Publicado: 29.08.2014 11:07 |Actualizado: 29.08.2014 11:07

Osoro quiere reunirse con el Gobierno y la oposición para "llegar a todos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El arzobispo electo de Madrid, monseñor Carlos Osoro, ha afirmado que espera "llegar a todos" en esta nueva etapa, así como mantener diálogo y encuentro tanto con el Gobierno como con la oposición. "Hay que llegar a todos y los cauces para eso son el diálogo y el encuentro. No es que me preocupe, sino que es mi manera de hacer y de ser hablar con absolutamente todos", ha afirmado el prelado en una entrevista en la Cadena Cope.

Osoro, hasta ahora arzobispo de Valencia, ha indicado que afronta el nuevo cargo en Madrid "con confianza en el Señor", pues, según ha dicho, le ha puesto en su vida "todo" lo que ha necesitado hasta ahora para poder estar en los distintos servicios de la Iglesia, lugares y situaciones. El cardenal cántabro ha hecho alusión a San Agustín para explicar que su intención es "darse a los demás" tal y como es, con sus problemas, "que son muchos", riquezas y con la ayuda de "tanta gente", que, según ha dicho, "se ha fiado" de él.

Sobre el día de la toma de posesión del nuevo cargo al frente de la Diócesis de Madrid, Osoro ha afirmado que la semana que viene se reunirá con el arzobispo saliente, Antonio María Rouco Varela, pero que desconoce la fecha exacta. No obstante, ha asegurado que el 4 de septiembre tiene que dejar el Arzobispado de Valencia, al que llega el cardenal Antonio Cañizares.

Sobre la Iglesia de Madrid, ha alabado el papel de su predecesor durante los últimos 20 años en ella y ha indicado que es "muy viva y rica en realidades muy diferentes", tanto en el ámbito social, educativo, sanitario y universitario. Asimismo, ha destacado la "entrega tan grande" de los sacerdotes de esta diócesis. Preguntado por temas de actualidad, como la 'yihad', Osoro ha tachado de "estremecedoras" las imágenes de niños imitando la violencia que ven en los adultos y ha advertido de la "necesidad urgente" de que Dios "agrande el corazón de los hombres".

"La realidad es incapaz de dar lo que los hombres necesitan. Seguiremos matándonos, rompiéndonos entre nosotros (...). Cuando tengamos el sueño de Dios, que es de formar una gran familia, acabará todo esto", ha asegurado. Sobre la posible vista del papa Francisco a España, el cardenal ha asegurado que no sabe cuándo se producirá, pero que "sospecha" que el pontífice "tiene alguna previsión", pues así se lo dijo a los periodistas en su viaje a Corea del Sur.