Público
Público

La particular 'venganza' de los regionalistas extremeños

El rechazo de PSOE e IU les ha dejado solos en su intento por desbancar a Monago de la Junta, y ahora los diputados de Coalición Extremeña darán voz en la Asamblea a los sectores críticos de ambos partidos de izquierda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Durante una semana los regionalistas de Coalición Extremeña habían creído ser decisivos para el futuro de Extremadura, pero tanto el PSOE como IU han querido dejarles claro que no. Ni uno ni otro están dispuestos a cambiar la posición que mantienen en el mapa político de la región, y menos por la fuerza del ultimátum que les plantearon los regionalistas: estos les emplazaron a presentar una moción de censura contra el Gobierno del conservador José Antonio Monago, porque sino, ellos darían carta blanca al PP en la aprobación de los Presupuestos para 2014.

El emplazamiento de la coalición integrada por el Partido Regionalista Extremeño (PREx) y Convergencia Regionalista de Extremadura (CREx) llegaba apenas un mes después de que sus dos representantes en la Asamblea de Extremadura rompieran el acuerdo electoral que mantenían con el PSOE, abandonando así el Grupo Parlamentario Socialista y pasando a formar parte del Grupo Mixto. Esos dos votos resultan desde entonces decisivos ante la ajustada diferencia de escaños que separa a izquierda y derecha en la cámara autonómica.

Pero está aún por demostrar cuál será la influencia real de esta nueva circunstancia. Porque ni los socialistas ni los miembros de IU Extremadura están dispuestos por ahora a poner en marcha una moción de censura contra Monago, ni el PP tiene previsto romper sus acuerdos con la federación de izquierdas que dirige Pedro Escobar. Los regionalistas se han quedado, por tanto, solos en sus pretensiones, a pesar de que están dispuestos a cumplir con el ultimátum lanzado el pasado fin de semana y apoyarán las cuentas de Monago para el próximo ejercicio. 

En este contexto, desde PREx CREx preparan su particular venganza contra la izquierda institucional de la comunidad. Así, a pesar de que ya han dado el aval al Gobierno regional para que sus Presupuestos entren en la Asamblea, no cierran la puerta a presentar enmiendas parciales antes de que acabe el plazo, el próximo 21 de noviembre. Y para redactarlas, tienen previsto contar con la opinión de los sectores críticos tanto de IU como del PSOE.

Se trata de 'dar voz' a estas corrientes extraparlamentarias, según reconoce en declaraciones a Público el secretario general de Coalición Extremeña, Estanislao Martín. En concreto, se pondrán en contacto con el grupo de La Mayoría de IU, crítica con la gestión de Escobar y con fuerza, principalmente, en las ciudades extremeñas; con Socialistas Independientes de Extremadura (SIEX), una escisión del PSOE que se fundó a mediados de los años 90 del siglo pasado; con Independientes por Extremadura (IPEX), coalición compuesta por diferentes partidos; y con Unión del Pueblo Extremeño (UPEX), creada por una exmilitante del PP.

'Serán propuestas prestadas para constituir una alternativa regionalista', explica Martín, que denuncia que todos los partidos con representación parlamentaria han demostrado estar 'cómodos en sus posiciones', tras rechazar todas ellas la negociación propuesta por PREx CREX. Y es que en su opinión, lo sucedido en los últimos días ha demostrado que 'todos se mueven por sus propios intereses y pensanso en las próximas elecciones'.