Publicado: 23.09.2016 14:53 |Actualizado: 23.09.2016 17:46

Page y Lambán avisan a Sánchez de que sería incoherente e irresponsable adelantar el congreso socialista

Defienden que el PSOE debe mantener el "no" a Rajoy pero también su compromiso de no contar con los independentistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, saluda a su homólogo aragonés, Javier Lambán, momentos antes del encuentro institucional que han mantenido en Cuenca para tratar cuestiones que interesan a ambas comunidades autónomas. EFE/Santiag

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, saluda a su homólogo aragonés, Javier Lambán, momentos antes del encuentro institucional que han mantenido en Cuenca para tratar cuestiones que interesan a ambas comunidades autónomas. EFE/Santiago Torralba

CUENCA.- Los presidentes de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y de Aragón, Javier Lambán, se han posicionado este viernes en contra de que el PSOE fije su próximo congreso en diciembre -con unas primarias el 23 de octubre- y han avisado al secretario general, Pedro Sánchez, de que sería incoherente e irresponsable desdecirse del compromiso que adquirieron los socialistas en abril para no celebrar ese cónclave hasta que no haya gobierno.

Así lo han señalado en una rueda de prensa conjunta en Cuenca, en la que ambos han destacado la necesidad de resolver el bloqueo político en España, pero han mantenido el no al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.



De hecho, García-Page ha indicado que tanto él como Lambán lo que defienden es la "reafirmación en los planteamientos políticos" que ha decidido ya el PSOE. Así, después de defender el no al PP, han hecho especial hincapié en que los socialistas no pueden buscar una alternativa que suponga depender de los independentistas, ni por activa ni por pasiva.

Y, de la misma manera, han recalcado que, a su juicio, no es el momento de poner fecha al congreso que el partido tiene pendiente hacer desde el pasado febrero. Ambos presidentes han recordado que el Comité Federal del partido decidió aplazarlo hasta que estuviera resuelta la gobernabilidad y han apostado por mantener esa decisión.

De hecho, García-Page ha recordado que Sánchez "convenció" a todos con su argumento de que no se puede "poner el sillón de Ferraz por delante de los intereses de los españoles", es decir, que no se puede "estar en medio de una operación y que el cirujano se vaya de boda". "Yo confío plenamente en la coherencia y la palabra y el acuerdo dado por el partido", ha remachado.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page (2d), junto a su homólogo aragonés, Javier Lambán (2i), y los vicepresidentes de Aragón y Castilla-La Mancha, José Ángel Biel (i) y José Luis Martínez Guijarro (d), respectivamente, durante el encu

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page (2d), junto a su homólogo aragonés, Javier Lambán (2i), y los vicepresidentes de Aragón y Castilla-La Mancha, José Ángel Biel (i) y José Luis Martínez Guijarro (d), respectivamente, durante el encuentro institucional que han mantenido en Cuenca para tratar cuestiones que interesan a ambas comunidades autónomas. EFE/Santiago Torralba

De la misma manera, Lambán ha avisado de que sería una "arbitrariedad" y una "irresponsabilidad" por parte de Sánchez "desdecirse de sus propias palabras y decisiones" y se ha mostrado convencido de que a Sánchez "en ningún caso le va a pasar por la cabeza convocar un congreso antes de que se resuelva la gobernanza de este país".

Y ha cargado con dureza contra Ferraz por abrir ese melón esta semana, en medio de la campaña gallega y vasca. "Ha sido desafortunado", ha dicho, para después añadir que esto "a las opciones de los socialistas gallegos y vascos no les favorece en absoluto", ha añadido.

Escuchar a Sánchez

Sobre la alternativa que se plantea en el próximo Comité Federal, García-Page ha incidido en que la situación no le tiene que afectar sólo al PSOE. "C's y Podemos tienen que entrar en una dinámica de excepcionalidad, la nueva política no puede traducirse en un permanente veto", ha dicho apuntando que "si no hay mayoría absoluta habrá que llegar a algún tipo de acuerdo", y apelando a tener "firmeza para consensuar" porque la radicalidad y el insulto "está tirado".

"Tengo claro que nadie queremos terceras elecciones pero que con el argumento de evitar terceras elecciones tampoco vamos a fabricar cualquier gobierno", ha señalado el dirigente del PSOE castellano-manchego, advirtiendo que tras las elecciones del domingo "también existe una posibilidad, estrecha si quiere, pero realista "de que el Partido Nacionalista Vasco entre en conversaciones con el PP". "Pero eso lo tendrán que decidir los vascos y eso sin duda despejaría mucho el camino", ha apuntado.

El dirigente aragonés, por su parte, cree que "ir al Comité Federal para decirle a Sánchez lo que tiene que hacer sería suplantar su papel", por lo que prefiere "escucharle a él, a ver qué nos dice", aunque ha precisado que, si el día 1 de octubre se celebra Comité habrá que "tener claro" que hace un año se cerró un acuerdo "que es preceptivo cumplir hasta las últimas consecuencias".

"En él se dice 'no a Rajoy', que unas segundas elecciones, y ya iríamos por las terceras, son absolutamente indeseables e inconvenientes para el país y que, en modo alguno se tiene que buscar alguna clase de complicidad activa o pasiva con independentistas". "Vaya tela encontrar una especie de cuadratura de ese círculo", ha concluido Lambán, aunque, a su juicio, Pedro Sánchez "en eso está trabajando y es en lo que tiene que trabajar ese día".

"No hay ningún drama de fondo"

Sobre sus declaraciones de este jueves sobre Sánchez, García-Page ha agregado que los dirigentes territoriales tienen "al menos tanto derecho a hablar y opinar como el resto de militantes y dirigentes, y como los de Ferraz", y ha recordado que tanto Castilla-La Mancha como Aragón, junto con otras, fueron "de las más claras de apoyo a la actual Dirección General".

Preguntado por si existe algún tipo de crisis o división, el socialista ha sido tajante al afirmar que "no de fondo", y ha insistido en que "no hay que tener más nervios, preocupación o drama que ayer o antes de ayer". "Estoy convencido de que en los próximos días todos intentaremos evitar votaciones que nos compliquen la vida. No veo ningún drama de fondo, estoy tranquilo", ha añadido.

Lambán, de su lado, ha admitido que, en los últimos días en algún momento concreto he tenido el "temor, no a que se hable, sino a que la necesaria fraternidad del PSOE pueda ser puesta en quiebra" y ha advertido que "quien tiene la principal responsabilidad para evitar la ruptura interna es el secretario general y luego los regionales".

Sin embargo, Miquel Iceta, baron también del PSOE y cabeza de lista por Catalunya ha arremetido contra los líderes políticos socialistas que están en contra de un gobierno alternativo al afirmar que "no se puede hacer lo que algunos habían planteado" desde el principio porque "si no se quiere un gobierno alternativo y no se quieren terceras elecciones, lo que se está planteando es que el Partido Socialista apoye al Partido Popular".

De esta forma, dirigiéndose a los barones escépticos, Iceta ha asegurado que es "de obligado cumplimiento" ir en busca de una alternativa al Partido Popular si no se quieren terceras elecciones, en referencia a un posible pacto con los partidos nacionalistas catalanes, a los que ha marcado como línea roja la celebración de un reférendum.

"Con los independentistas no voy a pactar nunca la independencia ni un referéndum sobre la independencia, por tanto los que pretendan condicionar la investidura con condiciones imposible están favoreciendo la continuidad de Mariano Rajoy", ha sentenciado.