Publicado: 14.07.2016 14:15 |Actualizado: 14.07.2016 14:15

"El objetivo de la Policía es acabar con Distrito 14, con sus integrantes y sus familias"

El colectivo de jóvenes del distrito de Moratalaz de Madrid desmiente las últimas informaciones sobre la detención de tres de sus miembros, acusados presuntamente de golpear a una chica durante las pasadas fiestas del barrio: "todo es un montaje policial".

Publicidad
Media: 3.92
Votos: 12
Comentarios:
Algunos vecinos de Moratalaz han acudido a la rueda de prensa para mostrar su apoyo al colectivo.

Algunos vecinos de Moratalaz han acudido a la rueda de prensa para mostrar su apoyo al colectivo.

MADRID.- "Haremos todo lo posible por acabar con las mentiras, manipulaciones y montajes que vierte la Brigada Policial de Información, algunos medios de comunicación, y determinados partidos políticos". Tres portavoces de Distrito 14, una asamblea de jóvenes del distrito de Moratalaz, en Madrid, han denunciado el "montaje de la Policía" contra ellos y han condenado "todas las agresiones que se han producido en las fiestas del barrio".

Entre aplausos y el calor de un buen puñado de vecinos de Moratalaz, han vuelto a afirmar que ningún miembro participó en las peleas de las pasadas fiestas del barrio. "Teníamos nuestra propia caseta con permiso municipal en la que estuvimos trabajando viernes, sábado y domingo sin parar. ¿De dónde íbamos a sacar el tiempo para ir a la cacería del pijo, apuñalar a gente y destrozar otras casetas?". La caseta de Ciudadanos, han asegurado, está subcontratada y la llevan personas inmigrantes "con pésimas condiciones laborales y un sueldo ínfimo". El colectivo, que se declara antirracista, ve ilógico que se les acuse de haber atacado a personas trabajadoras de nacionalidad no española.



"Condenamos todas las agresiones que se han producido en las fiestas de Moratalaz".

La policía municipal podría constatar esta información porque su presencia fue constante en los alrededores, según han apuntado. Tres semanas después de los festejos se detuvo a ocho personas, seis de ellas pertenecientes a la organización anticapitalista, que se encuentran en libertad con cargos. Se les acusaba de lesiones, desorden público con agravante de delitos de odio.

¿Por qué la Brigada de Información y no la judicial?

Es lo que se preguntan estos jóvenes. Las últimas detenciones y también las efectuadas el año pasado a 19 de sus miembros cuando interrumpieron el Pleno municipal de la Junta de Moratalaz para protestar contra los desahucios, han sido efectuadas por policías con el rostro cubierto, "armados con escopetas y cascos" pertenecientes a la Brigada de Información. Finalmente esa causa fue archivada y "no apareció en los titulares", han lamentado. "El objetivo de la Brigada Provincial de Información es acabar con Distrito 14, con sus integrantes y con sus familias".

"No les gusta que luchemos contra los desahucios, que montemos el Banco de alimentos. No les gusta que hagamos barrio".

También se cuestionan por qué las denuncias vienen de esa misma Brigada y no de las personas agredidas. De hecho, las últimas tres detenciones que la prensa achaca a miembros del colectivo -y que ellos desmienten- son por una presunta agresión a una mujer perteneciente a un colectivo feminista que ha salido en defensa de los acusados. Han mostrado su solidaridad y han desmentido "rotundamente" cualquier tipo de vinculación entre el supuesto culpable y el colectivo en un comunicado que ha transmitido Distrito 14. El grupo feminista también ha condenado "la instrumentalización y manipulación de los hechos para criminalizar injustamente a este grupo de jóvenes que está siendo represaliado".

Desde que empezaron a funcionar en el barrio en 2012, han sufrido "acoso policial constante". Acciones suyas como la creación de un Banco de alimentos o la recogida de juguetes en fechas navideñas han acarreado a sus miembros algunos desencuentros con la autoridad en los que el apoyo vecinal ha estado muy presente. "La Policía nos llamaba por nuestro nombre cuando nos veían por la calle, empezaron a tomarse el café en los bares de al lado de nuestros portales". El control es total, se han quejado, porque "no les gusta que estemos en Moratalaz, que ayudemos a parar desahucios, que visibilicemos la lacra del machismo o el drama de las personas refugiadas. No les gusta que hagamos barrio".

Pablo Carmona pide cautela a la hora de establecer culpas

La tensión entre los vecinos y la prensa se ha palpado en el turno de preguntas. Los asistentes pedían que los periodistas que alzaban la mano identificasen para qué medio trabajan. "Los únicos que nos han llamado para pedirnos nuestra versión han sido el periódico Diagonal y el diario Público", ha resaltado el portavoz de Distrito 14.

Unos minutos antes de que comenzara esa rueda de prensa, el concejal del distrito, Pablo Carmona ha condenado las agresiones y ha pedido respeto al proceso judicial y a la presunción de inocencia y ha recordado que "las propias agredidas se han desvinculado de las informaciones que culpan a Distrito 14", por lo que ha pedido "mucha cautela" a la hora de achacar los delitos.

Ha aprovechado para aclarar que Ahora Madrid no tiene estructura de partido al uso pero que sí existe, de hecho, gobierna, ha matizado en alusión a las declaraciones de Manuela Carmena. La alcaldesa desvinculaba a su equipo de gobierno del comunicado de solidaridad a Distrito 14 lanzado por Ahora Madrid Moratalaz.