Publicado: 22.09.2015 12:40 |Actualizado: 22.09.2015 17:00

El partido de Llamazares perfila su salida de IU

“En IU hoy no se puede discrepar porque se corre el riesgo de que te echen a la calle”, ha asegurado Montserrat Muñoz, coportavoz de Izquierda Abierta y hasta ayer, miembro de la Ejecutiva de IU. Los próximos días decidirán si abandona la coalición.

Publicidad
Media: 2.75
Votos: 4
Comentarios:
Esperanza Martínez y Montse Muñoz (Centro) durante la rueda de prensa.- PÚBLICO

Esperanza Martínez y Montse Muñoz (Centro) durante la rueda de prensa.- PÚBLICO

MADRID.- 
“Los hemos intentado desde dentro pero ya no nos dejan más”. La voz de Monstserrat Muñoz, conteniendo el llanto por momentos, deja pocas dudas del siguiente paso. Izquierda Abierta, el partido integrado en Izquierda Unida del que Muñoz es coportavoz junto a Gaspar Llamazares está a pocos días de abandonar la coalición. La gota que colmó el vaso para ellos cayó ayer, cuando el secretario federal de organización de IU, Adolfo Barrena, le explicó en la sede que ya no era miembro de la Ejecutiva. La reunión no empezaría hasta que ella y la responsable federal de Justicia, Esperanza Martínez, también de Izquierda Abierta, salieran de la sala.

El motivo oficial es que ya no son militantes de IU. Tras la ruptura con la federación madrileña, IU-Comunidad de Madrid, a la que se han opuesto desde el principio, ambas decidieron no reafiliarse a la nueva estructura creada desde la Dirección Federal. Como ellas, más de 3.000 personas que militaban en IU-CM. “Buscarán mil argumentos para justificar que nos echen a dos personas que hemos trabajado por IU toda la vida. Dirán que hay una razón administrativa, pero sabemos que no es así”, ha asegurado Muñoz en rueda de prensa, visiblemente afectada.



“Ni en la peor de nuestras pesadillas podíamos imaginar algo así”, ha añadido, acompañada de la también expulsada Martínez y otros militantes de Izquierda Abierta y miembros de la Ejecutiva de IU, como Tasio Oliver y Antonio Cortés, que ayer abandonaron la sala en señal de protesta. También la acompañaba Luis García Montero, quien fuera candidato de IU a la presidencia de la Comunidad de Madrid en las últimas autonómicas y que, ante la ruptura con la federación madrileña, decidió afiliarse a ella dejando IU-Andalucía.

De trabajar para IU el sábado a estar fuera el lunes

Muñoz no ha criticado la expulsión, sino las formas. En un claro reproche al coordinador federal, Cayo Lara, la ya exmilitante de IU ha recordado que el pasado sábado estuvo representando a su formación en la asamblea de la Federación Española de Municipios y Provincias. “Desde las siete de la mañana hasta las nueve de le noche estuve allí. Consulté con el coordinador por teléfono varias veces nuestra posición. Nunca me dijo nada”. Dos días más tarde, Lara agachaba la cabeza mientras muñoz protestaba por no poder seguir en la Ejecutiva, ha recordado. “Nos hubiera gustado que nos mirara a los ojos y nos dijera que estamos fuera. Lo hubiéramos entendido mejor. Siento que me han tomado el pelo”. No tienen dudas, la decisión sobre su permanencia, según ella, tuvo que tomarse el mismo domingo.

"El sábado representé a IU en FEMP. Nadie me dijo nada. Me han tomado el pelo"

Alcaldesa de San Fernando de Henares durante tres legislaturas, diputada en el Congreso y militante de IU desde su fundación en 1986, la coportavoz de Izquierda Abierta ha sostenido que no la echan por no reafiliarse a la nueva IU Madrid. “Había una voluntad clara de echarnos de la dirección [a los miembros de Izquierda Abierta]. En IU hoy no se puede discrepar porque se corre el riesgo de que te echen a la calle”, ha lamentado.

No ha aclarado si Izquierda Abierta va salir de IU, aunque tanto ella como otros asistentes lo han dado a entender. En los próximos días analizarán los siguientes pasos y se planteará la desvinculación en los órganos del partido de Llamazares. Muchos lo dan por hecho y varios esperarán al próximo Consejo Político Federal para anunciar su salida de la organización.

Antes de terminar su comparecencia, Muñoz, ha enviado un claro mensaje a la dirección federal y en concreto al candidato, Alberto Garzón: “Es muy difícil buscar la confluencia fuera cuando renuncias a ella en tu propia casa. Cuando una organización utiliza prácticas no democráticas y mecanismos torticeros se cava su propia tumba”, ha zanjado.