Publicado: 17.12.2014 18:09 |Actualizado: 17.12.2014 20:13

Oriol Pujol declarará como imputado por otro caso de cohecho

Declarará por supuestas comisiones millonarias al facilitar el acceso de las empresas de ITV al poder de la Generalitat, según la Fiscalía. Algunos conductores pitan a Marta Ferrusola al ser reconocida en la puerta de su casa.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El portavoz de CiU, Oriol Pujol.

Según la Fiscalía, Oriol Pujol utilizó sus influencias en beneficio propio

"Mensis horribilis" para la familia Pujol. La fiscalía ha solicitado al juzgado de Barcelona que se cite a Oriol Pujol por un segundo delito de cohecho en la investigación de las adjudicaciones de los servicios de Inspección Técnica de Vehículos en Catalunya. La noticia se conoce al día siguiente de difundirse la imputación por fraude fiscal y blanqueo atribuida por un juzgado de Barcelona contra el expresident Jordi Pujol, su mujer Marta Ferrusola y tres de sus siete hijos –Marta, Mireia y Pere-, que tendrán que declarar el 27 de enero en el juzgado de instrucción 31 de Barcelona por el origen del patrimonio oculto en paraísos fiscales durante 34 años.

En el caso de Oriol Pujol, será la tercera vez que el exsecretario general de CDC acuda a declarar como imputado, después de que lo hiciera ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en dos ocasiones por tráfico de influencias y cohecho.




La Fiscalía pide esta nueva imputación ante los indicios de que entre 2008 y 2012 cobró, supuestamente, 500.000 euros de comisiones por utilizar su influencia política para beneficiar proyectos de un empresario amigo.

La juez interrogará también en enero a su esposa, Anna Vidal, y al empresario e íntimo amigo del exdiputado de CiU Sergi Alsina, estos dos últimos ya imputados en la causa de las ITV, en la que Oriol Pujol está acusado de intentar amañar el mapa de inspección de vehículos en Cataluña.

 

Pitadas a la mujer de Pujol

Algunos conductores han hecho sonar este miércoles el claxon de sus coches cuando han reconocido a las puertas de su casa a Marta Ferrusola, esposa del expresidente catalán Jordi Pujol.

La mujer de Pujol se ha topado al salir de su domicilio barcelonés con periodistas que le han preguntado si consideraba que su familia había cometido algún delito, como investiga el juzgado 31 de Barcelona que ve "sospechoso" que su patrimonio proceda de una supuesta herencia oculta durante 30 años.

"Cuatro", ha contestado Ferrusola a los reporteros con una media sonrisa en la boca y sin especificar a qué se refería esa cifra.
La esposa del expresidente de la Generalitat ha entrado luego en un establecimiento para comprar una flor de Pascua y a la salida los conductores que circulaban en ese momento por la Ronda de General Mitre, la han reconocido y han hecho sonar el claxon de sus coches.

Antes de subir a un taxi, un transeúnte ha instado a Marta Ferrusola, a voz en grito, a "dar la cara de una vez".

Los conductores han hecho sonar los cláxones de sus coches al reconocer a la mujer del expresident, imputada por fraude fiscal y blanqueo

Alsina contaba "con un indudable apoyo político en el Parlament y en el Gobierno de la Generalitat", a través de Oriol Pujol, según la Fiscalia


“Utilizaba sus múltiples influencias en beneficio propio”

El fiscal Anticorrupción Fernando Maldonado mantiene que Oriol Pujol, a través de su esposa, cobró presuntamente comisiones ilegales para que intercediera ante cargos de la Generalitat, de la Agencia Tributaria y alcaldes para beneficiar determinados proyectos empresariales, entre ellos las reconversiones industriales de Sharp, Sony y Yamaha.
Concretamente, el fiscal sostiene en su escrito entregado al juzgado que entre el último trimestre de 2010 y marzo de 2011 Alsina fue requerido por varias empresas para realizar "labores de intermediación en operaciones mercantiles en Cataluña", en los que el empresario "contrataba aparentemente los servicios de la imputada Anna Vidal en concepto de asesoría, retribuyéndose generosamente".

Sin embargo, mantiene el ministerio público, los servicios que realmente pagaba Alsina era "los prestados por Oriol Pujol, quien utilizaba sus múltiples influencias políticas en beneficio propio" y de los otros dos imputados.

De este modo, añade el fiscal Anticorrupción, Alsina "contaba con un indudable apoyo político en el Parlament y en el Gobierno de la Generalitat" a través de Oriol Pujol, que presuntamente recibía "retribuciones económicas ingresadas en las cuentas bancarias de su mujer por una labor de asesoramiento ficticia".

Entre los años 2008 y 2012, sostiene el ministerio público, Vidal facturó cerca de 500.000 euros a las empresas de Sergi Alsina con las que supuestamente simuló la existencia de una relación contractual, "con la finalidad de retribuir la inestimable colaboración prestada por Oriol Pujol".

En opinión del fiscal, entre las intervenciones que Oriol Pujol tuvo a favor de su amigo Sergi Alsina figuran gestiones relacionadas con la venta de la planta de Sharp en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), así como en el traslado de activos de Sony.

En el caso de Sony, sostiene la Fiscalía, Oriol Pujol contrató "al menos con el director de la Agencia Tributaria Catalana a fin de obtener beneficios fiscales para la operación", en la que Alsina ganó 3,7 millones de euros por servicios de asesoramiento a la compañía automovilística.

Oriol Pujol, según la Fiscalía, también intervino en la operación de traslado de activos de la planta de Yamaha, "mediante contactos con altos cargos del Departamento de Industria, así como con el director de la Agencia Tributaria Catalana".

Otra de las intervenciones señaladas por la Fiscalía está vinculada con las negociaciones para la venta de la empresa Sharp, en la que Pujol participó -según el ministerio público- "hablando con los dueños de Cirsa, facilitando el acceso al presidente de la Generalitat y al director de la Agencia Tributaria Catalana, así como a altos cargos del Departamento de Industria".