Publicado: 11.02.2014 11:57 |Actualizado: 11.02.2014 11:57

"O se está del lado de los derechos o del lado de la impunidad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los familiares de José Couso, el cámara de Telecinco asesinado en Irak en 2003 por un ataque de soldados estadounidenses contra el hotel donde se alojaba la prensa internacional en Bagdad, han acusado este martes al Gobierno de PP de haber sustituido la "banderita española que tanto exhiben" por las enseñas "estadounidense y china" al haber promovido una reforma para finiquitar la competencia de los tribunales españoles para investigar crímenes de la humanidad cometidos en el extranjero.

Así lo ha asegurado Javier Couso tras reunirse en el Congreso primero con el portavoz de Justicia de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Gaspar Llamazares, y a continuación con una representación del Grupo Socialista, encabezada por su portavoz, Soraya Rodríguez.

El hermano de José, junto con su madre y del abogado de la familia mantienen este martes una ronda de reuniones con todos los grupos parlamentarios de la Cámara para trasladarles su preocupación por la proposición de ley del PP que supone en la práctica acabar con la competencia de los tribunales españoles para acogerse al principio de jurisdicción universal.

Couso ha denunciado que el Grupo Popular en el Congreso sólo accedió a recibirles después de que ellos publicitaran que el PP era el único partido con representación parlamentaria que se había negado a darles audiencia. "Por eso hoy les vamos a preguntar si creen que somos ciudadanos de segunda", ha avanzado. A su juicio, la reforma de la jurisdicción universal tiene su origen en la presiones del Gobierno chino por la investigación sobre los crímenes en Tibet que tiene abierta la Audiencia Nacional y también en una petición del Ejecutivo estadounidense.

La reforma auspiciada por el PP impedirá no sólo la apertura de nuevas investigaciones de este tipo de crímenes, sino también el archivo automático de las que ya estén en marcha. "Este es el peaje que pagamos después de que Rajoy haya sido recibido por Obama" , ha añadido Javier Couso. El abogado de la familia, Raúl Maíllo, ha resumido así la situación: "O se está del lado de los derechos o del lado de la impunidad. Los que tramiten esta norma tendrán que mirar a los ojos a las víctimas y explicarles qué es lo que les motiva a afirmar la impunidad en un texto legislativo".

Precisamente eso es lo que ha exigido la madre de José Couso, que los impulsores de la norma le digan lo que pretenden mirándola a los ojos. "Yo como madre, pienso seguir luchando", ha rematado, después de que su hijo recordara que la familia lleva once años con un procedimiento judicial que sigue adelante pese a "todos los escollos" puestos por los gobiernos español y estadounidense y la oposición de la Fiscalía. "Ahora pedimos amparo para que el caso no se cierre en falso", ha concluido.