Publicado: 26.05.2015 19:50 |Actualizado: 27.05.2015 10:40

El partido de Llamazares culpa al entorno de Alberto Garzón de la debacle electoral 

Izquierda Abierta cree que los malos resultados de IU se deben a la "irresponsabilidad" de algunos dirigentes que apoyan en público a candidaturas ajenas y hablan de los problemas internos de la formación.

Publicidad
Media: 2.87
Votos: 15
Comentarios:
Alberto Garzón y Gaspar Llamazares, juntos en una rueda de prensa del Congreso de los diputados, en 2012. Prensa IU

Alberto Garzón y Gaspar Llamazares, juntos en una rueda de prensa del Congreso de los diputados, en 2012. Prensa IU

MADRID.- Izquierda Abierta (IA), el partido creado en el seno de Izquierda Unida que lideran Gaspar Llamazares y Montserrat Muñoz, responsabiliza de la "debacle electoral autonómica" de Izquierda Unida (IU) en las elecciones del domingo a "dirigentes y referentes federales" de IU, en una alusión velada a Alberto Garzón y los miembros de la formación más afines al candidato de IU a la Moncloa.

En un comunicado publicado en la tarde del martes, achacan a estos dirigentes una "nefasta política de comunicación, una caótica política de convergencia y una irresponsabilidad manifiesta". Acusan además a los de Garzón de actuar "sin ningún pudor ni prudencia" al "incidir en cuestiones internas" y "deslegitimar candidaturas de IU" en público.



Los de Llamazares exigirán responsabilidades a los de Garzón ante la Ejecutiva Federal de Cayo Lara

En la nota explican la enorme pérdida de diputados (han pasado de 35 a 9) y el batacazo de Valencia, Murcia, Extremadura y Madrid, donde IU ni siquiera ha logrado obtener representación, a "la incompetencia, los errores o la utilización malintencionada de la estructura federal" de Garzón y afines a él, por lo que anuncian que exigirán responsabilidades "en el marco federal", es decir, ante la Ejecutiva que preside Cayo Lara.

Las candidaturas de unidad popular han sido uno de los principales focos de tensión entre ambas corrientes, ya que para IA a pesar de que "han sido vinculadas a otros partidos" y en ellos el "papel esencial de Izquierda Unida ha sido completamente desdibujado", los partidarios de Garzón "se han empeñado en enaltecerlas y contraponerlas a otras en las que IU sí participaba", poniendo como ejemplo los casos de Madrid y Extremadura.

Con estas palabras se refieren al apoyo público a Ahora Madrid que mostraron algunos miembros de la formación como Javier Couso o Yolanda Díaz, identificados con el sector de Garzón, que firmaron un manifiesto en favor de la candidatura de Manuela Carmena, desmarcándose así de la opción de IU de la Comunidad de Madrid, encabezada por Raquel López.

Izquierda Abierta cree que estas situaciones han "generado ruido negativo sobre IU" y han "fomentado una sensación de caos, insolvencia y desunión", repercutiendo negativamente en los resultados de Izquierda Unida; y que por tanto ya no pueden confiar "en dirigentes que apoyan otros proyectos".

Sin embargo, los de Llazamzares sí defienden a candidaturas como Barcelona en Comú o Zaragoza en Común, donde nadie ha sido "excluido o maltratado por su tradición y sentimentalidad de izquierdas".