Publicado: 11.11.2013 16:49 |Actualizado: 11.11.2013 16:49

Un olor a soldadura interrumpe el pleno de presupuestos en el Congreso

El diputado Joan Coscubiela asegura que una inspección "cerraría este centro de trabajo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un intenso olor a soldadura de metales ha originado un pequeño revuelo en el Hemiciclo del Congreso de los Diputados pocos minutos después de iniciarse el pleno en el que ha empezado a debatirse el articulado de los Presupuestos Generales del estado (PGE) para 2014. El incidente, como lo ha calificado el propio presidente de la cámara, el popular Jesús Posada, ha obligado a suspender durante unos breves minutos el desarrollo de la sesión.

Unos diputados del grupo parlamentario de La Izquierda Plural han sido los primeros en lanzar la voz de alarma ante la percepción de un fuerte olor a quemado - así lo han dicho a voces en un principio - para alertar a los servicios de la cámara. En realidad, el olor, perceptible también en el pasillo exterior al Hemiciclo, provenía de unos trabajos que se desarrollan en uno de los sótanos del edificio y corresponden a unas soldaduras metálicas que se llevaban a cabo dentro de las obras que se desarrollan en el edificio.

En ese momento iba a intervenir en la defensa de su paquete de enmiendas el diputado de La Izquierda Plural Joan Coscubiela, a quien el presidente ha pedido que no tomara la palabra hastaaveriguar qué sucedía. Despés de unos pocos minutos la normalidad ha regresado al Hemiciclo, que en ese momento registraba una escasa asistencia de parlamentarios.

El propio Coscubiela, profesor universitario de Derecho del Trabajo, ha sentenciado al subir a la tribuna: "Si viene una inspección de Trabajo seguro que cierran este centro de trabajo". En ese momento el fuerte olor todavía no había desaparecido