Público
Público

El número 2 de la trama Gürtel se define como un empresario normal y corriente

Acusa a la UDEF de hacer informes falsos y afirma estar "deseando" que le juzguen para "hacer justicia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En la foto,Pablo Crespo, supuesto número 2 de la trama Gürtel, a su llegada al tribunal./ EFE-Manu Bruque

VALENCIA.- El considerado número 2 de la trama Gürtel, Pablo Crespo, ha afirmado este martes que es un "empresario normal y corriente" y ha subrayado que no conoce a nadie del Consell de Francisco Camps -expresidente- y que viene al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) a "buscar justicia".

Crespo se ha pronunciado así en declaraciones a los medios de comunicación a su llegada al tribunal valenciano, donde este martes arrancará el juicio por la pieza 3 del caso Gürtel, relativa a supuestas irregularidades en contrataciones de la feria Fitur entre los años 2005 y 2009. En total, hay 13 acusados, entre otros, dos exconselleras del equipo de gobierno de Camps: Milagrosa Martínez y Angélica Such.

Crespo y Álvaro Pérez, conocido este último como 'El Bigotes', han llegado al TSJCV minutos después de que se abrieran las puertas, sobre las 8.10 horas, y el primer acusado se ha detenido a atender a los medios de comunicación que aguardaban en la puerta.

Pablo Crespo ha indicado que viene a "buscar justicia", y ha agregado que lleva seis años esperando este juicio y "deseando" que les juzguen "de una vez". "Para nosotros es un momento muy importante", ha recalcado.

Preguntado por las elevadas penas de prisión a las que se enfrentan, ha aseverado que "contra el vicio de pedir, la virtud de no dar". También ha señalado que es la primera vez que se enfrenta a un proceso judicial de este tipo, puesto que es un "empresario normal y corriente".

Así mismo, interpelado por si tenía relación con Camps, ha asegurado que "no": "No he visto en mi vida a nadie del Consell de Camps, ni conozco a Milagrosa Martínez". Por último, ha criticado los trabajos de la UDEF por "hacer informes falsos".

Los acusados, tranquilos

Tras cuatro años de instrucción y con cerca de media hora de retraso -a las 10.00 horas- ha dado comienzo el juicio de la única pieza de las seis del caso Gürtel que se ha quedado en Valencia, la referida a los contratos de Fitur.

Los acusados han ido llegado al Palacio de Justicia con un semblante y una actitud "tranquila" que ha mudado a seria al sentarse en el banquillo.

Pocos minutos antes de las 9.00 horas ha hecho su entrada, también andando, la actual alcaldesa de Novelda (Alicante) y exconsellera de Turismo, Milagrosa Martínez, quien ha afirmado que se siente "tranquila" y que "confía en la Justicia".

Francisco Correa considera "una barbaridad" la cadena que solicita el fiscal

Con monosílabos como respuesta a las preguntas de los medios, ha asegurado que no piensa dejar la vara de mando tras ser expulsada del PP. Posteriormente y en cuestión de minutos, pasadas las 9.00 horas, han ido llegando el resto de acusados.

A las 9.05 horas, en taxi, ha llegado el considerado cabecilla de la trama, Francisco Correa, quien considera "una barbaridad" la condena que solicita el fiscal, diez años de prisión y 23 de inhabilitación para cargo público. Como el resto, ha asegurado que llegaba "tranquilo".

Finalmente y por separado, han accedido a la sede judicial la exconsellera de Turismo Angélica Such y el exjefe de gabinete de la Conselleria Rafael Betoret, quien también ha afirmado que se sentía "tranquilo". La exconsellera no ha querido realizar ninguna declaración a los medios.

Una vez que los acusados han entrado al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, la acera del Palacio de Justicia ha quedado vacía de medios de comunicación a merced de un sol de justicia y con los guardias civiles que vigilan la entrada como únicos testigos de la expectación creada por la llegada de los acusados. Tres estaciones -primavera, verano y otoño- pasarán hasta que se conozca el veredicto de la Justicia.