Público
Público

Archivada la denuncia del exministro Soria contra Rosell por un supuesto retraso malicioso en una causa

El TSJ de Canarias considera que la juez no incurrió en delito alguno cuando dejó la política y su pareja, el periodista Carlos Sosa, vendió una licencia de radio al imputado Miguel Ángel Ramírez, investigado en su juzgado

Publicidad
Media: 3.73
Votos: 11
Comentarios:

La magistrada Victoria Rosell en una imagen de archivo cuando era candidata de Podemos a las elecciones generales.

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA.- El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha archivado la denuncia del exministro popular de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, contra la juez y exdiputada de Podemos, Victoria Rosell, por supuesto cohecho, retraso malicioso y prevaricación en la instrucción de la causa contra el empresario Miguel Ángel Ramírez.

En este sentido, la juez de la Sala de lo Civil y lo Penal, Margarita Varona, ha decidido el sobreseimiento de la causa contra Rosell después de haber tomado declaración a la propia juez y a otros testigos.

La instructora considera que no existe delito en la actuación de Victoria Rosell como titular del juzgado de instrucción 8 de Las Palmas. En concreto, en la compra por parte del empresario Miguel Ángel Ramírez, presidente de la UD Las Palmas, de una licencia de radio a la pareja de la juez, Carlos Sosa. Esta compra, por un total de 300.000 euros, se realizó después de que Rosell diera el salto a la política con Podemos.

La entonces diputada dimitió para defenderse, de tal manera que el caso pasó del Tribunal Supremo al TSJ de Canarias, que finalmente lo ha archivado.

El Promotor de la Acción Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial también archivó el expediente disciplinario abierto contra Rosell.

En una entrevista concedida a Público esta semana, Rosell aclaraba que el TSJ de Canarias había practicado todas las pruebas y que ella no sólo mantuvo la investigación sobre Ramírez sino que ella la amplió al supuesto delito de fraude a la Seguridad Social, por el impago de las cuotas de sus trabajadores por valor de 13 millones de euros.

Su sucesor en el juzgado mientras estuvo en la política, el magistrado Salvador Alba, se reunió con Ramírez para acordar los términos de su declaración en los que, supuestamente iba a involucrar a Rosell. En las grabaciones Ramírez reconoce que mantenía negocios con Carlos Sosa desde 2009.