Publicado: 23.12.2015 14:09 |Actualizado: 23.12.2015 15:31

Oriol Junqueras deja la alcaldía de su pueblo, Sant Vicenç dels Horts, para centrarse en la "política nacional"

El también presidente de ERC asumiría la vicepresidencia económica del gobierno catalán si las bases de la CUP aceptan el domingo la última "propuesta de acuerdo" hecha por JxSí. La formación de la izquierda independentista no conocía el anuncio de Junqueras.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2
Comentarios:
El presidente de ERC, Oriol Junqueras, durante la rueda de prensa ofrecida esta tarde tras la reunión extraordinaria de la ejecutiva de la formación. EFE/ Andreu Dalmau

El presidente de ERC, Oriol Junqueras. EFE/ Andreu Dalmau

BARCELONA.- Noticia sorprendente en la política catalana. No porque fuera inesperada, sino por el momento en el que se ha producido. El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha anunciado que deja la alcaldía de su pueblo, Sant Vicenç dels Horts —un municipio de 28.000 habitantes ubicado en el área metropolitana de Barcelona—, para centrar sus esfuerzos en "la etapa histórica que está viviendo nuestro país, que camina firme hacia la independencia y hacia a una sociedad más próspera y justa".

La renuncia se formalizará el próximo día 29 de diciembre, con la celebración de un pleno extraordinario, y se ha notificado a través de un comunicado en el que Junqueras deja claro que no deja la actividad pública, sino que "desde la política nacional [catalana] continuaré trabajando y dedicándome en cuerpo y alma a la mejora de los vicentinos y de todos los ciudadanos de Catalunya".



La renuncia llega sólo tres días después de que ERC superara a CDC en las elecciones generales, repitiendo un sorpasso en el marco del independentismo que ya se vivió en las europeas del año pasado. Y, además, se produce a cuatro días de la decisiva asamblea nacional de la CUP, en la que las bases de la formación anticapitalista decidirán si aceptan o no la "propuesta de acuerdo" hecha pública ayer por Junts pel Sí (JxSí) para investir al nuevo gobierno catalán. Si la propuesta es aprobada, Junqueras se convertiría en el vicepresidente económico del nuevo ejecutivo, un cargo totalmente incompatible con una alcaldía. En cambio, si las bases de la CUP rechazan, de nuevo, la investidura de Artur Mas, el escenario más probable seria la celebración de unas nuevas elecciones autonómicas en marzo, en las que ya sin la candidatura de JxSí Junqueras se enfrentaría a Mas por la primacía del movimiento independentista.

La decisión de Junqueras ha desatado rápidamente una gran rumorología, tanto en el sentido de que si ha renunciado al cargo es porque da por hecho que la CUP aceptará el acuerdo con JxSí, como en el contrario, y que el paso le servirá para prepararse para unos nuevos comicios en los que aspirará directamente a la presidencia. Con todo, fuentes de la CUP conocedoras de las negociaciones con JxSí han confirmado a Público que no sabían absolutamente "nada" de la noticia, aunque admiten que puede ser un elemento que "tensione" una asamblea en la que las posiciones dentro de la organización están bastante divididas.

Junqueras era alcalde de Sant Vicenç dels Horts desde junio de 2011 y ha compatibilizado el cargo con la presidencia de ERC —a la que llegó sólo tres meses después— y con su condición de diputado al Parlament de Catalunya desde enero de 2013.

Baños ve "carencias" en la propuesta de JxSí

JxSí presentó ayer, martes, su teóricamente última propuesta para llegar a un acuerdo con la CUP, que mantiene a Artur Mas como presidente del gobierno e incorpora un plan de choque cifrado en 270 millones de euros, muy lejos de los 3.000 que costaría el planteado como propuesta "de mínimos" por la formación de la izquierda independentista. En una entrevista en TV3, el presidente del grupo parlamentario de la CUP, Antonio Baños, ha afirmado que el documento de JxSí —que tiene 61 páginas— tiene "carencias" porque queda muy lejos del programa político del su partido y ha añadido que los 270 millones del plan de choque son "escasos". En otra entrevista, la también diputada cupaire Anna Gabriel ha reconocido que a pesar de no ser un texto de la CUP, es un documento trabajado por los negociadores de ambas partes.

Si bien gran parte de las medidas planteadas por JxSí formaban parte de su propio programa para las elecciones del 27 de septiembre, en algunos ámbitos se nota claramente la mano de la CUP, como por ejemplo en la paralización del proyecto BCN World, que se abra la puerta a recuperar la gestión pública de la empresa Aigües Ter – Llobregat —privatizada por el gobierno de Mas—, que se derogue el decreto que permite al Àrea Metropolitana de Barcelona ceder parte del canon del agua a empresas privadas o que se reduzcan en un 50% el tiempo medio de las listas de espera para la primera visita médica a un especialista y para una prueba diagnóstica. La decisión queda en manos de las más de 4.000 personas que se han inscrito para participar el domingo en la asamblea nacional que la CUP hará en Girona.