Público
Público

Toda la oposición insiste en que Rajoy mintió sobre Bárcenas en el Congreso

El PP se escuda en que el único propósito es deteriorar la imagen "de un hombre justo y honesto", según su portavoz adjunto 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por fin el pleno del Congreso de los Diputados ha podido debatir a última hora de la tarde del martes las mociones que los grupos parlamentarios socialista y La Izquierda Plural presentaron en su día para denunciar lo que consideran las mentiras que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pronunció al referirse a su relación con el 'caso Bárcenas' en su comparecencia ante la cámara el pasado 1 de agosto. Durante varias semanas la Mesa de la institución, con la mayoría absoluta del PP, ha impedido su tramitación, una actitud sin precedentes en la historia parlamentaria.

Esa mayoría absoluta del PP ha impedido que las dos iniciativas fueran aprobadas por la cámara. Sin embargo, todos los grupos de la oposición fueron unánimes a la hora de criticar el tortuoso proceso de entorpecimiento ejercido por el PP sobre las iniciativas de la oposición torno al 'caso Bárcenas' tras la comparecencia de Rajoy.

En cualquier caso, el formato de debate no daba para mucho. Breves intervenciones en las que, en el caso de la moción de La Izquierda Plural, su defensor, José Luis Centella, ha criticado el veto del PP y ha defendido las medidas de su moción: crear una comisión de investigación sobre la financiación de los partidos, reformar el Reglamento del Congreso y denunciar las mentiras de Rajoy, entre otras. La oposición las respaldo, excepto CiU y PNV que se abstuvieron en algunos puntos.

El portavoz adjunto del grupo parlamentario conservador, José Antonio Bermúdez de Castro, fue muy duro en su turno. 'Da lo mismo qué explicaciones diese el presidente del Gobierno en su comparecencia; de lo que se trata es deteriorar la imagen de una las personas más justas y honestas que conozco', dijo como corolario de sus argumentos. Previamente descalificó todos y cada uno de los puntos de la moción y apeló a sumarse a las iniciativas aprobadas por el Gobierno para combatir la corrupción y, especialmente, a la tramitación de la ley de Transparencia 'en lugar de votarla en contra cuando es un instrumento adecuado'.

En el debate de la moción del grupo socialista la tensión subió de tono. La portavoz del grupo, Soraya Rodríguez, tras denunciar las trabas en la tramitación de las mociones, afirmó: 'El presidente del Gobierno mintió en su comparecencia en sede parlamentaria. Esas mentiras fueron para eludir responsabilidades sobre la presunta financiación irregular del PP durante 20 años y que sirvió para financiar campañas electorales superando los límites legales'. En la bancada socialista ocupó su escaño el líder socialista Alfredo Pérez Rubalcaba.

Tras leer una norma del código ministerial británico según la cual todo miembro del Gobierno debe dimitir si miente en sede parlamentaria se pregunto: '¿Esta ésta cámara en condiciones de suscribir este principio?'. Rodríguez recalcó que en la interpelación previa al debate de hoy en el que intervino la vicepresidenta Sáenz de Santamaría en nombre del Gobierno 'no hay ninguna frase en la que dijese que Rajoy no mintió, pese a que realizó todo un esfuerzo de retórica para hablar durante 15 minutos'.

Esa frase suscitó protestas desde la bancada conservadora. En la fila azul del Gobierno no estuvo, como era previsible, el presidente Rajoy, ni Santamaría; tan solo estuvo presente el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. La portavoz socialista insistió en que tras la intervención de Rajoy quedó demostrado que mintió sobre su relación con Bárcenas y sobre la relación del ex tesorero con el partido y su militancia en la organización. 'Los mensajes telefónicos desvelados posteriormente y las revelaciones conocidas sobre el pacto para fijar sus salario y condiciones económicas lo demuestran', ha insistido Rodríguez.

El resto de grupos de la oposición se pronunció en similares términos sobre el contenido de la moción socialista, en la que en distintos apartados reclama comportamientos éticos para los miembros del Gobierno durante sus comparecencias ante la cámara, además de recriminar expresamente las mentiras de Rajoy en su comparecencia del pasado día 1 de agosto. Este punto recibió la abstención del PNV y de CiU.

En nombre del grupo conservador, el portavoz Alfonso Alonso, pasadas las diez de la noche, justificó las dificultades de la tramitación del debate porque 'el grupo socialista ha querido presentar un sucedáneo de moción de censura ya que no tienen la gallardía de hacerlo directamente'. Y atacó directamente a la portavoz socialista 'que ha venido a este debate a levantar la voz y a descalificar al presidente del Gobierno. Su estrategia es entrar siempre al degüello, no han querido pactar en ningún momento. Solo les importa decir que el presidente ha mentido porque su verdad es la de Bárcenas. El presidente, a pesar de sus insultos. Lleva dos años diciendo las verdades que ustedes ocultaron a los españoles'.

'¿No tienen ustedes problemas en el PSOE con la corrupción?', ha espetado Alonso a la bancada socialista para denunciar 'su actitud e superioridad moral de quienes se creen estar en posesión de la verdad'. El portavoz popular le ha emplazado a explicar qué beneficios tiene para la sociedad española el modelo de oposición que realiza el partido socialista. 'No es propio de u partido como el suyo que ha gobernado tantos años adoptar una deriva de radicalidad, como si fuera un partido minoritario', ha concluido Alonso, no sin antes recomendar que aplique 'su propia medicina en el caso de los ERE en Andalucia'. Como era previsible, ninguna de las mociones fue aprobada en la posterior votación.