Publicado: 13.02.2014 18:45 |Actualizado: 13.02.2014 18:45

El Parlament pide la retirada del proyecto de ley del aborto con división en CiU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Parlament ha aprobado este jueves una moción que pide la retirada del anteproyecto de ley del aborto en una votación con división en las filas de CiU, ya que los diputados de UDC han votado junto con los del PP en contra de la propuesta, CDC y el resto de partidos a favor y Ciutadans se ha abstenido.

El punto aprobado corresponde a una moción más extensa presentada por el PSC y pide la retirada del proyecto del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, al tiempo que reconoce "la capacidad de las mujeres de decidir plenamente sobre su embarazo".

Como sucede en cuestiones relativas al aborto, CiU ha dado libertad de voto a sus diputados y se ha reproducido la misma división que hace dos días en el Congreso, cuando UDC votó en contra de la propuesta de retirada de la ley planteada por el PSOE, mientras que CDC votó a favor. Fuentes democristianas consultadas por Efe justifican la decisión porque consideran que las leyes se deben poder tramitar y será en todo caso cuando conozca el texto definitivo en la Cámara baja cuando ya abrirán el pertinente debate interno para posicionarse.

Al defender la moción, la diputada del PSC Montserrat Capdevila ha apelado al "derecho a decidir de las mujeres" y ha pedido al PP que escuche no sólo al Parlamento catalán sino también al extremeño, que, a propuesta del PP, ha pedido también que se paralice la reforma. "Se equivocan de Parlamento", ha replicado la diputada del PP Dolors López, que ha criticado la moción porque su objetivo, ha dicho, no es el derecho de las mujeres sino "ir en contra del Gobierno de España".

Remarcando que hablaba a título personal, la diputada de CiU Meritxell Borràs ha opinado que el aborto es mejor abordarlo desde la prevención que apostar por modelos "punitivos" que pueden llevar, a su juicio, a la vulneración del derecho de decisión de las mujeres.

En un debate en el que la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, ha tenido que intervenir en diversas ocasiones para pedir silencio a los diputados, la parlamentaria de ERC Rosa Amoròs ha advertido de que los políticos no están trabajando "con el ritmo que sería necesario" en salud reproductiva y ha remarcado que no se puede dar "ni un paso atrás" en el derecho de las mujeres. Por su parte, Marta Ribas, de ICV-EUiA, ha denunciado que la ley del PP "roba" derechos a las mujeres y ha instado a combatirla a través de las instituciones y en la calle.

José Manuel Villegas, de Ciutadans, ha defendido la abstención de su grupo en este punto de la moción porque, pese a que coinciden con el fondo, no están de acuerdo con la literalidad del escrito.

La diputada de la CUP Isabel Vallet ha subrayado que la ley de Gallardón es una "contrarreforma" que está "viciada de anticonstitucionalidad" y que parte de la base de un "control capitalista sobre el cuerpo de las mujeres" con el objeto de "regular" si tienen que "parir más o menos" en función de la necesidad de "mano de obra".