Publicado: 16.05.2015 20:45 |Actualizado: 16.05.2015 23:05

Pablo Iglesias, a Rajoy: "Deje de ser un maldito avestruz y dé la cara"

El líder de Podemos sigue elevando el tono de sus críticas. Llama al presidente del Gobierno "miserable con traje" y promete que el 24 de mayo limpiarán las instituciones "de pijos", para ponerlas en manos de la "gente normal"

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 21
Comentarios:
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante su intervención en el acto electoral en Alicante. EFE/Manuel Lorenzo

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante su intervención en el acto electoral en Alicante. EFE/Manuel Lorenzo

ALICANTE.- Podemos abrió fuego a discreción hace una semana, y este sábado ha puesto al presidente del Gobierno en el blanco de sus críticas. Pablo Iglesias ha llamado "miserable con traje" a Mariano Rajoy, al que también critica por haberse negado a debatir con él en televisión.

"Estoy esperando que el presidente de mi país deje de ser un maldito avestruz y dé la cara", retaba a Rajoy. "No sé cómo no se le cae la cara de vergüenza" por no debatir "con la oposición", afeaba Iglesias, esgrimiendo que los ciudadanos "no quieren ver a su presidente en una pantalla de plasma"."Te estoy esperando, Mariano, estoy esperándote", desafiaba el secretario general de Podemos al también líder del Partido Popular.



Iglesias ha logrado poner en pie a las cinco mil personas concentradas este sábado en el Centro de Tecnificación de Alicante. Podemos se ha quedado a quinientas personas de llenar un acto que arrancaba con apenas media hora de retraso, pero lo ha compensado con un público entregado que coreaba el nombre del secretario general y aplaudía al resto de portavoces del partido.

El líder de Podemos lleva días subiendo el tono de sus críticas a sus rivales políticos, y este sábado no ha dejado títere con cabeza.

Iglesias ha echado mano de la fábula de Ratonlandia, que ya había utilizado en otras ocasiones, para insistir en que los gatos "naranjas","rojos" y "azules" -colores de C'S, PSOE y PP- siempre serán felinos, sólo mirarán por sus intereses, en línea con el cambio de estrategia por el que pasa a reconocer a los partidos de Sánchez y Rivera como rivales en esta campaña. "Los gatos siempre van a gobernar en favor de los gatos", defendía, contraponiendo que su formación no está compuesta por felinos, sino por ratones, que son "la gente".

"Los socialistas de corazón saben que el día 24 tienen que votar morado", dice Iglesias

Al otro lado del ring sitúa al PP, los "mayordomos del poder", el partido que hoy ha vuelto a llevarse la mayor parte de los golpes. Este viernes Iglesias ya había cargado contra el expresidente José María Aznar, llamándolo "grotesca caricatura de Darh Vader", y tarareando para él la 'Marcha Imperial', la canción asociada al conocido villano en la saga de 'Star Wars'. Hoy ha repetido estas burlas sobre el exdirigente del PP tarareando la melodía hasta en dos ocasiones, e incluso ha pedido al público que repita este gesto "cada vez que aparezca uno de estos zombies del PP".

Entre ellos incluye a Mariano Rajoy, Francisco Camps, Rita Barberá o Sonia Castedo, exalcaldesa de Alicante presuntamente implicada en varios casos de corrupción a la que ha deseado que "su próxima fiesta sea en la cárcel".

"Tienen que formar parte del pasado de este país. Que no vuelvan, y que no vuelvan disfrazados de naranja, sabemos perfectamente lo que son", cargaba el líder de Podemos en alusión a Ciudadanos. También ha habido dardos para "Peter" Sánchez, al que acusa de imitarles y de representar a un partido que no es verdaderamente socialista, e incluso para el presidente francés, François Hollande, al que ha llamado "cobarde" por haberse sumado a la austeridad en lugar de aplicar políticas sociales. "Los socialistas de corazón saben que el día 24 tienen que votar morado", apostillaba.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias (c), saluda a su llegada al acto central de la campaña de su formación en Alicante, donde apoya al candidato a la Presidencia de la Comunidad Valenciana, Antonio Montiel. EFE/Manuel Lorenzo

El líder de Podemos, Pablo Iglesias (c), saluda a su llegada al acto central de la campaña de su formación en Alicante, donde apoya al candidato a la Presidencia de la Comunidad Valenciana, Antonio Montiel. EFE/Manuel Lorenzo

Las críticas al presidente obedecían a sus declaraciones de esta mañana, cuando quiso diferenciar al PP de formaciones en las que sus integrantes "vienen de tertulias". Iglesias respondía que no es ese su origen y que ellos, a diferencia del PP, vienen "del pueblo". Ha sido una subida de tono en toda regla, aunque este sábado tampoco ha utilizado el término "casta". En su lugar se refería a los "pijos", para asegurar que en su barrio "no gustan", y para prometer que limpiarán las instituciones "de pijos", para que "entre gente normal"."El cambio es de color morado, que nadie se confunda el día 24", zanjaba.

Errejón, ausente

Era el acto con más brillo de este fin de semana, y Podemos contaba con la participación de Íñigo Errejón para engrandecerlo, pero sus expectativas se han visto truncadas. El partido ha excusado la ausencia de su secretario de Política porque "estaba sin voz" tras el mitin de este viernes en Castellón, después de ocho días de intensa actividad de campaña.

En su lugar, Irene Montero y Rafa Mayoral han vuelto a cargar con una parte importante del peso del acto, como ya hicieran este viernes en el mitin en Murcia. El candidato autonómico, Antonio Montiel, subía al escenario en último lugar, tras el secretario general, que acostumbra a cerrar los actos del partido. La respuesta del público durante la intervención del líder de Podemos parece demostrar que la organización no se equivoca al apuntalar en el liderazgo de Iglesias el sprint de campaña.