Público
Público

"El país se les va de las manos, hasta su presidente de honor les critica"

Aznar protagoniza la sesión de control en el Congreso, sin Rajoy ni Rubalcaba, donde la vicepresidenta del Gobierno volvió a recurrir a la herencia recibida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sesión de control sin los primeros espadas. El viaje del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a Bruselas para asistir al Consejo Europeo extraordinario de primavera, ha hecho que el líder de la oposición, el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, no formulase pregunta. Ya van dos semanas que no mantiene un cara a cara con el jefe del Ejecutivo. El lugar protagonista fue ocupado por la portavoz del grupo socialista, Soraya Rodríguez, y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Fue un debate en tono menos; ninguna de las dos empleó el tono fuerte que utilizan habitualmente.

Con todo, la representante socialista no se anduvo por las ramas. “El país se les va de las manos”, sentenció a modo de resumen a la hora de criticar el sectarismo con el que gestiona el Gobierno los asuntos públicos. Le recordó que desde la reforma laboral hasta el abandono de los dependientes y sus cuidadores “con sus decisiones siempre ganan unos pocos, pero pierden muchos una mayoría”, ha dicho Rodríguez.

Para apoyar su diagnóstico la portavoz socialista aseguró que “las críticas se les están acumulando desde todos los sectores sociales”. Y ha añadido: “Hasta el presidente de honor de su partido les critica”, en alusión a las palabras del ex presidente Aznar pronunciadas anoche durante una entrevista en la cadena privada Antena 3 TV en la que se pronunció de forma crítica con la actuación del Gobierno y del su presidente Rajoy.

“Ustedes se afanan en explicar que los sobresueldos cobrados en el partido tienen un origen legal, cuando lo que las investigaciones judiciales lo que trata de averiguar es el origen del dinero”, dijo la portavoz socialista en otro momento.La vicepresidenta Sáenz de Santamaría recurrió al consabido recurso de la herencia recibida para justificar el programa de reformas acometido por el Gobierno. “Nos dejaron un país en la ruina y hemos tenido que emprender unas reformas para superar esa situación”, ha dicho. Para ello ha recordado el déficit “del 11%  con el que nos encontramos, que nos obliga a realizar todos los esfuerzos, siempre con interés general”, ha insistido.

Pero la vicepresidenta recuperó su atapa de portavoz del grupo popular en la oposición para exigir explicaciones a su oponente. En concreto le conminó a que explicara “las razones por las que ayer fueron detenidos tres altos cargos socialistas en Extremadura. Explique si concepto del interés general en las administraciones, en este caso, es también el mismo que  en demostrado con los ERE de Andalucía”, ha insistido en medio del aplauso de la bancada popular.

La portavoz socialista le ha dicho que su papel en la sesión de control era el de responder a sus pregunta, no hacer calificaciones sobre lo que se le preguntaba.

El portavoz económico del Grupo Popular, Vicente Martínez Pujalte, duda de la posible vuelta de José María Aznar a la política recordando que el expresidente decidió 'dedicarse a otras cosas', pero en todo caso ha defendido la gestión del Gobierno de Mariano Rajoy. A su llegada al Congreso, Pujalte fue preguntado por la puerta que abrió Aznar a su vuelta a la política cuando aseveró que 'nunca' elude su responsabilidad y que cumplirá con su responsabilidad y con su conciencia 'con todas sus consecuencias'. 'No soy el representante legal de nadie y cada uno se dedica a lo que entiende conveniente y él ha decidido dedicarse a otras cosas', comentó el diputado del PP, recalcando que no vio la entrevista del presidente de honor de su partido en Antena 3. Según Pujalte, 'cada uno puede hacer los comentarios que crea convenientes' pero en su opinión 'el Gobierno está haciendo lo mejor que puede'. 'Tendrá sus aciertos y algunas cosas que se podrían mejorar, pero el Gobierno hace lo mejor para los ciudadanos', sostiene.