Público
Público

Barcina salva el Gobierno navarro al obtener el respaldo de su partido

Logró la victoria por estrecho margen, y hace un llamamiento a los socialistas "para tener la estabilidad que necesitamos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Yolanda Barcina ha fortalecido su posición en UPN y en el Gobierno de Navarra tras haber sido reelegida, por muy escaso margen, como presidenta de la formación regionalista en el Congreso celebrado este domingo, en el que se ha impuesto a Alberto Catalán, presidente del Parlamento de Navarra y hasta ahora vicepresidente de la formación regionalista.

Barcina llegaba al cónclave regionalista presidiendo un Gobierno en minoría parlamentaria, perseguida por el escándalo de haber cobrado dietas de Caja Navarra, y se vislumbraba el riesgo de que saliese del congreso sin el respaldo de su partido.

Sin embargo, aunque por poca ventaja (871 votos a su favor por 795 a favor de Catalán, poco más del 51% frente al 47%), Barcina ha revalidado su liderazgo en el partido y ha situado también en la Vicepresidencia y en la Secretaría General a sus dos candidatos, Juan Antonio Sola y Óscar Arizcuren, que también se han impuesto a los nombres de Catalán por un estrecho margen.

Yolanda Barcina y Alberto Catalán intentaron alcanzar un acuerdo para evitar llegar al congreso con dos candidaturas a la Presidencia, algo que no pudo fructificar y finalmente el pasado 1 de marzo ambos decidieron registrar sus candidaturas de forma separada.

En medio de la carrera por conservar la Presidencia del partido, Barcina ha tenido que lidiar con la polémica por el cobro de dietas dobles e incluso triples por asistir a reuniones de Caja Navarra.

Finalmente, Barcina ha ganado oxígeno con su victoria en el Congreso regionalista y deberá centrar ahora su actividad política en lograr estabilidad para un Gobierno en minoría y que no está encontrando apoyos en el PSN.

Precisamente, sobre esta cuestión ha hablado la presidenta de UPN y del Ejecutivo en la clausura del Congreso, donde ha hecho un llamamiento a los socialistas para trabajar por un acuerdo que dé estabilidad a Navarra.

Barcina ha indicado que UPN debe 'intensificar su empeño por lograr acuerdos con el PSN, pero acuerdos que estén basados en el interés común, no arreglos que no tienen ninguna cabida'. 'UPN sale en mejor disposición para negociar ese apoyo político que necesitamos con los partidos que creen en el Amejoramiento y la Constitución española', ha destacado.

Así, ha incidido en que 'nuestras puertas a la negociación están abiertas y hago un llamamiento al PSN para dotar a la Comunidad de esa estabilidad que necesitamos más que nunca en estos momentos de grave crisis económica'.

Por su parte, Alberto Catalán ha aceptado la derrota al manifestar, en declaraciones a los periodistas tras conocerse la victoria de Barcina en el cónclave, que UPN 'ha dado un magnífico ejemplo de lo que es la transparencia y lo que es la democracia, un afiliado un voto, esto es lo mejor que tiene esta formación política.

'Uno tiene tanta ilusión y tanta pasión por este partido y por esta tierra que le vio nacer que lo demás sobra', ha resaltado Catalán, para señalar que 'por encima de las personas y los grupos estará siempre UPN y este viejo reino'.

Sin embargo, miembros de su candidatura sí pidieron un recuento al haberse detectado más votos que votantes. Tras la comprobación, el desfase detectado fue de sólo seis votos por lo que, al no afectar al resultado, la Mesa del congreso ha dado por buena la votación en la que Yolanda Barcina ha sido reelegida como presidenta de UPN.

Fuentes del partido regionalisto han insistido en que el recuento se ha efectuado al haberse detectado menos votantes que votos emitidos, debido al fallo en el sistema del registro que ha llevado a modificar el sistema de votación previsto.