Público
Público

Los partidos minoritarios dan la espalda a las reformas de Rajoy

Sólo UPN apoya las propuestas del presidente del Gobierno, rechazadas por Compromís, Geroa Bai, CC, FAC y BNG, que piden reformar la Constitución

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La escenificación del discurso contra la corrupción del PP de Joan Baldoví (Compromís-Equo) en el debate sobre el estado de la nación fue, sin duda, la más trabajada, aunque Mariano Rajoy la despachó con una réplica de dos frases irónicas y no respondió siquiera a su petición de moratoria para destinar el dinero del pago de la deuda pública a las personas necesitadas. El diputado del Grupo Mixto comenzó con un 'Algo huele a podrido en España, ¿no lo huele usted, señor Rajoy?' y pasó a desplegar el contenido de cuatro sobres que llevó consigo para hacer su resumen de la gestión del presidente: en el primero, para criticar la subida del IVA, 'los chuches' de Rajoy; en el segundo, el 'Que se jodan' de la diputada Andrea Fabra; en el tercero, 'el confeti' de la fiesta de cumpleaños de la hija de la ministra de Sanidad, pagada presuntamente con dinero de la Gürtel, y en el cuarto, la reforma constitucional de PP y PSOE en agosto de 2011.

De los partidos minoritarios de la Cámara, sólo Unión del Pueblo Navarro (UPN), representada por Carlos Salvador, dio a Rajoy una palmada en la espalda por sus reformas económicas, con las que dijo mantener su 'compromiso leal'. Lo más duro que el navarro dirigió al presidente del Gobierno fue su advertencia de que no utilicen Navarra como 'precio político' en el desafío territorial.

El resto de partidos minoritarios criticaron duramente las políticas sociales y económicas del Gobierno, unos más centrados en sus territorios respectivos (Ana Oramas, portavoz de Coalición Canaria; Enrique Fernández Sostres, diputado de Foro Asturias, que se centraron en criticar duramente el abandono al que somete el Ejecutivo a sus Comunidades) y otros, en la situación económica general, como Uxue Barkos, de Geroa Bai, que pidió al presidente y su Gobierno un acercamiento a la realidad social. 'Salga a la calle', le pidió la diputada navarra.

'La corrupción, fundamentalmente, es de su partido, no diga que es de todos igual'. La portavoz del Bloque Nacionalista Galego (BNG), Olaia Fernández, acusó con contundencia a Mariano Rajoy de ser el presidente de una 'crisis institucional debida a la corrupción que afecta al Gobierno y a la Corona' y le reprochó haberse referido ayer a esta coyuntura 'como si no fuera con usted', cuando 'la bicha está ahí', en el PP y el Gobierno, del cual citó a la ministra de Sanidad, Ana Mato, y al de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.

Fernández pidió a Mariano Rajoy una reforma de la Constitución Española, que, según el Bloque, no debe ser 'sacralizada' y reformada sólo 'a su conveniencia', aludiendo a la modificación exprés realizada en verano de 2011 en la Carta Magna para incluir el techo de endeudamiento de la Administración. Además, le conminó a 'dimitir y convocar elecciones, a fin de que la ciudadanía pueda pronunciarse sobre lo que está pasando'.

La portavoz parlamentaria del BNG apeló al origen gallego del presidente del Gobierno para reprocharle que sus 'compromisos [con Galicia] son el recopilatorio de más mentiras e incumplimientos', particularmente, el 'fracaso clamoroso' de su negociación de los fondos europeos, por la esta Comunidad recibirá, entre 2014 y 2020, '1.300 millones de euros menos', que suponen 'un recorte del 40%' con respecto a los fondos anteriores. 'Son ustedes un activo tóxico para la calidad de vida de la gente', concluyó.