Público
Público

Otegi confirma que seguirá en activo para "buscar soluciones"

El ex portavoz de Batasuna cree que habrá "un proceso" para negociar el fin de ETA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0


Si alguien dudaba del futuro polítido de Arnaldo Otegi después de haber salido de la cárcel donostiarra de Martutene, tras cumplir una condena de 15 meses por un delito de enaltecimiento del terrorismo, el ex portavoz de Batasuna acabó ayer con todas las especulaciones y dejó claro cuál es al menos su propósito: “Yo tengo un compromiso con este pueblo, y no lo abandonaré mientras haya un solo preso en la cárcel. Quiero convocar a la gente al trabajo. Seguiremos trabajando”.

Otegi quiso concluir como un líder sólido, con esta arenga a las bases de la izquierda abertzale, su primer mitin ante las más de mil personas que acudieron al homenaje tributado en su localidad natal de Elgoibar (Guipúzcoa). El acto, convocado para las 19.30 horas, comenzó apenas con cinco minutos de retraso. Entonces, se escucharon los primeros aplausos, mientras Otegi cruzaba los escasos metros de la plaza hasta la tarima del mitin bajo decenas de ikurriñas y entre gritos a favor de la independencia.

El homenaje se prolongó así entre agasajos y sólo interrumpido por los gritos de los simpatizantes abertzales a favor de los presos. De hecho, una de las reivindicaciones centrales del acto de ayer fue para “denunciar” la situación de los miembros de ETA encarcelados en España y Francia. Incluso, el estrado al que se subió Arnaldo Otegi estaba rodeado por una gran pancarta con el lema en euskera “los presos vascos, a Euskal Herria”.

La situación de este “colectivo” fue también clave en el discurso pronunciado por Otegi al final del homenaje. El ex portavoz de Batasuna se refirió a los miembros de ETA encarcelados en numerosas ocasiones e, incluso, quiso dejar por sentado que deberán ser parte de la solución en cualquier negociación que pueda darse en el futuro.

“Porque habrá un proceso de paz”, afirmó, antes de hacer un llamamiento a la izquierda abertzale a “no dejarse despistar” por “la clase política que sólo quiere rentabilizar el conflicto (...) Pero a nosotros no nos interesa esa clase política, la dinámica de buscar culpables, sino de buscar soluciones. Ya saben que la solución pasa por la negociación”.

Las últimas palabras de Otegi fueron, precisamente, para insistir en que no piensa tirar la toalla. Y para que nadie dudase de su palabra, repitió una frase del otrora dirigente de la izquierda abertzale Jon Idigoras, ya fallecido: “Tenemos un gran pueblo y merece la paz y la libertad”.