por balas de goma y redadas en los mismos portales de los edificios", dice Daniel Rodríguez. "Sucursales bancarias destrozadas y barricadas ardiendo por segundo día en Gamonal. Burgoarde contra la especulación y la corrupción", señalan desde la cuenta Informática CGT.

"Gamonal inicia la revolución contra la represión y la especulación", dice JVCuenca, mientras que Estudiante Indignao opina que "Burgos puede ser el inicio de algo grande o un caso aislado". "Impresionante la carga policial...si ayer se armó gorda hoy está siendo el doble. Gente despavorida por todas partes".