Público
Público

Pacto contra la corrupción Ciudadanos mantiene "su fe" en un PP que sólo le da largas

El portavoz naranja, Juan Carlos Girauta, asegura que la semana próxima ambas formaciones pedirán la comisión para investigar la presunta financiación ilegal del PP. “Lo vamos a estudiar”, se limitan a decir desde los populares

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Girauta, Miguel Gutiérrez e Ignacio Prendes, a su llegada a la reunión con el PP. EFE/FERNANDO VILLAR

Girauta, Miguel Gutiérrez e Ignacio Prendes, a su llegada a la reunión con el PP. EFE/FERNANDO VILLAR

Tanto Ciudadanos como el PP se han mostrado este martes satisfechos tras concluir su segundo encuentro en apenas unos días para impulsar el pacto contra la corrupción y por la regeneración democrática que ambos firmaron en agosto del pasado año, y con el que se abrió el apoyo de la formación naranja a la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

Pero tras escuchar a los portavoces de ambos grupos parlamentarios se ha puesto de manifiesto que no hay ni avances concretos sobre la situación anterior a las reuniones, ni plazos establecidos para alcanzar el cumplimiento de los puntos del pacto y ni siquiera existe una interpretación común sobre qué camino legislativo se debe adoptar.

Las diferencias, a primer golpe de vista, son abismales: Ciudadanos considera que la eliminación de los aforamientos se puede llevar a cabo de un plumazo reformando la ley de Gobierno. Mientras, desde el PP se insiste en que hay que hacer una reforma de la Constitución “porque se trata de derechos fundamentales”.

La interpretación radicalmente diferente no se limita a este punto. Por ejemplo, también se produce sobre la creación de una comisión de investigación para analizar la financiación presuntamente ilegal del PP. Desde Ciudadanos, su portavoz, Juan Carlos Girauta, asegura estar "convencido de que la semana próxima" el portavoz del grupo popular, Rafael Hernando, y él acudirán "juntos a registrar la petición de esta comisión”. Su alter ego en el grupo parlamentario, José Antonio Bermúdez de Castro, secretario general de la bancada conservadora, se ha limitado a decir: “Lo vamos a estudiar”. Y de paso ha recordado que ya existe una subcomisión "para hablar de estas cosas".

No son los dos únicos aspectos sobre los que hay interpretaciones diferentes. Sin embargo, el portavoz naranja se ha mostrado incluso un tanto eufórico tras el encuentro. “A fecha de hoy, las seis condiciones del pacto están encarriladas y avanzando”, ha proclamado Girauta, quien ha procurado durante toda su comparecencia ante los periodistas trasladar que su formación sigue marcando el paso al PP. Pero, por si acaso, ante la insistencia de los periodistas, ha dicho que “se buscarán otras alternativas” para lograr esas condiciones.

"Como las lentejas"

Tras ironizar sobre el comentario de Fernando Martínez-Maillo el día anterior sobre que el pacto firmado en agosto “era como las lentejas”, Girauta ha proclamado que tiene “fe en la voluntad del PP en aplicar todas las condiciones del pacto". "Estoy convencido”, ha reiterado en diferentes ocasiones. Sin embargo, no ha explicado en qué consiste el “encarrilamiento” del pacto, ni tampoco ha dado plazos concretos. “Se cumplen ahora los tres meses porque hubo uno inhábil”, en referencia al plazo de 90 días fijado en el pacto y al mes de enero.

El secretario general del grupo popular, José Antonio Bermúdez de Castro, tampoco ha arrojado más luz sobre el contenido del encuentro, que se ha prolongado algo más de una hora, entre delegaciones de ambas formaciones políticas, más allá de la corrección del calificativo de “encuentro cordial”.

Para este portavoz, las formalidades no son tan sencillas como parecen. Y ha lanzado una serie de complicaciones legales que van desde la reforma de varios artículos de la Constitución –“que requieren un amplio consenso con el PSOE y otros”, ha dicho– y de varias leyes, tanto en el Congreso de los Diputados como en cada una de las comunidades para el caso de los aforamientos. Además, sobre una posible reforma constitucional, aunque limitada a aspectos de aforamientos y limitación de mandatos, existe la sospecha de que Podemos exija la celebración de un referéndum para ratificarla; tiene suficientes diputados para pedirlo.

En definitiva, una gran complicación y un gran lío que requiere de muchos análisis. Pero, mientras tanto, Bermúdez de Castro ha ofrecido como idea que se aprovechen las subcomisiones que se han creado con el fin de “ir aportando ideas”, en referencia a la instancia parlamentaria, que se celebran a puerta cerrada, sobre la corrupción política en términos generales.

En resumen, el encuentro no ha supuesto avances concretos entre ambas formaciones políticas en base a los contenidos del pacto firmado el pasado verano, y que fue conditio sine qua non de Ciudadanos para negociar su apoyo, imprescindible, a la investidura de Rajoy como presidente del Gobierno, como finalmente se produjo en noviembre. La primera prueba de fuego será ese margen de una semana que ha citado Girauta para ir de la mano de su alter ego en el PP para registrar la comisión que debe investigar las finanzas del PP.

Las condiciones del pacto

El pacto suscrito el pasado 19 de agosto, bajo el epígrafe “Pacto anticorrupción. Condiciones de regeneración democrática y contra la corrupción”, comprende estos seis puntos:

1. Separación inmediata de cualquier cargo público que haya sido imputado formalmente por delitos de corrupción política, hasta la resolución completa del procedimiento judicial.

2. Eliminación de los aforamientos ligados a cargos políticos y representantes públicos.

3. Nueva Ley electoral, en la que se deberán integrar los siguientes principios: incrementar la proporcionalidad; listas desbloqueadas, y reformar el sistema de voto de la ciudadanía residente fuera de España.

4. Eliminar la posibilidad de indulto a condenados por delitos de corrupción política.

5. Limitación de mandatos: limitación del ejercicio de responsabilidades de presidente del Gobierno a un máximo de ocho años o dos mandatos.

6. Creación de una comisión de investigación parlamentaria sobre la presunta financiación ilegal del Partido Popular.

El acuerdo contempla que “esas condiciones se deberán tramitar durante los tres primeros meses de la XII Legislatura, a contar desde la fecha de la investidura”.