Publicado: 06.02.2014 13:35 |Actualizado: 06.02.2014 13:35

El Parlamento vasco aprueba integrar Treviño en Álava

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Parlamento vasco ha aprobado este jueves, con el apoyo del PNV, EH Bildu y PSE-EE, y la abstención del PP y UPyD, una iniciativa legislativa ante las Cortes Generales para la integración de Treviño -enclave que depende administrativamente de Burgos, pero que está rodeado de tierras alavesas- en el Territorio Histórico de Álava (Reportaje, Treviño quiere ser vasco).

La iniciativa aprobada este jueves responde a una propuesta impulsada desde los Ayuntamientos de Condado de Treviño y La Puebla de Arganzón, que integran el enclave.

La Junta de Castilla y León y la Diputación de Burgos, ambas gobernadas por el PP, se oponen a la segregación de esta parte de su territorio. La propuesta de la Cámara vasca, que plantea una nueva vía para tratar de sortear el bloqueo de este contencioso, supondría que la anexión de este enclave a Álava se realice directamente a través del Congreso de los Diputados y el Senado. No obstante, no es previsible que la iniciativa salga adelante, dado que el PP se opone a ella y tiene mayoría absoluta en ambas cámaras.

En el apartado justificativo de la propuesta -que ha recibido el apoyo del PNV, EH Bildu y el PSE-EE, mientras que el PP y UPyD se han abstenido en la votación- se recuerda que la población de Treviño "ha manifestado su voluntad de segregación" a través de acuerdos adoptados en 1980, 1998 y 2013. Castilla y León y la Diputación de Burgos, ambas gobernadas por el PP, se oponen

Además, se indica que la modificación del ámbito territorial provincial "está prevista en normas de diferente rango", como la Constitución Española o los estatutos de Euskadi y Castilla y León. En la iniciativa se recuerda que el rechazo de Castilla y León a la segregación da lugar a un "empate" cuya resolución se considera que puede producirse ahora a través de una ley orgánica aprobada por las Juntas Generales.

Por ese motivo, se plantea que éstas establezcan por ley que los municipios de Condado de Treviño y La Puebla de Arganzón "queden agregados a la provincia de Álava". Además, se pide que las diputaciones afectadas por la ley orgánica a través de la que, en su caso, se adopte esta decisión, "mantendrán su composición hasta las próximas elecciones locales".

En dichos comicios, tal y como se indica en el texto, "se adoptarán las medidas necesarias para adaptar su composición y funcionamiento a la alteración de los límites provinciales aprobada". En otro apartado de la propuesta se establece que en un plazo de tres meses a partir de la entrada en vigor de la referida ley orgánica, las entidades y organismos públicos correspondientes "procederán a adaptar la estructura y funcionamiento de los servicios públicos a la nueva delimitación provincial, efectuándose las modificaciones normativas necesarias".

La representación del Parlamento vasco que defenderá esta iniciativa en las Cortes estará integrada por Xabier Agirre (PNV), Belén Arrondo (EH Bildu) y Txarli Prieto (PSE-EE).

El parlamentario del PNV Xabier Agirre ha confiado en que el "nuevo camino" que se abre con esta propuesta pueda ser "la solución jurídica y política" para atender a la voluntad "mayoritaria" de los treviñeses por integrarse en Álava. A su juicio, esto respondería a un criterio de "lógica", dado que el enclave está "a cien kilómetros de Burgos y a diez de Vitoria".

Por parte de EH Bildu, Belén Arrondo ha lamentado que todos los intentos realizados hasta la fecha para lograr la anexión han sido "frustrados", y ha advertido de que "ya es hora de respetar lo que dicen los treviñeses".

Tras la aprobación de la iniciativa, representantes de los ayuntamientos de Condado de Treviño y La Puebla de Arganzón han comparecido ante los medios de comunicación para analizar lo que han calificado de "hito importante". Además, han asegurado no "entender" la postura de los conservadores vascos, y han pedido al Estado que "no escurra el bulto" y afronte el problema para resolver de una vez por todas este contencioso.

En el transcurso del debate, un exconcejal de Treviño que se encontraba siguiendo el pleno ha sido expulsado del Parlamento por llamar "cobarde y mentiroso" al parlamentario del PP Carmelo Barrio, que en ese momento estaba justificando la abstención de su grupo.