Público
Público

ExclusivaLas cloacas de Interior

La 'Operación Cataluña' Albert Rivera participó en la boda donde la Policía pactó con los Cierco traicionar a Pujol

El líder de Ciudadanos, que acaba de aliarse con el PP para cerrar en falso la comisión de investigación del Congreso sobre la brigada política de Interior, asistió al banquete en el que dos altos mandos policiales convencieron a los dueños de la Banca Privada de Andorra de que facilitasen a Interior el extracto de la cuenta andorrana del expresident de la Generalitat

Publicidad
Media: 3.47
Votos: 30
Comentarios:

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, saluda al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la entrega de las Medallas de la Comunidad de Madrid y las Condecoraciones de la Orden del Dos de Mayo. EFE/Paco Campos

Ha fingido buscar la verdad y querer tirar de la manta sobre la brigada política organizada en Interior por el exministro Jorge Fernández Díaz. Pero, al llegar la hora de la verdad, ha ayudado al PP a echar tierra sobre el asunto.

Según ha podido saber Público, el líder de Ciudadanos –que esta mañana se ha aliado con el PP para cerrar en falso la comisión de investigación sobre Fernández Díaz– asistió a la boda de un familiar del abogado catalán José María Fuster Fabra en la que se fraguó la traición de los dueños de la BPA al expresident Jordi Pujol

Aquella boda y banquete se celebró el 21 de junio de 2014 en la finca La Camarga –casualmente llamada igual que el restaurante en el que fueron grabadas en 2010 la examante de Jordi Pujol júnior y la líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho–, situada en la carretera de Colmenar Viejo (Madrid), y a ella fueron invitados el director adjunto operativo (DAO) y el jefe de Asuntos Internos de la Policía, precisamente para que coincidieran con Higini Cierco (propietario de la Banca Privada d'Andorra junto a su hermano Ramon), tal como reveló en exclusiva Público.

Pino y Martín-Blas compartieron mesa en la boda con Higini Cierco y Fuster Fabra. Después se les acercó Albert Rivera y hasta se hizo fotos con ellos

El DAO, Eugenio Pino, y su subalterno Marcelino Martín-Blas se sentaron en la misma mesa que Fuster Fabra, Higini Cierco y un alto ejecutivo de la BPA (todos ellos, con sus mujeres), y la conversación transcurrió entre risas y muestras de cordialidad –nada parecidas a las supuestas amenazas que ahora denuncian los hermanos Cierco–, según revelaron a Público invitados que estaban en una mesa cercana. Hacia el final de la comida, y cuando se estaba preparando el baile de celebración, se acercó a la mesa Albert Rivera, quien bromeó con los comensales y hasta se hizo fotos con ellos, según las mismas fuentes.

Pocos días después, en torno al 26 de junio, los propietarios de la BPA enviaron a su consejero delegado, Joan Pau Miquel, a Madrid para reunirse con "un mando policial" –que le fue identificado únicamente como "Félix" pero era Martín-Blas–, a quien le entregó voluntariamente el extracto de la cuenta del expresident Jordi Pujol (en realidad, una anotación informal no bancaria) que mostraba los ingresos y transferencias realizadas a través de la BPA: casi 5 millones de euros.

El trato era simple: los Cierco entregaban los datos de la cuenta de Pujol e Interior paraba la investigación sobre el Banco Madrid

El trato con los dos accionistas mayoritarios de la BPA era simple: ellos entregaban los datos de la cuenta de Pujol –pese a la legislación andorrana que considera delito la violación del secreto bancario– y a cambio Interior paralizaría las investigaciones sobre el Banco Madrid (adquirido por la BPA) por presunto blanqueo de capitales. Sin embargo, la Dirección Adjunta Operativa no consideró suficiente el material entregado por Joan Pau Miquel –puesto que no se trataba de auténticos extractos bancarios– y la investigación sobre Banco Madrid continuó.

Después, en marzo de 2015, el Financial Crimes Enforcement Network (FinCEN) del Tesoro de EEUU acusó a la BPA de haber facilitado el blanqueo de miles de millones de dólares de las mafias rusa y china, así como de la petrolera estatal venezolana PDVSA, y las autoridades financieras de Andorra intervinieron el banco y detuvieron a Joan Pau Miquel. A continuación, Higini Cierco denunció que fue extorsionado por la Policía española para que revelase los datos bancarios de Pujol.

Sospechosamente, uno de los más destacados integrantes de la brigada política que dirigía Eugenio Pino –cuya existencia fue desvelada por Público al ofrecer en exclusiva los audios de las grabaciones al ministro del Interior en su despacho oficial–, el excomisario José Manuel Villarejo Pérez, ha ido a certificar ante notario que él fue el autor de las "notas informativas" de Interior (sin membrete ni firma ni identificación del número de placa del policía) en las que se describía la llamada Operación Cataluña.

Con esta actuación sin precedentes, Villarejo está apoyando activamente a los hermanos Cierco –quienes incluso han recurrido a un abogado, Javier Iglesias, muy cercano al PP y al excomisario– en su querella por supuestas coacciones policiales, dirigida exclusivamente contra Martín-Blas, en una clara maniobra para exculpar al resto de la brigada política: desde Pino hasta su jefe de gabinete, José Ángel Fuentes Gago.

Por su parte, fuentes del equipo de Rivera desligan por completo su asistencia a la boda de cualquier actuación parlamentaria. Estas fuentes aseguran que ni siquiera asistió al banquete y que, del mismo modo que hace con cualquier ciudadanos que le para por la calle, aceptó hacerse un selfie con las mujeres de los citados comisarios sin saber siquiera quién es eran.

Las fuentes de la formación naranja señalan que mañana miércoles su grupo votará a favor de la prórroga de los trabajos de la comisión  sobre Fernández Díaz y que no tienen inconveniente alguno en pedir la comparecencia de los comisarios.

Preguntas en el Parlament

Ciudadanos preguntó en la comisión de investigación del Parlament si las pesquisas podían al final cerrarse en falso

El diputado de Ciudadanos en el Parlament de Catalunya Matías Alonso Ruiz preguntó hace ahora una semana a la periodista de Público Patricia López –citada como primera compareciente en la comisión de investigación creada por esa Cámara sobre la Operación Cataluña– si no temía que las pesquisas sobre toda esta trama (incluido el llamado caso Pujol) se cerrasen en falso (como se puede ver en el siguiente vídeo, a partir del minuto 5.30):

Patricia López también fue interrogada por el parlamentario catalán Lluís Guinó y Subirós, de Junts pel Sí, sobre las supuestas amenazas de la brigada política a los hermanos Cierco para que revelasen la cuenta de Pujol y la periodista –autora de la mayor parte de las exclusivas sobre la Operación Cataluña y las cloacas de Interior– replicó que "los Cierco se ofrecieron desde el primer momento a ayudar [a la Policía española] contra los Pujol", como se puede ver en este otro vídeo:

Para la reportera de Público, "es de risa" la acusación de los hermanos Cierco de que les extorsionó Martín-Blas, cuando Higini y su esposa estuvieron departiendo y celebrando en torno a la misma mesa, en la boda antes citada, con ese comisario, con Eugenio Pino y con el abogado Fuster Fabra, así como con sus mujeres, para después enviar a Miquel a Madrid a entregar los datos bancarios de los Pujol voluntariamente. "Creo que lo mismo son clientes también de la cloaca", concluyó, refiriéndose a los accionistas mayoritarios de la BPA.