Publicado: 18.10.2016 14:48 |Actualizado: 19.10.2016 09:03

La oposición es unánime: reprueba a Fernández Díaz por perseguir al soberanismo y exige su destitución

Tan solo el grupo parlamentario popular defiende al titular de Interior y califica las conversaciones desveladas por 'Público' con Daniel de Alfonso como “grabaciones realizadas de forma ilegal”, al tiempo que ataca el proceso independentista catalán

Publicidad
Media: 5
Votos: 5
Comentarios:
El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz (c), junto a la presidenta del Congreso, Ana Pastor (3-i), durante el acto de homenaje y entrega de condecoraciones de la Cámara Baja a la Policía Nacional con motivo de la celebración del Día de

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz (c), junto a la presidenta del Congreso, Ana Pastor (3-i), durante el acto de homenaje y entrega de condecoraciones de la Cámara Baja a la Policía Nacional con motivo de la celebración del Día de la Policía, que ha presidido este martes. EFE/Mariscal

MADRID.- Una mayoría parlamentaria en el Congreso de los Diputados ha respaldado este mediodía una proposición no de ley (PNL) por la que se reprueba al ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, por sus actuaciones presuntamente delictivas que se ponen de manifiesto en las grabaciones desveladas el pasado mes de junio por Público. En los audios, el ministro junto con Daniel de Alfonso —entonces jefe de la Oficina Antifrau— se proponía perseguir el proceso soberanista en Catalunya.

La iniciativa, que ha recibido el respaldo de toda la oposición parlamentaria, también plantea su destitución inmediata. Así se refleja en el texto de la iniciativa presentada por los diputados del Partit Demòcrata Catalá (PDC, la antigua Convergéncia), del grupo Mixto de la Cámara baja. Tan solo el grupo parlamentario popular se ha mostrado en contra de la iniciativa de la formación independentista catalana.



La aprobación de esta iniciativa se ha producido en el seno de la comisión de Interior de la Cámara baja, que ha debatido la PNL del grupo catalán en su primera reunión ordinaria en esta legislatura. En el debate, que ha transcurrido con cierta tensión ante los fuertes descalificativos lanzados por los diferentes portavoces de los grupos de la oposición, ha habido unanimidad entre la oposición.

No es la primera vez que el Congreso se posiciona en contra de la gestión del ministro: en el primer pleno de la legislatura se aprobó la creación de una comisión de investigación sus maniobras junto de Alfonso, algo sin precedentes en la historia

No es la primera vez que la institución parlamentaria se declara por amplia mayoría en contra de la gestión del ministro Fernández Díaz. Hace unas semanas, en el primer pleno ordinario de la Cámara baja en esta legislatura, se aprobó la creación de una comisión de investigación para conocer los entresijos de las maniobras elaboradas por el titular del departamento del Interior conjuntamente con el director de la Oficina Antifrau de Catalunya, Daniel de Alfonso, una propuesta sin apenas precedentes en la historia parlamentaria española.


La comisión de investigación está pendiente de su constitución, pero mientras tanto en la comisión de Interior se ha puesto de manifiesto que el titular del Ministerio del Interior es el miembro del Gobierno en funciones que más rechazo genera en el hemiciclo. A única defensa que ha tenido Fernández Díaz ha sido en boca del portavoz popular, José Alberto Martín-Toledano, quien ha rechazado las acusaciones entre otras razones por el hecho de que todas las denuncias contra él “han sido rechazadas y archivadas, al tiempo que lo que se está investigando es el origen ilegal de las grabaciones, así como su filtración”.

El portavoz del PDC, Sergi Miquel, ha explicado que los sucesos puestos de manifiesto en las grabaciones difundidas por Público “son merecedoras de un capítulo de la serie House of Cards sino no fuera porque son reales y de una extrema gravedad”. Tanto este portavoz como los diferentes representantes de los grupos políticos han destacado la gravedad de que desde el poder de un ministerio se persiga a quienes son adversarios políticos.

“Ha creado una camarilla policial paralela en el ministerio”, ha denunciado la diputada socialista Ángeles Álvarez con el propósito de interferir en investigaciones de su propio departamento o desde los juzgados “como en el caso del ático del ex presidente madrileño Ignacio González”. Otros portavoces, como Rafael Mayoral, de Podemos, ha criticado la negativa del ministro a comparecer ante la institución parlamentaria al tiempo que ha denunciado la resistencia de Rajoy a destituirlo. “Es muy grave que en democracia se quiera perseguir a los adversarios políticos”, ha denuniado.