Publicado: 17.03.2016 18:09 |Actualizado: 18.03.2016 11:25

Mónica Oltra: "No veo motivos para no ir con Podemos en caso de que se repitieran las elecciones"

- "O el PSOE está en la brecha de la batalla contra la troika o no estará"

​- "Queremos que nos quiten la parte de la deuda generada por el déficit de financiación"

- "Hay un equipo negociador en Compromís cuya voluntad es la de sentarse con todo el mundo por responsabilidad"

- "Si el PP no es una organización criminal, se parece bastante"

Publicidad
Media: 4.65
Votos: 17
Comentarios:
Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat Valencia.- EFE

Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat Valencia, ataviada con los tipicos moños falleros.- EFE

VALENCIA.- Mónica Oltra tiene clara su apuesta. Lo dice sin titubeos y sin dudas. Como el que sabe que tiene las matemáticas de su parte. La vicepresidenta de la Generalitat Valenciana quiere un "Gobierno del cambio". Es decir, un Gobierno con Podemos, PSOE, IU y Compromís. Y después, con un acuerdo sólido en la mano de 161 diputados, buscar alianzas o abstenciones que posibiliten la investidura. "Vamos a construir otro acuerdo de Gobierno y después si quiere [Pedro Sánchez], que llame a [Albert] Rivera, que dice que quiere favorecer la gobernabilidad", incide Mónica Oltra, que no obstante reconoce la dificultad de esta opción ya que el líder de Ciudadanos ha manifestado en varias ocasiones que no apoyaría un Gobierno de Podemos. 

"A lo mejor ahí está el problema. Se está configurando un pacto sobre la base de alguien [Ciudadanos] que ya de entrada está excluyendo a otro [Podemos]. Entonces no es la gobernabilidad lo que quieren sino una determinada gobernabilidad y una determinada línea económica, que es la que marca la troika, Merkel y que es la que nos ha situado en esta emergencia social. Eso no es cambio", opina Oltra, que señala que España necesita "un cambio político de verdad" y "no una política de rescatar bancos o que avale los intereses de los grandes empresarios y deje por camino derechos fundamentales de las personas".

"Hay un equipo negociador en Compromís cuya voluntad es la de sentarse con todo el mundo por responsabilidad"

A pesar de estas palabras, el grupo de negociador de Compromís mantuvo el miércoles una reunión con el PSOE y con Ciudadanos de cara a desbloquear las negociaciones para formar Gobierno. "Hay un equipo negociador en Compromís cuya voluntad es la de sentarse con todo el mundo por responsabilidad", dice la vicepresidenta, que recibe al periodista en su despacho de la Consellería de Igualdad, que ella misma dirige. "Este es mi segundo despacho. Paso más tiempo en el de vicepresidencia que aquí, pero este me gusta más. Tiene mucha luz", comenta la vicepresidenta, mientras prepara un par de botellas de agua para hacer frente a la entrevista de cerca de una hora de duración.  



Desde el enorme ventanal del despacho Oltra señala la Conselleria de Gobernación, que fue registrada hace apenas unas semanas en el marco de la Operación Taula. "Valencia no es sinónimo de corrupción. PP es el sinónimo", repite la líder de Compromís, que rápidamente entra en materia y retoma la necesidad de un cambio real en el Gobierno y emplaza a Iglesias y a Sánchez a ponerse de acuerdo, a "mirarse a los ojos" y a buscar "espacios de reunión tranquilos", alejados de los titulares de la prensa diaria donde puedan dejar sus "personajes en la puerta de entrada" y también a "rebajar el nivel de testosterona".

"Hay un exceso voyeurismo, un exhibicionismo, que no favorece en nada a la creación de los espacios íntimos y a generar lazos de confianza. Si todo se dice a través de los medios de comunicación estamos más pendientes del titular de mañana que del pacto de hoy", asegura. 

"Si hay nuevas elecciones quizá no debería repetir ningún candidato"

La vicepresidenta de la Generalitat, no obstante, comparte la afirmación que Pablo Iglesias repitió insistentemente durante la campaña electoral de que el PSOE en la oposición dice unas cosas pero que después cuando llega al Gobierno hace otras diferentes. Por eso, Oltra considera que la mejor opción para formar un Ejecutivo en el Estado español es hacerlo "a la valenciana". Es decir, "con un Gobierno de mestizaje". 

Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat

"El Gobierno de mestizaje implica que no hay compartimentos estancos. Que si el conseller es de un partido, el secretario autónomico debe ser de otro partido. Todos los partidos que estén en el Gobierno tienen que estar en todas las consellerías generando un sentimiento corporativo. De esta manera, cuando se dan discusiones no son entre partidos y sí entre consellerías. Se dan casos de gente del PSOE debatiendo con otros del PSOE y gente de Compromís en desacuerdo con gente de Compromís. Y eso es mucho más sano", defiende Oltra. 

