Público
Público

El Parlamento vasco colocará la bandera de España en el exterior

El único grupo que se ha opuesto a acatar la sentencia del Tribunal Supremo ha sido Eusko Alkartasuna

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Parlamento vasco acatará la orden del Tribunal Supremo y colocará la bandera de España en el exterior del edificio, según ha decidido este martes la Mesa de la Cámara.

En la reunión ordinaria de la Mesa de la institución se analizó la sentencia de la pasada semana del Supremo que ordenaba que la bandera española deberá ondear 'de manera permanente' en el exterior de la sede del Parlamento vasco en Vitoria y ocupar un 'lugar preferente' en el interior del edificio.

Actualmente, la Cámara de Vitoria no tiene mástiles, de manera que nunca han ondeado las banderas en su exterior, y coloca las tres banderas correspondientes, la ikurriña, la española y la europea, en el salón de recepciones, de forma permanente.

A partir de ahora, aún sin fecha, las banderas también ondearán en el exterior del edificio, según ha explicado al término de la Mesa la vicepresidenta primera de este órgano, Isabel Celaá (PSE).

La representante del PSE ha explicado que no se ha entrado en detalles sobre dónde se va a colocar la bandera española ni en qué plazo, sino que únicamente se ha tomado la decisión de acatar la sentencia del Supremo, y no ha sido necesario votar.

El único grupo que se ha opuesto a acatar la sentencia ha sido Eusko Alkartasuna, ha indicado Celaá.

En los pasillos de la Cámara, el vicepresidente segundo de la Mesa Rafa Larreina (EA) ha explicado que cuando la presidenta de la Cámara, Izaskun Bilbao (PNV), ha comunicado que 'no cabían más posibilidades de recurso y que sólo cabía colocar la bandera española', él ha hecho constar en acta su disconformidad.

Larreina ha señalado que la situación actual, sin que figure ninguna bandera en el exterior de la Cámara, 'respetaba todas las sensibilidades que hay en la sociedad vasca'.

Para el dirigente de EA, la sentencia del Supremo responde 'a una visión trasnochada de un nacionalismo español caduco y rancio, que piensa que las identidades nacionales se imponen por decreto o por ley'.

Larreina ha opinado que en países 'civilizados' como Escocia, los edificios que pertenecen a la administración escocesa tienen la bandera escocesa y los que pertenecen a la administración británica hacen ondear la enseña británica.