Publicado: 15.05.2015 13:57 |Actualizado: 15.05.2015 15:16

Pablo Iglesias: "El 15-M trajo los ingredientes
del cambio"

"Si el 15 de marzo fue la mejor expresión social de la crisis del régimen, la mejor expresión política fue Podemos", asegura,

Publicidad
Media: 4.46
Votos: 13
Comentarios:
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, a su llegada  a un acto público en la Universidad de Valencia. EFE/Kai Försterling

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, a su llegada a un acto público en la Universidad de Valencia. EFE/Kai Försterling

VALENCIA.- Fue el grito de rabia de varias generaciones, el inicio de un ciclo político que hoy ha desembocado en la fragmentación del tablero electoral y la agonía del bipartidismo. Para el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, el 15-M es "un movimiento social irrepresentable", "que puso sobre la mesa los ingredientes del cambio político".

"Si el 15 de marzo fue la mejor expresión social de la crisis del régimen, la mejor expresión política fue Podemos", aseguraba el líder del partido este viernes, cuando se cumple el cuarto aniversario de este movimiento. A su juicio, cuando en 2011 miles de españoles se dieron cita en la Puerta del Sol de Madrid venían a decir dos cosas: "Queremos democracia" y "no nos representan". "Seguramente en Podemos hemos sido capaces de concretar buena parte de estos elementos", apostillaba.



Así se ha expresado el secretario general de Podemos este viernes, durante un acto celebrado en la Facultad de Geografía e Historia de la Universitat de València. La presencia de Iglesias ha servido para desbordar el salón de actos, con capacidad para 350 personas, y ha obligado a habilitar otros espacios para seguir el evento por streaming.

Iglesias: "Ya me gustaría ver a Rajoy en una universidad respondiendo preguntas"

En el evento de este viernes, Iglesias ha restado minutos al tradicional formato de mitin de campaña para responder preguntas de los asistentes, lo que considera más acorde con el ambiente "de reflexión" del centro de enseñanza. "En la universidad me transformo", explicaba."Ya me gustaría ver a Rajoy en un centro universitario respondiendo preguntas", incidía.

En esta línea, el líder de Podemos criticaba al presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, al que le "sorprende" ver "haciendo vídeos musicales de rap en los que trata de jugar con la palabra Podemos".

También guardaba munición para el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, al que afeó que esta misma semana asegurara que sólo quienes nacieron después del 78 pueden traer el cambio político. "No lo has entendido, Albert. Ibas bien, pero cuando no entiendes bien lo que hablamos cuando hablamos de crisis del régimen del 78 pasan estas cosas"."Para construir democracia lo que hace falta son demócratas", espetaba al líder de la formación naranja, en un discurso en el que ha incidido menos de lo habitual en las críticas al Partido Popular, al que acostumbra a señalar como el único rival de Podemos en las urnas.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, junto al candidato a la Presidencia de la Generalitat valenciana, Antonio Montiel, y el candidato de València en Comú a la alcaldía, Jordi Peris, en acto público celebrado en la Universidad de Valencia. EF

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, junto al candidato a la Presidencia de la Generalitat valenciana, Antonio Montiel, y el candidato de València en Comú a la alcaldía, Jordi Peris, en acto público celebrado en la Universidad de Valencia. EFE/Kai Försterling

La batalla del lenguaje

Iglesias sacaba pecho este viernes por haber logrado que el resto de partidos utilicen algunos de los términos popularizados por Podemos. "Llevamos meses sin pronunciar la palabra 'casta', pero todo el mundo usa esa palabra", apuntaba.

"Me divierte mucho escuchar a Pedro Sánchez hablar de asambleas", "de élites", criticaba el secretario general de Podemos. Este viernes, y además de continuar con la estrategia de pedir el voto a los más mayores -suelen ser los más conservadores con su voto-, Iglesias ha pedido su apoyo a los socialistas que en 1982 votaron por un PSOE con el que varios analistas comparan hoy el partido de Iglesias. Al menos, en lo que a su capacidad de ilusionar se refiere.

Barberá, "símbolo de la casta política"

Es el primer acto de campaña de Iglesias en apoyo a su candidato a la Generalitat, Antonio Montiel, al que ya arropó con su presencia el pasado martes el secretario de Política de Podemos,

Montiel: "Echar al PP es una cuestión de salud nacional"


"Echar al PP es una cuestión de salud nacional, de supervivencia democrática", aseguraba Montiel, denunciando el "régimen de avaricia y desprecio a la gente" instaurado por el Partido Popular en la región durante los últimos veinte años. Así, el candidato se mostraba muy crítico con el actual president, Alberto Fabra, y con la alcaldesa Rita Barberá, a los que acusa de gobernar "favoreciendo a sus amigotes", para pasar a reivindicar a los miembros de su candidatura como "los carteros de la gente que sostiene este país"."Hemos roto el cerco del miedo porque somos conscientes de nuestra propia fuerza. Ahora, como en los 70, somos conscientes de que todo está por hacer y todo es posible". "Vamos a pintar de morado [el color de Podemos] la realidad. Vamos a pintar de morado el futuro", prometía.

Junto a Montiel se encontraban también Fabiola Meco,miembro de su lista, y Jordi Peris, el candidato de València En Comú para disputar la Alcaldía a Rita Barberá. Podemos no participa en las elecciones municipales con su marca, sino integrada en candidaturas como la que lidera Peris en la capital de un territorio en que el CIS sitúa a Podemos como tercera fuerza política.

"Quién no ha vivido los días antes de una revolución no conoce la alegría de vivir, y es lo que estamos viviendo en este momento", sostenía Peris, después de recordar que este viernes el 15-M celebra su cuarto aniversario. Con un discurso muy similar al de Podemos, el alcaldable alababa el trabajo de los círculos de la formación de Iglesias, al tiempo que denunciaba los "grandes y opulentos banquetes" en los que "se gasta el dinero Barberá", "el símbolo de la casta política de este país".

En una ciudad que ha pagado hasta 15 millones de euros por un proyecto del arquitecto Santiago Calatrava que nunca tomará vida fuera del plano, "hay gente que muere en la puerta de los servicios sociales por falta de atenciones", y por ello anima a apoyar el cambio político el próximo 24 de mayo.

Valencia,Madrid, Asturias y Aragón son las plazas más peleadas por la dirección del partido, las cuatro autonomías en las que se ve con posibilidades de gobernar tras las elecciones del 24 de mayo. Las municipales y autonómicas representan la segunda parada obligatoria en el camino de Podemos hacia las generales de finales de año, su objetivo prioritario.