Pero este sistema, dice Oltra, también permite "estar seguros" de que el PSOE hará en el Gobierno lo mismo que defendía en la oposición. "Ha pasado varias veces que el PSOE hiciera en el Gobierno cosas diferentes a las que defendía en la oposición, sobre todo en el Ejecutivo España. En Valencia no pasa esto. Influye mucho que estamos nosotros y que tenemos un sistema de equilibrios, pesos y contrapesos que hace que la tarea de Gobierno se parezca a nuestra oposición y a nuestros compromisos electorales [los de PSOE y Compromís]", incide.

"O el PSOE se sitúa en la lucha contra la troika o no estará"

La vicepresidenta se muestra convencida de que no habrá nuevas elecciones. Dice que "apostaría a que no", pero que, evidentemente, se puede equivocar. "¿Qué supondría la celebración de nuevas elecciones? ¿Que ninguno de los candidatos se presente de nuevo? Alguna consecuencia tiene que tener...  Lo digo por el sinsentido que supondría la repetición de elecciones. Sería enviar el mensaje a los ciudadanos de que han votado mal y yo no acepto eso. Que no nos digan que nos hemos equivocado votando. La repetición de elecciones sería asumir la impotencia de que los actores políticos no han sabido gestionar el voto de la gente", reflexiona. Eso sí, en caso de que se produjera esa repetición, Oltra da por hecho que repetiría coalición con Podemos.

"No veo motivos para no repetir [con Podemos] y las declaraciones que he oído de las caras más visibles de Compromís van en ese sentido. Nadie en Compromís ha planteado lo contrario", señala. La vicepresidenta, no obstante, toma unos unos segundos para contestar a la pregunta de que si desde Podemos se le ofreció ser la número uno de la formación morada en el País Valencià. "No, digamos que no", dice. "¿No le dijeron a usted que Podemos tenía el mejor caballo y usted era la mejor jinete?", le pregunta el periodista. Oltra se da un par de segundos y responde pausada: "¿Eso salió en prensa? No, así no. Creo que nadie me ha dicho nada de esto. Pero no. Yo no voy cabalgando. Voy a pie", replica con una sonrisa que deja a entrever que prefiere callar sobre este tema.  

"Cuando tienes que dedicar cuatro veces más recursos a la deuda que a las personas... es que algo está funcionando mal"

Sobre la posibilidad de que las fuerzas del cambio en Valencia terminen integrándose en una única formación que busque la hegemonía de izquierdas, al estilo Ada Colau, la vicepresidenta de la Generalitat señala que "ve con buenos ojos" la iniciativa de Colau, pero que cree que para Valencia prefiere la fórmula de Compromís. "Somos tecnología política punta", presume. No obstante, Oltra no descarta algún tipo de matrimonio entre las fuerzas del cambio valencianas. "Tendríamos que inventar otra cosa. Un espacio de soberanías compartidas. No un espacio donde un 51% decide el 100%. Ya sé que es raro. Somos raros", explica. 

Un Gobierno contra la troika y por una nueva financiación

La insistencia de Mónica Oltra en formar un "Gobierno del cambio de verdad" tiene varias razones. Por una parte, la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana quiere "un Gobierno que dé la batalla en Europa para acabar con la austeridad". "Estamos en el camino contrario de la Europa del Bienestar y de las libertades. Se puede dar una confluencia del sur de Europa de Gobiernos de cambio y hacer frente juntos a las políticas que han favorecido los intereses de los grandes bancos y las grandes empresas. (...) Los Estados aún tienen mucho poder. Ha habido una cesión de soberanía que ha hecho que muchos estados hayan cedido soberanía a un espacio no democrático. Pero se pueden cambiar todavía las reglas de juego. Ahora Grecia no está sola. Y tenemos que decir que no estamos dispuestos a empobrecernos ni socialmente, ni culturalmente, ni vitalmente", afirma. 

"¿Qué supondría la celebración de nuevas elecciones? ¿Que ninguno de los candidatos se presente de nuevo? Alguna consecuencia tiene que tener..."

¿Pero Mónica Oltra cree que el PSOE está dispuesto a plantarse ante Europa, exigir el fin de las políticas de austeridad e incluso aliarse con las posiciones del primer Gobierno de Tsipras? En este punto, la líder de Compromís en el País Valencià se muestra contundente. "O lo veo en la brecha o no lo veo. Sólo que hay que ver resultados de la socialdemocracia en Alemania en las elecciones del pasado fin de semana. O están en esta brecha o no estarán. Pero eso lo tienen que ver ellos", defiende. 

La otra gran razón de Oltra en insistir y hacer todo lo posible para la conformación de un Ejecutivo de cambio es la necesidad de "tener un Gobierno amigo" con el que poder negociar una nueva financiación para el País Valencià y también entablar conversaciones para "una quita de la deuda". "Pagamos en gastos que nos genera la deuda cuatro veces más que el presupuesto de la Consellería de Igualdad, que se encarga de dependencia, de violencia de género, de pobreza... Cuando tienes que dedicar cuatro veces más recursos a la deuda que a las personas... es que algo está funcionando mal", incide.  

