Público
Público

Pajín remueve la maquinaria del PSOE con mujeres y treintañeros

Varios secretarios de Organización coincidieron en Juventudes y ocho son mujeres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una revolución silenciosa se ha producido en la sala de máquinas del PSOE desde que Leire Pajín, con 31 años, se convirtió en julio en la número tres del partido.

El ascenso a la secretaría de Organización federal de la benjamina de Nueva Vía -el grupo que en el año 2000 aupó a José Luis Rodríguez Zapatero al liderazgo socialista- ha estado seguido de la elección de trece nuevos responsables de este área en las federaciones regionales -todos menos de los de Aragón, Euskadi y La Rioja, que repiten-.

Ocho son mujeres y tres coincidieron con Pajín en las Juventudes Socialistas -Andalucía, Castilla-La Mancha y Valencia-.

José Manuel Caballero, responsable de Organización del partido en Castilla-La Mancha, era en 2000 el secretario general de Juventudes Socialistas, en las que militaba Pajín por aquel entonces. Caballero, de 38 años, apostó por José Bono y Pajín lo hizo por Zapatero, lo que provocó tensiones entre los dos jóvenes dirigentes, que ahora ambos dan por enteramente superadas.

Rafael Velasco, secretario de Organización de Andalucía con 35 años, hace ocho era el máximo responsable regional de las Juventudes. En 2000 formó, junto a Pajín e Irache García -ahora eurodiputada-, el grupo de jóvenes que el PSOE incorporó al Congreso de los Diputados. Velasco y Pajín tuvieron a su llegada como tutor común a José Antonio Griñán, en la actualidad vicepresidente económico de la Junta de Andalucía.

También pertenecen a la generación de Pajín las secretarias de Organización de Valencia, Elena Martín, de 36 años, con la que igualmente coincidió en las Juventudes y además le une una relación de amistad personal; de Murcia, María del Carmen Moreno, de 32 años; y de Madrid, Trinidad Rollán, de 36 años.

Aunque pertenece a otra generación, Pajín mantiene también una estrecha relación con la nueva responsable de Organización en Galicia, Mar Barcón, de 45 años.

El relevo generacional ha sido especialmente notable en la federación valenciana, a la que pertenece la secretaria federal de Organización. Los cuatro primeros puestos en la jerarquía orgánica están ocupados por dirigentes de entre 36 y 38 años, incluido el secretario general, Jorge Alarte.

El valenciano no ha sido el único cambio radical que se ha producido al frente de las federaciones del PSOE desde que se celebró el 37 Congreso. A la generación de Pajín pertenecen también Óscar López Agueda, secretario general de Castilla y León, y Roberto Jiménez, de Navarra, ambos de 35 años.

En estos tres territorios el PSOE lleva muchos años en la oposición y la apuesta ha sido por el cambio generacional. La federación valenciana, pese a ser la tercera con más militantes, ha estado sumida en una sucesión de crisis internas desde que Joan Lerma perdió la presidencia de la Generalitat, en 1995.

En Navarra, Roberto Jiménez se convirtió en portavoz parlamentario en plena crisis interna por la decisión de la dirección federal de permitir el gobierno en minoría de UPN. Tras el fallecimiento del secretario general, Carlos Chivite, accedió al liderazgo del partido.

Óscar López Agueda, también de 35 años, se convirtió en la mano derecha de José Blanco tras la elección de Zapatero y ha compartido trabajo con Pajín en la Ejecutiva federal. El PSOE está en la oposición desde 1986.