Publicado: 16.11.2015 12:23 |Actualizado: 16.11.2015 13:29

Los obispos alertan del "riesgo de caos" en Catalunya tras "sus intentos de romper la unidad de España"

El presidente de la Conferencia Episcopal Española, el cardenal Ricardo Blázquez, apela a la Transición, cuando "ganó la esperanza al miedo, la serenidad a la inquietud, la reconciliación al distanciamiento"

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Ricardo Blázquez, preside la inauguración de la 106º reunión de la Asamblea Plenaria de los obispos./ EFE

El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, preside la inauguración de la 106ª reunión de la Asamblea Plenaria de los obispos./ EFE

MADRID.- Los obispos españoles se han confesado "grandemente preocupados" por la situación creada por quienes pretenden "romper la unidad de España" y alertan del "riesgo de caos" que pueden generar quienes intentan avanzar hacia la independencia de Catalunya.

"Desde este espíritu de lealtad constitucional y de cristiana colaboración al bien común en un Estado de Derecho, como es el nuestro, nos preocupa grandemente la grave situación creada por quienes, al margen y en contra de la ley, pretenden romper la unidad de España", ha admitido el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y arzobispo de Valladolid, el cardenal Ricardo Blázquez, al tiempo que ha añadido que "poner en cuestión, de manera unilateral, esta situación constitucional introduce inseguridad, inquietud, incertidumbre, riesgo de caos y división de la sociedad".



Según ha recordado Blázquez durante su discurso inaugural de la asamblea, hace varios decenios los españoles hicieron la transición a un régimen "realmente democrático con satisfacción de los ciudadanos e incluso con la admiración de muchos no españoles" y se ha preguntado "cómo ha sido posible que unas actitudes y unos hechos hayan llevado hasta pretender cambiar el sentido de la historia secular".

"El deseo de un futuro compartido por todos, el acercamiento de unos a otros, el diálogo auténtico, fueron fraguando un consenso con el que se elaboró la Constitución, refrendada por todos, que regula nuestra vida en común, abiertos a un perfeccionamiento constante. Con clarividencia y magnanimidad, ganó en nuestra sociedad la esperanza al miedo, la serenidad a la inquietud, la reconciliación al distanciamiento", ha recordado.

Por ello, los obispos han pedido a Dios "que otorgue a los gobernantes la luz, la serenidad y la fortaleza necesarias para acertar en esta complicada situación" y han rezado por "la regeneración ética" de todos así como por "la imprescindible confianza en las instituciones para garantizar la justicia, el progreso, el orden y la paz social".