Publicado: 28.05.2014 17:58 |Actualizado: 28.05.2014 17:58

‘El País’ apoyó el fallido plan de Rubalcaba para imponer su sucesión en un congreso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El diario El País ha tomado posición claramente a favor de la hoja de ruta marcada por Alfredo Pérez Rubalcaba para ser sustituido en un congreso extraordinario de delegados, sin dar voz ni voto a los militantes, ni mucho menos celebrar unas primarias abiertas como reclaman destacados dirigentes del partido, sólo horas antes de que el propio secretario general saliente admitiese que estaba estudiando cambiar sus planes ante la creciente contestación interna.

En un duro editorial contra las "peleas personales" y la "batalla interna entre socialistas" que, vaticina, "es una candidatura al fracaso", el periódico de Prisa toma partido a favor de la vieja guardia del PSOE y proclama que defender la celebración de primarias para elegir un nuevo líder "es un error típico de políticos demasiado preocupados por tacticismos internos".

"Mientras que la propuesta del PP está a la vista, la sociedad no sabe muy bien qué propone la socialdemocracia ni a quién representa" "Ni un congreso, ni unas primarias serán útiles si son incapaces de responder a la falta de credibilidad del PSOE, puesta de relieve por los resultados del 25 de mayo", continúa el editorial, sin mencionar que el PP perdió en las urnas el mismo número de votos que el partido socialista. El alegato incluso se pone de parte del partido conservador, al argumentar más adelante: "Mientras que la propuesta del PP está a la vista, la sociedad no sabe muy bien qué propone la socialdemocracia ni a quién representa".

En cuanto a las pugnas internas por la sucesión de Rubalcaba, El País afirma que tras ellas "late el temor a operaciones del aparato o la incomodidad de los que se preparaban para presentarse a las primarias. Ni los dirigentes deben entregarse a maniobras" --prosigue el diagnóstico del diario-- "ni se puede pretender que el proceso quede subordinado a las necesidades de los aspirantes a las primarias".

Después, subraya que "Rubalcaba había quedado desautorizado", pero concluye que su sustitución "en un congreso es lógico y correcto", porque "que un partido pretenda controlar su renovación orgánica no debe considerarse negativo, porque es el armazón indispensable para actuar en política". Y apoya esa conclusión en que "los partidos democráticos en Europa funcionan esencialmente por congresos".

Lo contrario (elegir al líder en primarias, cerradas o abiertas), según la tesis de El País, es "empezar a construir la casa por el tejado".