Publicado: 15.07.2015 17:21 |Actualizado: 15.07.2015 17:21

La oposición cree que el cuadro económico que dibuja Rajoy no es creíble y reduce el gasto social

Toda la oposición en el Congreso, salvo UPN, ha coincidido en considerar que los presupuestos están diseñados en "clave electoral" y son "desequilibrados".

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:

Toda la oposición en el Congreso, salvo UPN, ha coincidido hoy en considerar que el cuadro macroeconómico del Gobierno no es creíble y está diseñado en "clave electoral", pero, además, han acusado al Ejecutivo de diseñar unos presupuestos para 2016 "desequilibrados" pero, sobre todo, alejados de lo social. En sus intervenciones en el debate en la Cámara baja sobre los objetivos de estabilidad (2016-2018) y el techo de gasto para el próximo año, todos los grupos ha avanzado el voto en contra con la única excepción de UPN que ha asegurado el respaldo de su partido "por lealtad" al PP y su compromiso con los presupuestos.

Por parte del grupo socialista, el portavoz en la Comisión de Presupuestos del Congreso, Joan Rangel, ha acusado al Gobierno de utilizar los presupuestos del Estado en "clave electoral" y le ha preguntado al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, si se había detenido a valorar el coste social de su propuesta. Rangel ha asegurado que los presupuestos son "pura propaganda" para "pintar una España de colores cuando en realidad están construyendo una España en blanco y negro".



Los objetivos de déficit "están llamados al fracaso" y ha pedido un nuevo reparto, más adecuado y flexible

Por parte de Convergencia, el portavoz Pere Macias ha indicado que la administración central es la que más ingresos recibe y la que menos problemas tiene para reducir el déficit, al contrario que las comunidades. Así, ha defendido un nuevo reparto de los objetivos de déficit "porque las comunidades ya no pueden más" y ha acusado a Montoro de "cicatería autonómica". En la misma línea, el diputado de Unió Antonio Picó ha asegurado que los objetivos de déficit "están llamados al fracaso" y ha pedido un nuevo reparto, más adecuado y flexible.

El portavoz adjunto de Izquierda Plural, Joan Coscubiela, ha calificado las previsiones del Gobierno de "irreales, increíbles y tramposas" y ha asegurado que comportan una redistribución desequilibrada del esfuerzo, castigan a las comunidades y derivan en una centralización del Estado. "Ustedes crean el fuego y cuando intentan apagarlo se presentan como los grandes bomberos y dicen a los demás que somos manirrotos" ha dicho Coscubiela que ha augurado que el Gobierno planea "una estafa electoral".

Para el diputado de UPyD Rafael Calduch, la propuesta de objetivos de déficit y deuda para 2016 son la expresión de los "deseos" del Gobierno, pero carecen de base sólida. Desde el PNV, el diputado Pedro Azpiazu ha tildado la intervención de Montoro de "publirreportaje" y ha dicho que "hoy se comienzan a dar los pasos de un fraude democrático que contará solo con los votos del PP". Azpiazu ha criticado que el Gobierno haga todo tipo de promesas de rebajas fiscales para conseguir "un puñado de votos" y ha afirmado que el próximo Gobierno tendrá que rehacer el documento presupuestario, "de arriba a abajo".

Cifras "poco probables"

El diputado de Amaiur Rafael Larreina ha considerado "poco probables" las cifras que contempla el cuadro macroeconómico mientras que el portavoz de ERC Joan Tardá ha arremetido contra Montoro, a quien ha llamado el "demonio" y la representación del "ahogo" económico que "condena" a las comunidades autónomas. La diputada del BNG, Olaia Fernández Davila, también se ha dirigido a Montoro para acusarle de dejar en herencia una "nefasta política" para el futuro Gobierno.

Por CC, el diputado Pedro Quevedo ha asegurado que la única evidencia es que las políticas del Gobierno no funcionan y el portavoz de Compromis, Joan Baldoví, se ha quejado de la "insuficiente, injusta y raquítica" financiación de las autonomías. En la misma línea, el diputado Enrique Álvarez Sostres, de Foro Asturias, ha dicho que el Ejecutivo "machaca" a las pequeñas comunidades mientras que el diputado de Geroa Bai, Bizente Serrano, ha subrayado las dificultades de la Comunidad Foral con estas propuestas.

Por parte de UPN, Carlos Salvador, ha destacado su apoyo "por lealtad" a los presupuestos y ha incidido en las buenas previsiones de crecimiento para España de organismos internacionales que reflejan la "confianza" existente.