Publicado: 06.10.2016 23:45 |Actualizado: 06.10.2016 23:45

La obra con 250 millones
de sobrecoste y otros asuntos
del presidente asturiano

"Asturias se entiende como un entramado de redes clientelares que permite
establecer conexiones de este a oeste, y conecta a PP con PSOE", denuncia el 
Observatoriu Ciudadanu Anticorrupción d'Asturies. 

Publicidad
Media: 4.43
Votos: 21
Comentarios:
Javier Fernández, presidente de Asturias y de la gestora del PSOE. /EFE

Javier Fernández, presidente de Asturias y de la gestora del PSOE. /EFE

MADRID.- El sector crítico del PSOE que forzó la dimisión de Pedro Sánchez no ha escatimado en elogios hacia Javier Fernández, que preside desde este sábado la gestora que pilota el partido en su nueva travesía por el desierto. Sin embargo, un repaso a la actividad de Fernández como presidente de Asturias -y antes, desde media docena de cargos institucionales- permite detectar cuáles son los frentes que tiene abiertos -o ha heredado- en este territorio, qué escándalos han salpicado a sus subordinados y qué sombras planean sobre sus padrinos políticos.

Segundo González, diputado de Podemos en el Congreso por Asturias, se refiere a Fernández como “el barón más servil con Susana Díaz, con mayor animadversión hacia Podemos y con amplia experiencia en pactar por la espalda con el PP”. En declaraciones a Público, González sostiene que Fernández "se caracteriza también por tener una alta tolerancia con la corrupción", por utilizar una estrategia similar a la del PP "en todos los casos de corrupción que le asedian": "Retorcer los procedimientos para obstruir la labor de la justicia", apunta. 

El 'padrino' político de Fernández usó su cargo de líder sindical para desviar 1,2 millones de euros, según la Guardia Civil

Ingeniero de Minas de profesión, Fernández tuvo entre sus padrinos políticos al conocido
dirigente sindical José Ángel Fernández Villa, que utilizó su cargo en el SOMA-UGT "como pantalla para lucrarse", desviando 1,2 millones de euros, según recoge un informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil hecho público en marzo de este año. Al conocerse que la Fiscalía Anticorrupción investigaba si Fernández Villa ocultó 1,4 millones de euros a Hacienda, el presidente asturiano dijo sentirse "profundamente decepcionado", y aseguró que propondría a la dirección de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE) su "inmediata expulsión". "Fernández Villa fue expulsado del partido, es un hecho cómo actuó Javier Fernández cuando se destapó". "Si eso es alta tolerancia a la corrupción...", defienden desde el PSOE.

Otro de sus mentores políticos, Vicente Álvarez Areces, ejerció como presidente asturiano hasta mayo de 2012, cuando fue relevado por Fernández. Bajo su mandato florecieron casos de supuesta corrupción, entre ellos el de la ampliación del muelle de El Musel -Gijón- que hoy investiga la Audiencia Nacional, y que llevó a la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) a pedir a la UE que revocase la subvención de 247,5 millones de euros que había concedido a la obra - de los que 198 millones ya habían sido entregados-; una cantidad que supone más de la cuarta parte de las subvenciones europeas que este organismo recomendó recuperar en su informe de 2014.

La Oficina Antifraude europea ha pedido a la UE que revoque su subvención de 247 millones de euros a la obra de El Musel, que acabó costando 830 millones

El informe de la OLAF utiliza el concepto de "fraude" para calificar muchas de las irregularidades detectadas en los trabajos de ampliación, adjudicados en 2005 a la unión temporal de empresas (UTE) Dique Torres por 499.346.171 euros. Dos años después el sobrecoste era de 250 millones (830.165.909 euros en total), y hoy figuran como investigados el expresidente de la Autoridad Portuaria de Gijón, el exdirector del puerto de esa ciudad y el gerente de la UTE, integrada por constructoras como Dragados, FCC, SATO o FPS.

Hasta la fecha, Fernández ha defendido que El Musel es una infraestructura "necesaria" para el desarrollo de Asturias. Areces ejerce hoy como senador, y la consejera de Infraestructuras del Principado, Belén Fernández, ha llegado a criticar que Podemos, duro con Fernández por la responsabilidad política del PSOE en el caso Musel, siga "con fe ciega a pies juntillas" el informe de la OLAF. También ha acusado a la formación morada de utilizar la causa que investiga el juzgado número 3 de la Audiencia Nacional para atacar al PSOE. "Se ha investigado el caso Musel", sostienen los socialistas.



Cinco años para remitir informes

"Fernández estaba en los sitios donde más corrupción había de Asturias", asegura el diputado autonómico de Podemos Daniel Ripa, que acusa al presidente del Principado de "mirar para otro lado con la corrupción". Su partido y el Bloque por Asturies han ejercido como acusación particular en el caso Marea, la mayor causa de corrupción investigada en Asturias por la adjudicación irregular de contratos públicos a empresas. 

En total 13 procesados se han sentado en el banquillo, entre ellos el exconsejero de Educación José Luis Iglesias Riopedre, acompañado por su número dos, María Jesús Otero; ambos se enfrentan a penas de diez años y medio y once años y medio de cárcel, respectivamente, y Ripa denuncia que el Gobierno autonómico del PSOE tardó cinco años en remitir los informes del caso a los jueces. 

En una de sus intervenciones en la cámara autonómica el portavoz de Podemos, Emilio León, acusó a Fernández de tener una actitud "protectora" y le reprochó su complicidad con el "aforado Areces", algo que llevó al presidente asturiano a criticar su "hipocresía" y a acusarle de intentar con su predecesor una "imputación preventiva".

El PSOE : "Es una crítica gratuita, lamentable y deplorable"

"Fernández le paga a Areces ser secretario general y presidente dándole un aforamiento de senador", afirma José Angel Gayol, presidente del Observatoriu Ciudadanu Anticorrupción d'Asturies (OCAN). "Asturias hay que entenderlo como un entramado de redes clientelares que te atrapan que permite establecer conexiones de este a oeste, conecta a PP con PSOE", apunta Gayol, que explica que la corrupción en la región no suele ser algo "tan obsceno" como ocurre en otras comunidades. "La corrupción funciona bajo un manto de respetabilidad e invisibilidad", apunta. 

Por su parte, desde el PSOE asturiano aseguran que las palabras de los diputados de Podemos suponen "una crítica gratuita, lamentable y deplorable". Insisten en que siempre ha habido la "máxima y plena colaboración con la justicia", y recuerdan que en el caso Marea "se ha seguido el procedimiento, se ha instruido una causa y está pendiente de sentencia".