Público
Público

Operación Lezo El 'número dos' del 'caso Lezo' confiesa que Ignacio González cobró comisiones en Suiza

El hombre fuerte de Ignacio González en Latinoamérica, expresidente de Inassa y exconsejero del diario La Razón, Edmundo Rodríguez Sobrino, colabora con el juez a cambio de "un trato más favorable"

Publicidad
Media: 4
Votos: 2
Comentarios:

Edmundo Rodríguez Sobrino en una imagen de archivo.

El hombre fuerte de Ignacio González en Latinoamérica, expresidente de Inassa y exconsejero del diario La Razón, Edmundo Rodríguez Sobrino, número dos de la trama Lezo, ha implicado a González en el cobro de comisiones ilegales en Suiza por compras millonarias realizadas a través del Canal de Isabel II. 

Según avanza el diario El Mundo, Rodríguez Sobrino admitió el pasado mes de julio en una declaración voluntaria que se infló el precio de la compra de la empresa brasileña Emissao por parte de Canal de Isabel II a cambio de una importante comisión. Ignacio González cobró esa comisión en una cuenta independiente en Suiza. En su información, El Mundo asevera que Rodríguez Sobrino ha aportado documentos que acreditan sus palabras. 

Rodríguez Sobrino ha contado que González urdió un plan para enriquecerse con la compra por más de 20 millones de euros de dinero público de la empresa brasileña Emissao en 2013. Según el testimonio del considerado por la Fiscalía Anticorrupción como testaferro de González, éste último ordenó pagar un sobreprecio por la empresa brasileña a cambio de una comisión que terminó en Suiza.

En su confesión Rodríguez Sobrino detalló que cobró la totalidad del soborno a través de una sociedad en Suiza. Según los datos aportada por El Mundo, Rodríguez Sobrino "dividió la comisión ilegal obtenida por la compra en dos partes que ingresó acto seguido en dos depósitos bancarios diferentes". Una de ellas era para González. 

La empresa brasileña fue adquirida por más de 20 millones de euros, pero su valor contable un año después ascendió a apenas cinco. Los investigadores consideran esto una prueba evidente del sobreprecio abonado por parte de la Comunidad de Madrid. Las mismas fuentes han precisado que "se ha establecido una línea de colaboración con Rodríguez Sobrino" y que confían en que "próximamente documente todas y cada una de sus afirmaciones".

El Mundo señala que Rodríguez Sobrino, en prisión desde el pasado mes de abril, intenta que el juez García Castellón le dispense "un trato favorable aplicándole atenuantes" y que éstos se extiendan a su hija, también investigada en la operación Lezo como supuesta testaferro de su padre.