Publicado: 08.09.2015 23:35 |Actualizado: 08.09.2015 23:43

Pablo Iglesias se volcará en la campaña electoral catalana para superar a Ciudadanos

El líder de Podemos participará en una docena de actos de Catalunya sí que es pot arropado por la plana mayor del partido: de Errejón a Bescansa y de Echenique a José María González 'Kichi', alcalde de Cádiz

Publicidad
Media: 3.73
Votos: 11
Comentarios:
Pablo Iglesias durante su primera rueda de prensa tras sus vacaciones. / EMILIO NARANJO (EFE)

Pablo Iglesias durante su primera rueda de prensa tras sus vacaciones. / EMILIO NARANJO (EFE)

MADRID.- La pista de despegue es cada vez más corta, es la última oportunidad antes de las generales, y Pablo Iglesias quiere exprimirse al máximo. El secretario general de Podemos pretende volcarse de lleno en la campaña para las elecciones catalanas del próximo 27S, por lo que participará en más de una docena de actos en este territorio, según aseguran a 'Público' distintos miembros de su equipo.

Lleida, Tarragona, Sabadell y por supuesto Barcelona serán algunos de los escenarios en los que el líder del partido participará en actos de distinta envergadura para apoyar Catalunya sí que es pot, la candidatura que integra Podem junto con ICV-EUiA. Desde la formación aseguran que Iglesias pasará mucho tiempo en Catalunya durante la campaña, y lo hará acompañado por miembros de los equipos de prensa o redes sociales estatales, además de por la plana mayor del partido: Íñigo Errejón, Carolina Bescansa, Irene Montero o Rafa Mayoral son sólo algunos de los nombres que ya figuran en el calendario provisional de campaña, y a los que previsiblemente se unirán Pablo Echenique, Teresa Rodríguez o José María González 'Kichi', alcalde de Cádiz.

La agenda del partido sigue abierta, y todavía hoy trabajan para hacerse con el respaldo de otros alcaldes del 'Sí se puede'. Quienes no estarán, a juzgar por sus propias declaraciones, serán Ada Colau y Manuela Carmena, alcaldesas de Barcelona y Madrid, que han rechazado participar en la campaña, a pesar de que Iglesias sí respaldo a ambas regidoras en distintos eventos cuando todavía eran candidatas.



Tras el secretario general, será el titular de la Secretaría Política y número dos del partido, Íñigo Errejón, quien tendrá un mayor peso en esta etapa

Tras el secretario general, será el titular de la Secretaría Política y número dos del partido, Íñigo Errejón, quien tendrá un mayor peso en esta etapa. Errejón es uno de los responsables de las negociaciones que permitieron conformar la candidatura Catalunya sí que es pot, y una figura clave en la preparación de la campaña, para la que cada una de las tres formaciones ha designado a un co-cordinador.

Con algunos mítines y actos conjuntos, y otros tantos por separado, serán Iglesias y Errejón quienes jugarán el papel decisivo para Podemos en Catalunya. En público, los dirigentes del partido del círculo repiten que salen a ganar en cada proceso electoral, pero en privado varios miembros de la directiva y otras fuentes de la formación reconocen que esperan lograr un segundo puesto, tras la candidatura soberanista del president Artur Mas, Junts pel sí. La encuesta elaborada por JM&A para Público hace una semana daba a Catalunya sí que es pot en torno a 16 escaños en los comicios, lejos de los 20 o 21 que atribuía a Ciutadans, por lo que el partido de Pablo Iglesias tiene como meta superar a la formación naranja, que en Catalunya juega en casa.

La sobreexposición de Iglesias obedece también a que Catalunya sí que es pot es una marca poco conocida, y el tirón del secretario general puede servir para catapultarla a periódicos, radios y muy especialmente a las televisiones, terreno favorito del politólogo.
Sin embargo, hoy Podemos dice no tener muchos más ases en la manga, y se servirá del argumentario empleado en los últimos meses para afrontar estos comicios: Los derechos sociales y la lucha contra la austeridad deben ser el primer punto de la agenda política, y Más y Rajoy son dos caras de la misma moneda, la de los recortes y la corrupción. Por eso el voto a Catalunya sí que es pot "vale el doble", para echarlos a ambos, como recuerdan desde el partido de Iglesias.

Catalunya sí que es pot intentará captar el voto de los sectores más golpeados por la crisis, además del apoyo del electorado tradicional de ICV-EUiA

Por otra parte, la candidatura en la que se integra Podemos, que lidera Lluis Rabell, se muestra favorable al derecho a decidir sobre la cuestión territorial catalana, y desde la formación del círculo apuntan que este derecho se extiende a otras tantas cuestiones, como el modelo económico. Eso sí: antes de que los catalanes se pronuncien, ellos defienden la necesidad de "seducirlos", para intentar convencerles de que permanezcan en España.  

Con estas premisas, Catalunya sí que es pot intentará captar el voto de los sectores más golpeados por la crisis, además del apoyo del electorado tradicional de ICV-EUiA. Cuentan también con los abstencionistas a los que Podemos suele aludir en sus campañas, consciente de que gran parte de sus votantes les apoyan por razones emocionales. "¿Cuándo fue la última vez que votaste con ilusión?" fue precisamente el exitoso lema con el que irrumpieron en el Parlamento Europeo el 25 de mayo de 2014.

Garzón e Iglesias no coincidirán en la campaña

El candidato de IU a La Moncloa también hará campaña por Catalunya sí que es pot, pero no coincidirá con el líder de Podemos. Desde el partido morado aseguran que Alberto Garzón tiene previsto participar en al menos tres o cuatro encuentros de la candidatura en la que participa su referente en Catalunya, Esquerra Unida y Alternativa (EUiA), aunque recuerdan que esta agenda tampoco está cerrada.

En total, y según las cifras publicadas este martes por Europa Press, la campaña de Catalunya sí que es pot tendrá un presupuesto de 450.000 euros, que las tres formaciones pretenden recaudar a través de micocréditos de entre 100 y 10.000. De momento apenas han reunido 60.000, por lo que si quieren lograr su objetivo tendrán que apurar al máximo en las próximas semanas, que se antojan trepidantes.

Desde Podemos insisten en que será una campaña "intensa", y lo cierto es que no tienen elección. El 27S tendrá lugar la última cita con las urnas antes de las generales de finales de año, el objetivo prioritario de Podemos. Como reconocen desde el equipo de Iglesias, tienen estas semanas para trasladar el mensaje de que el cambio en Moncloa requiere de un relevo en la Generalitat, y no hay espacio para errores si realmente quieren llegar a formar gobierno en próximo mes de diciembre.