Publicado: 12.06.2014 10:00 |Actualizado: 12.06.2014 10:00

El Partido X denuncia irregularidades en el proceso electoral tras su fracaso el 25-M

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

100.115 votos y 0 escaños. Ese fue el resultado obtenido por el Partido X en las pasadas elecciones europeas del 25 de mayo. Ahora, tras haber analizado la situación, la formación que lidera Hervé Falciani denuncia ciertas irregularidades observadas en el proceso electoral. La "falta de respeto" por la Ley Electoral de las televisiones, los formularios del CIS en los que no aparecían y el exceso de burocracia para poder emitir el voto por correo son algunas de ellas.

Así, el Partido X recuerda, para empezar, que no fueron invitados a un debate emitido en La Sexta con representantes de "fuerzas emergentes". Después de eso, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) elabora una encuesta electoral en cuyo formulario aparecen formaciones sin representación, de reciente aparición, como Vox o Podemos pero no el Partido X.  "Alguien ha decidido visibilizar a algunos porque sí. Esto siempre ha pasado. Hasta que hagamos que deje de pasar", continúa

"En general no vamos a atribuir al cálculo o a la conspiración política lo que se puede simplemente atribuir a la estulticia, a la costumbre por la arbitrariedad, a la toma de decisiones sin control ninguno por parte de los ciudadanos; también de quienes diseñan los cuestionarios del CIS. También ellos ven la tele y tiene base en Madrid y a la hora de considerar las opciones existentes, las que quizás no les suena, las que no salen en la tele o no hayan oído en el bar tomando el café por la mañana, corren más el riesgo de dejar de existir", especifican en su análisis los de Falciani. 

Y, para cerrar la pescadilla que se muerde la cola, el Partido X asegura que en las fechas posteriores los medios de comunicación utilizaban los resultados de esos sondeos del CIS para excusarse por no invitarles a sus tertulias o entrevistas.  "Según la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg), en teoría no hay ninguna razón ética o legal por la que algunos partidos nuevos o con menor representación debieran tener más espacio en televisión que cualquiera de los otros en las mismas condiciones. Y esto con especial atención en la última semana, ya que alrededor de un 20% de los electores se decide en los últimos días", recuerdan.

"La gente buscaba caballos ganadores para dar un golpe magistral de escarmiento al bipartidismo y la televisión decidió quién estaba en la quiniela"

Sin embargo, según sus propios cálculos, tanto Podemos como Vox como el Movimiento Red de Elpidio Silva obtuvieron muchas más horas de emisión que el Partido X, cuestión que separó su distancia en intención de voto en más de 10 puntos. "La gente buscaba caballos ganadores para dar un golpe magistral de escarmiento [al bipartidismo que, según la formación de Falciani, fue vencido gracias al 15-M] y la televisión decidió quién estaba en la quiniela en función de criterios de audiencia", denuncian. "Con lógica, la gente decidió concentrar su voto en opciones que le sonaban o podían sonar más, y así lo hizo", lamentan.

Pese a todo, todos estos datos sirven a la formación para hacer autocrítica por "no haber considerado la posibilidad de que la tele se saltase la ley en época de campaña". "Ha sido nuestro principal error, un error de cálculo que nos ha pasado factura, una ingenuidad que no podemos achacar a nadie más que a nosotros mismos", se culpan. 

No obstante, en el documento titulado Viaje a las tripas del sistema electoral, el Partido X insiste en que su análisis no pretende ser una queja por no haber conseguido su objetivo de entrar en el Parlamento Europeo. Es más, hace autocrítica por no haber sabido utilizar algunos instrumentos que podrían haberles lanzado a la fama y, así ser más conocidos entre los electores. 

"Podemos han sido los más inteligentes y eficaces en política electoral", señala el Partido X en alusión al "candidato tertuliano" Pablo Iglesias

En este sentido, felicita a Podemos —que consiguió 5 escaños el 25-M— y a su líder, Pablo Iglesias, por su "trabajo estratégico magistral" en precampaña y, en general, desde que nació la formación, hace tan sólo cinco meses. "Han sido los más inteligentes y eficaces en política electoral de todos los que estamos en juego; han sabido anticipar y preparar su terreno y esto es debido a un esfuerzo propio de Pablo Iglesias y de los compañeros con los que ha creado La Tuerka, sin la ayuda de nadie y con mucha habilidad", señala el Partido X, destacando el "nicho de audiencia muy considerable" que el programa ha conseguido tanto en Hispan TV como en este diario. "En Público han acabado estableciendo su sede y así han pasado a influir directamente en la información que llegaba a este medio, consiguiendo que fuera prácticamente el medio de comunicación de su campaña", critican en el documento.

El Partido X también resalta la capacidad de Iglesias para haberse convertido en "un personaje claro y reconocible en sus reivindicaciones" por su participación como terturliano en varias cadenas de televisión, así como su "efectiva combinación de trabajo en televisión y de uso transmedia de las redes sociales para retroalimentar y replicar su mensaje". 

Por otro lado, abogando —como en su programa Democracia y Punto—  por el control ciudadano de las instituciones, el Partido X asegura que ha trabajado "para vigilar el proceso" durante estas últimas elecciones. "Observando desde dentro cómo se desarrollaban nos hemos dado cuenta que falta mucho trabajo para conseguir unas elecciones realmente democráticas también en su mismo funcionamiento. Después de que en muchísimos países decenas de miles de nuestros conciudadanos no hayan recibido la documentación para poder votar tal y como denunció retiradamente la Marea Granate, podemos decir que también en casa las incidencias son la norma", lamentan.

Para empezar, denuncian que la ley electoral es "vapuleada" desde el momento en el que "para organizar una candidatura" existe una "falta total de sincronización" entre las Juntas Electorales y los Ayuntamientos. Información contradictoria, burocracia excesiva que hacen de ello un proceso "ineficiente y farragoso", que ha de tramitarse a través de fax "en el siglo XXI" dentro de unos "plazos ilógicos" que, además, se incumplen son algunos de los puntos denunciados en Viaje a las tripas del sistema electoral.

"Es imposible elevar una queja que no haya sido comunicada in situ en la propia mesa electoral"

Y, ya en lo que respecta a la propia jornada electoral, el Partido X asegura haber recibido llamadas y mensajes vía Twitter de más de 14.000 personas que comunicaron incidencias a pie de urna: un 80% —dicen— sobre la "desigual distribución de papeletas en las mesas electorales" y el 20 restante, "con la ausencia de papeletas, directamente". Después, "durante el escrutinio en las mesas electorales, el 100% de las incidencias estuvo relacionado con errores muy preocupantes en el recuento de votos; en nuestro caso, confusiones entre papeletas de la candidatura de Red Ciudadana Partido X y Movimiento RED detectadas en decenas de mesas", aseguran. Además, afirman que "es imposible elevar una queja que no haya sido comunicada in situ en la propia mesa electoral", dado que "las papeletas y los sobres se destruyen en cuanto acaba el escrutinio".

"En nuestro caso concreto, donde teníamos interventores, pudimos subsanar parte de estos errores, pero donde no teníamos a nadie, no pudimos y nos escribieron decenas de personas avisándonos de que nos habían votado pero en su localidad no quedaba constancia. Hemos presenciado en al menos tres ocasiones cómo el voto a la Red Ciudadana Partido X acaba en RED porque a los miembros de la mesa les sonaba", aseguran. "Calculamos haber perdido como mínimo unos 10.000 votos de esta manera", estiman. 10.000 votos que, reconocen, "no cambiarían sustancialmente el resultado de las elecciones", aunque sí moverán al Partido X a seguir trabajando para "evitar los fraudes".