La vicepresidenta, por tanto, se muestra tajante en su intención de obtener una quita de la deuda por parte del Gobierno de España. "Queremos que nos quiten la parte de la deuda que no es responsabilidad ni del mal Gobierno del PP ni de la corrupción. Esa parte hay que regularizarla y hacer una quita. No es responsabilidad nuestra y sí de un sistema de financiación injusto. Necesitamos un Gobierno que entienda que necesitamos un sistema financiación que garantice la suficiencia de ingresos para hacer frente a los derechos que cubrimos desde las comunidades autónomas", apunta Oltra, que repite que Valencia es la Comunidad que menos gasta y que, a pesar de ser pobre, aporta más de lo que recibe a la caja común. 

"Queremos que nos quiten la parte de la deuda que no es responsabilidad ni del mal Gobierno del PP ni de la corrupción. Esa parte hay que regularizarla y hacer una quita"

"Tenemos un problemas de ingresos. No de gasto. Lo que entra es insuficiente. Dicen que hay que cumplir el objetivo de déficit, pero yo también digo que hay que cumplir con el artículo de la Constitución que dice que hay que escolarizar a los niños, mantener los hospitales abiertos e incluir en el sistema de dependencia a las 45.000 personas que tienen derecho y no están recibiendo ninguna ayuda. Somos la comunidad peor valorada en dependencia. No estoy diciendo que recibamos la misma financiación que Euskadi que serían 10.000 millones más y se nos acabarían los problemas", opina. 

Recuperar lo robado

La otra pata indispensable para que el actual Govern del Botànic sea viable es "recuperar el dinero robado". Es decir, para que el Gobierno del cambio en Valencia sea viablde necesitan por una parte un nuevo sistema de financiación y, por otra, traer de vuelta a las arcas de la Generalitat "el dinero que ha sido saqueado". Sin estas dos acciones, Oltra es consciente de los grandes problemas de la Generalitat para hacer frente a sus compromisos de Gobierno. 

"Tenemos que recuperar el dinero que se robó. La Fiscalía y los tribunales tienen que hacer su trabajo y devolvernos el dinero. En Valencia hemos tenido un doble problema. Por un parte, un mal Gobierno, que no ha gestionado bien, y un Gobierno que nos ha saqueado", denuncia Oltra, que señala que la corrupción en Valencia alcanza el 4% del PIB de toda la comunidad autónoma.

"Si el PP no es una organización criminal se parece mucho a la definición del Código Penal"

Sobre la imputación del PP de Valencia por un presunto caso de blanqueo de capitales, la implicación de Rita Barberà o los más de 100 investigados o imputados que acumula el PP valenciano en diferentes tramas de corrupción, Oltra señala que la cifra más preocupante es la de trece exconsellers o exvicepresidentes que están en prisión, procesados o siendo investigados. 

"Cuando la corrupción está en ese nivel tan alto... uno se puede imaginar que hay debajo. Es decir, si la corrupción está en el primer nivel todo está afectado. ¿Alguien se imagina que 13 exministros de España estuvieran procesados, imputados o en prisión? Es dramático", lamenta la líder de Compromís en el País Valencià, que denuncia que el "ordenador central de la corrupción es la libreta de Bárcenas". "Hay constancia documental de que fue así", incide. 

Oltra defiende que el Partido Popular de Valencia "utilizó el poder para perpetuarse en el Gobierno y en el saqueo". "Eso se hizo a través de tramas de corrupción que favorecían determinados intereses no sólo de los propios miembros del partido y sí de los intereses del partido en su conjunto, que con esta financiación ilegal concurría a las elecciones dopado y con las cartas marcadas. Pero tampoco hay que olvidar a los empresarios. Esa red corrupta y de saqueo permitía desviar dinero público hacia intereses particulares con la contraprestación de mantener al PP en el poder a costa de lo que fuera. Era un poder omnipresente que invadía todas las esferas pública. No hay institución importante que no esté salpicada por la corrupción: las tres diputaciones, la Generalitat, los grandes ayuntamientos...", prosigue.

La vicepresidenta explica que ha encontrado en los cajones "mala gestión, abandono y agujeros negros": "Hemos visto facturas sin concepto, facturas sin pagar y facturas pagadas que no aparecen. Esto es lo último. El día antes de tomar posesión el nuevo presidente se pagó una factura de RTVV. Pero no sabemos qué se ha pagado ni a quién. No hay registro de ningún tipo. Sólo un número". De esta manera, Oltra considera que si el PP no es una organización criminal "se parece bastante". 

"Entiendo que tiene traza de una organización que se ha dedicado a delinquir colectivamente y que se ha beneficiado colectivamente de cometer delitos. Si lees el articulo del Código Penal que define a las organizaciones criminales... Se parece bastante a lo que ha pasado aquí", concluye.