Público
Público

La oposición obliga al Gobierno a poner en los PGE los 200 millones prometidos contra la violencia de género

Una enmienda transaccional impulsada por el PSOE y apoyada por el resto de grupos incluye una transferencia de 120 millones para los ayuntamientos y las CCAA, a añadir a los 80 millones ya presupuestados

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, momentos antes del debate de las enmiendas parciales al proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2018, que tiene lugar en el Pleno del Congreso de los Diputados de Madrid. EFE/Javier Lizón

La oposición ha logrado doblar el pulso al Gobierno y, finalmente, se destinarán 200 millones de euros comprometidos en el Pacto contra la Violencia de Género, que estaba incumpliendo flagrantemente el Ejecutivo.

Una enmienda transaccional impulsada por el PSOE y apoyada por el resto de Grupos pedía que esos 120 millones se contemplaran en los Presupuestos Generales del Estado vía transferencia, con 100 millones para para las comunidades autónomas y 20 millones para las corporaciones locales. Independientemente de los 80 millones ya presupuestados.

La diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, ya adelantó que el apoyo de su grupo a los Presupuestos lo condicionaba a esta partida y, a raíz de este anuncio, la portavoz de Igualdad del PSOE, Ángeles Álvarez, empezó a negociar con PNV y Nueva Canaria, partidos que también apoyan las Cuentas del Estado. Ambas formaciones decidieron sumarse a esta transaccional y, finalmente, también lo ha hecho el Grupo Parlamentario Popular al quedarse en minoría.

El Gobierno había incumplido el Pacto contra la Violencia de Género al destinar sólo 80 millones de euros de los Prepuestos Generales del Estado, instando a que los otros 120 millones los destinaran las comunidades autónomas y los ayuntamientos del incremento que había obtenido en la financiación autonómica.

Para todos los grupos de la oposición esto era un auténtico fraude ya que, además, no tenían ninguna obligación las instituciones de destinar este dinero a dicho objetivo, y dependía de su voluntad política. “Era todo un engaño”, manifestó a Público la portavoz de Igualdad del PSOE, Ángeles Alvarez.

En la enmienda transaccional, por el contrario, se contempla esta partida presupuestaria vías transferencia, pero con un objetivo finalista, es decir, el dinero tendrá que ser destinado por autonomías y ayuntamientos a la lucha contra esta lacra social.

Anula una enmienda previa

Así, la enmienda transaccional que se votará este martes en el Pleno del Congreso garantiza el cumplimiento del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, en donde el Gobierno se comprometió a invertir 1.000 millones en los próximos cinco años, a razón de 200 millones anuales.

Esta enmienda va más allá de lo que el PP pactó previamente en Comisión con Ciudadanos, el PNV, UPN, Coalición Canaria, Nueva Canarias y Foro Asturias, para aumentar en 50 millones la cuantía estatal, hasta sumar 130. Finalmente, y tras el acuerdo al que se ha llegado este lunes, esta iniciativa ya no prosperará.