Publicado: 02.11.2016 10:41 |Actualizado: 02.11.2016 10:41

'El País' acusa ahora a Pedro Sánchez de "completa ausencia de cultura democrática"

El diario lanza este miércoles un editorial acerca de las acusaciones del exsecretario general del PSOE en el programa de Jordi Évole, señalándole por desconocer el papel de los medios de comunicación en una democracia

Publicidad
Media: 3.83
Votos: 6
Comentarios:
El ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez durante su participación en el programa 'Salvados' de Jordi Évole este domingo. / EFE

El ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez durante su participación en el programa 'Salvados' de Jordi Évole este domingo. / EFE

MADRID.- El diario El País, que no mencionó las acusaciones al propio periódico lanzadas por Pedro Sánchez en Salvados, señala en su editorial de este miércoles al exsecretario general del PSOE por tener una "completa ausencia de cultura democrática" y de desconocer el papel de los medios de comunicación en una democracia.

El diario sale así al paso de las críticas de Sánchez durante una entrevista en el programa de Jordi Évole, de La Sexta, cuando acusó a algunos medios de comunicación, expresamente a El País, y a determinados empresarios de presionarle para que no alcanzara un pacto de gobierno con Podemos.



Hace referencia a una información de El Mundo en la que se asegura que fue Sánchez quien pidió entrevistarse con José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica -accionista del Grupo Prisa, editor de El País y la Cadena SER-, para pedirle que frenara "la hostilidad de Prisa".

"Confundir el derecho de los medios de comunicación a tener una línea editorial y expresarla libremente con el ejercicio de una presión inmoral e ilegítima sobre los partidos políticos sólo puede deberse -señala El País- a la ignorancia acerca del papel de los medios de comunicación en una democracia o, peor aún, a una mala fé deliberada al servicio de intereses y estrategias puramente personales".

El diario reconoce reuniones de Sánchez con directivos del periódico "en el marco de los contactos habituales" de los medios de comunicación con los líderes políticos para conocer de primera mano sus planteamientos y posiciones.

Además recalca que, según El Mundo, fue Sánchez quien pidió reunirse con Telefónica y afirma que presionar desde el poder político a empresas y accionistas de medios de comunicación, para torcer o manipular sus posiciones editoriales, "es algo común en los regímenes autoritarios pero constituye un acto inaceptable que descalifica por completo a quien aspiraba nada menos que a presidir el Gobierno de España".

"Si desde la oposición se permitía esa clase de licencias, no queremos imaginar qué sería capaz de hacer Sánchez en este terreno si hubiera obtenido el Gobierno", sostiene El País en su editorial.

El ex secretario general del PSOE se quejó en la citada entrevista en televisión de la línea editorial "tan abusiva e incluso insultante en lo personal" por parte de El País, que atribuyó a su intereses en impedir un acuerdo de la izquierda.

A finales de septiembre El País llegó a calificar a Sánchez en un editorial de "insensato sin escrúpulos".