Publicado: 09.04.2015 20:37 |Actualizado: 09.04.2015 23:30

UPyD se funde en Asturias con el calor
de los nuevos partidos

Ciudadanos, todavía sin candidato para el Principado,  tiene agrupaciones activas en las principales ciudades. Mientras Podemos sube en las encuestas, que le dan opción de llegar al gobierno.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 12
Comentarios:
Ignacio Prendes, exdiputado de UPyD en Asturias. E.P.

Ignacio Prendes, exdiputado de UPyD en Asturias. E.P.

OVIEDO.- Unión Progreso y Democracia (UPyD) ha volado por los aires en Asturias después de haber sido un partido relevante en la política regional, ya que el apoyo de su único diputado autonómico, Ignacio Prendes,  permitió la investidura del presidente socialista Javier Fernández, tras un acuerdo con IU y la formación magenta.

Tres años después, Rosa Díez lo ha expulsado por mantener conversaciones con Ciudadanos y ha nombrado una comisión gestora, como en otras comunidades autónomas.

Ignacio Prendes tuvo mucha presencia mediática como presidente de dos comisiones de investigación en el Parlamento asturiano: la primera sobre el llamado caso Marea (que, al hilo de unas firmas falsificadas por una funcionaria, destapó trato de favor del exconsejero Riopedre a dos empresas de suministros); y la segunda sobre la fortuna oculta de José Ángel Fernández Villa (todopoderoso sindicalista minero que ha regularizado casi un millón y medio de euros con la amnistía fiscal de Montoro, y por lo que está siendo investigado por la Fiscalía Anticorrupción).



En ese caldo de cultivo ha crecido en la región en los últimos años cierta desafección al bipartidismo (tripartidismo en Asturias, en realidad; porque Izquierda Unida tuvo siempre una cuota de poder y sus dirigentes son tan casta como los del PSOE y el PP). Y esta situación ha beneficiado enormemente a Podemos, que en las elecciones europeas se convirtió en segunda fuerza política.

La formación liderada por Pablo Iglesias se ha comido a la de Cayo Lara y ésta trata de mantenerse a flote en las elecciones autonómicas de mayo presentando a Gaspar Llamazares como candidato. Lo mismo que hizo Foro Asturias, el partido de Francisco Álvarez Cascos, en los anteriores comicios, en los que trituró al Partido Popular y llegó a gobernar en el Principado durante un año escaso, situó un parlamentario en el Congreso de los Diputados y se hizo con el Ayuntamiento de Gijón

Nuevos modelos

Cascos y Llamazares son dos veteranísimos de la política asturiana, como fue el mismo Villa o Riopedre, pero todo indica que su tiempo puede haber concluido y que las formas clásicas han sido superadas por los nuevos modelos. UPyD ha sido arrollada por Ciudadanos (aunque éste no tiene candidato ni mucho menos programa, pero sí agrupaciones activas en las ciudades y buenas perspectivas de voto) y en el extremo contrario emerge Podemos, a quien algunas encuestas ven como opción de gobierno.

El partido de Iglesias a tiene distintas sensibilidades en las principales ciudades, pero en todas partes ha emergido con personajes vinculados a la Educación y la Sanidad. A nivel regional está dirigido por el profesor universitario Dani Ripa y lleva como candidato al también profesor Emilio León; en Gijón, está liderado por el maestro Mario Suárez del Fueyo y muy ligado al sindicato Corriente Sindical de Izquierdas (una escisión de Comisiones Obreras, cuyo proceso de formación cuenta la película Los lunes al sol); y en Oviedo está vinculado al movimiento social La Madreña y lo encabeza el médico Rubén Rosón, que lleva en su lista a la conocida escritora Ángeles Caso.

La piedra en el zapato de Podemos en Asturias es el bilingüismo, porque una parte de la izquierda defiende a ultranza el reconocimiento de la lengua asturiana (llamada 'bable' en muchos sitios) como cooficial, pero ese movimiento es muy minoritario... aunque muy ruidoso. En cierto sentido, los asturianistas anteponen la lengua al orgullo regional que comparten todos los asturianos, al que llaman covadonguismo porque se alimenta de la leyenda de Pelayo y su supuesta derrota del Islam en Covadonga. Son muy pocos, pero tienen una presencia constante en los medios de comunicación, así como locales sociales, grupos de teatro, bandas de música, etcétera.

Asturias es muy rentable políticamente para Podemos, ya que de allí son dos de sus cinco eurodiputados; y puede ser opción de gobierno municipal o autonómico tras las elecciones del 24 de mayo.