Público
Público

La oposición se rebela contra el pacto antiyihadismo de PP y PSOE

Todos los grupos, excepto UPN, CC y Foro Asturias, rechazan el acuerdo de reforma del Código Penal y denuncian la "cacicada" que supone tramitarlo por la vía de urgencia.

Publicidad
Media: 5
Votos: 6
Comentarios:

MADRID.- Una "cacicada" electoralista. Así han definido este miércoles los portavoces de los grupos parlamentarios de la oposición —con la excepción de UPN, CC y Foro Asturias— el pacto antiyihadismo suscrito el lunes por Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. El acuerdo bipartidista para la reforma del Código Penal en materia de delitos de terrorismo ha suscitado no pocas críticas, tanto por el "fondo" —incluye la "prisión permanente revisable" (cadena perpetua)— como por la "forma" de llevarlo a cabo —por la vía de urgencia—.

Tras la reunión de la Junta de Portavoces de hoy, el debate de la proposición de ley se realizará en el pleno del próximo martes 10 de febrero. Pasado ese trámite de toma en consideración se abrirá un plazo rápido de enmiendas para que la norma pueda ser aprobada la semana siguiente. Es decir, que en contra de lo habitual, los cambios legales no se acometerán a través de un proyecto de ley del Gobierno, sino merced a una proposición de ley, lo que permite acelerar los trámites y eludir informes de los órganos consultivos como es el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el Consejo Fiscal o el Consejo de Estado.

"Las cacicadas son cacicadas, tanto si son sólo del PP como si les acompaña el PSOE", sentenció el diputado de la Izquierda Plural Joan Coscubiela. "El PSOE ha perdido el norte: hace unos meses reconoce el error del trámite exprés de la reforma constitucional y también el que permitió acabar con la justicia universal y ahora hace lo mismo que denunció al PP", agregó. 

Su compañero de formación José Luis Centella tildó de "esperpento" y "trágala" el debate de la próxima semana. "Asistiremos a la tramitación por la vía de urgencia y casi con nocturnidad a la tramitación ultrarápida de un acuerdo de Estado PP-PSOE en lugar de establecer un debate sereno y con más participación parlamentaria", lamentó. 

"Esta ley no será utilizada sólo contra el yihadismo, es un arma de destrucción masiva de derechos, especialmente, en manos de un ministro de extrema derecha como [el titular de Interior, Jorge] Fernández Díaz", criticó Coscubiela. "No hará a España más segura, sino al contrario: tendremos una democracia más tutelada y más amordazada", agregó Centella. 

El portavoz adjunto de UPyD, Carlos Martínez Gorriarán, por su parte, se ha mostrado "desconcertado" con la actitud del PSOE. "Está inmerso en una contradicción flagrante", ratificó, en alusión a la intención manifestada de los socialistas de recurrir al Constitucional la cadena perpetua pese a haberla asumido en el pacto antiterrorista. Además, considera electoralista la foto de Rajoy y Sánchez ya que, dice, "sólo buscan mantenerse en el centro de la información política para que sólo se hable de ellos". "Es un acuerdo que no aporta nada: no se sabe qué mejora para que el Estado se pueda defender de este tipo de terrorismo", concluyó.

Desde el PNV y Amaiur las críticas a la prisión permanente revisable fueron más contundentes. "Hay líneas rojas que no estamos dispuestos a aceptar", sentenció el portavoz adjunto del grupo vasco, Pedro Azpiazu. que prevé, incluso que "será muy difícil" que acepten las posibles enmiendas de la oposición "dado el compromiso entre el PP y el PSOE".  Jon Iñárritu (Amaiur) lamentó "tanto el fondo como la forma" de la reforma con la que "podrá ser calificada de terrorista cualquier acción de protesta". "Se extiende la concepción de terrorista como un chicle para coartar libertades y derechos", zanjó.

Por su parte, el portavoz adjunto de CIU, Jordi Jané, ha mantenido una postura más descafeinada y ha admitido que aún no sabe cuál será el voto de su grupo la próxima semana. Ha rechazado la "reforma exprés" del Código Penal pero ha insistido en que su formación "nunca está en contra de que se reformen las leyes para fortalecer la defensa de los estados democráticos ante esas nuevas formas de terrorismo". Aun así, advirtió: "Compartir objetivo no significa compartir texto", por lo que presentarán las enmiendas pertinentes a la nueva ley.