Publicado: 25.05.2015 01:17 |Actualizado: 25.05.2015 08:25

Un pacto entre Ahora Madrid y PSOE daría
la alcaldía a Carmena

El PP se impone como fuerza más votada en el Ayuntamiento de Madrid, con 21 concejales, frente a los 20 obtenidos por Ahora Madrid, que superaría a Esperanza Aguirre si consigue el apoyo del PSOE, que suma 9 concejales. Ciudadanos irrumpe con 7. IU y UPyD se quedan fuera.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Manuel Carmena, candidata a la alcaldía por Ahora Madrid, se dirige a sus simpatizantes tras conocer los resultados electorales. EFE/Alberto Martin

Manuel Carmena, candidata a la alcaldía por Ahora Madrid, se dirige a sus simpatizantes tras conocer los resultados electorales. EFE/Alberto Martin

MADRID.- Manuela Carmena acaricia la alcaldía de Madrid. Ahora Madrid, la candidatura popular formada por Podemos, Ganemos, Equo y una parte de IU, ha obrado el milagro y ha irrumpido en el Ayuntamiento de Madrid con 20 concejales, que sumados a los 9 obtenidos por el PSOE, serían suficientes para sumar la mayoría absoluta -29- y desplazar del poder al Partido Popular, que encabezado por Esperanza Aguirre ha sido la fuerza más votada —21 concejales— pero que no conseguiría la deseada mayoría ni con el apoyo de Ciudadanos (7). La mayoría absoluta del PP, por tanto, es ya historia en el Consistorio madrileño que deja atrás, de esta manera, 24 años de mano de hierro conservadora. Izquierda Unida y UPyD no obtienen representación.




“Está claro que ha ganado una mayoría por el cambio. Esa mayoría no la ha ganado Ahora Madrid ni otras fuerzas que propugnaban el cambio. La ha ganado la ciudadanía de Madrid”, afirmaba Manuela Carmena desde el escenario, mientras un público entregado coreaba su nombre. Ni siquiera cuando el líder Podemos, Pablo Iglesias, ha intervenido como telonero de la jueza presentándola como “ alcaldesa de Madrid” se ha dejado de corear el nombre de la jueza. “Ahora se nos enfrenta el reto de que Madrid sea una ciudad decente, justa, equilibrada, dinámica y acogedora”, insistía Carmena.

 

La decencia, de hecho, ha sido una constante en la campaña y en el discurso de Manuela. La jueza ha pedido insistentemente recuperar la decencia para Madrid y ahora, ésta, se encuentra a las puertas del Consistorio. Sólo falta el empujón de un PSOE que, tras su fracaso para capitalizar el descontento de la ciudad de Madrid con la gestión conservadora, tendría muy difícil explicar a su electorado no dar a Carmena el apoyo necesario para abrir las puertas y los balcones de un Ayuntamiento que huele a podrido.

“Que siga esta primavera del cambio que nos va a llevar en volandas a ganar las generales de noviembre”, decía Pablo Iglesias, tras recordar las diferentes victorias de candidaturas de unidad popular en el resto del Estado.

Un camino histórico

El camino que ha llevado a Ahora Madrid a obtener más de medio millón de votos y ha permitido a Manuela Carmena erigirse como ‘la heroína de la gente’ será estudiado en las facultades en los años venideros. Carmena no ha dudado en agradecer a su gente de campaña y a los ciudadanos el enorme esfuerzo para logar “con alegría” lo que otros han logrado con “talonario”. Hace apenas 17 días, el CIS otorgaba a Esperanza Aguirre una ventaja de 10 concejales (23 frente a 13).

El movimiento generado alrededor de Carmena, aupada a la categoría de icono del pop, ha conseguido trasladar la ilusión a una ciudadanía, que vistos los resultados, anhelaba el sentimiento de votar sin las pinzas en la nariz. El fenómeno, no obstante, no hubiese sido posible si enfrente no hubiese estado Esperanza Aguirre. La candidata conservadora ha sido durante la campaña la antítesis perfecta de la decencia que se reclamaba desde Ahora Madrid.

 

De hecho, en la celebración de Ahora Madrid no han faltado palabras de recuerdo a la condesa y a su partido. “Hemos dado una lección a la soberbia y a la prepotencia del PP”, decía Inés Sabanés, número 3 de Ahora Madrid. “Decían que era imposible derrotar a Aguirre y al gobierno de la corrupción”, incidía Pablo Iglesias. “Algún día recordaremos esto como algo especial y extraordinario. En esta campaña ha pasado que, por encima de los que han ido tirando de talonario, la única moneda que teníamos era la de la imaginación, la alegría y la creatividad”, ha zanjado Carmena, que ha sido despedida por el público asistente al grito de “alcaldesa”.

La derrota de IU y UPyD

El televisivo Antonio Miguel Carmona, por su parte, ha quedado relegado a la tercera posición en estas elecciones municipales quedando a 11 concejales de Ahora Madrid y de 12 del PP. Las urnas han impuesto al PSM un severo correctivo que se hace más doloso, si cabe, tras comprobar que el deseado cambio puede llegar a Madrid pero no con un gobierno socialista y sí con un partido que hace apenas unos meses no existía.

 

Quedan fuera del Ayuntamiento las candidaturas de IUCM y UPyD. El partido de Rosa Díez ha visto como Ciudadanos se ha comido la tostada que ellos ambicionaban. El partido de Albert Rivera ha conseguido siete concejales frente a los exiguos 30.000 votos de UPyD que no permiten obtener representación parlamentaria.

Por su parte, Raquel López, la candidata de IUCM que se presentó a estas elecciones sin el apoyo de la Presidencia Federal de su partido, tampoco ha obtenido representación en el Consistorio madrileño. Esta es la primera vez en la historia de la coalición de izquierdas que no estará representado en el Ayuntamiento de la capital. Sin duda, un motivo que invita a la reflexión. Sobre todo, cuando la coalición de izquierdas sólo ha sumado el 1,71% de los votos.