Publicado: 06.10.2014 23:58 |Actualizado: 06.10.2014 23:58

González se trabaja a las adjuntas de Rajoy y se afianza como candidato en 2015

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Del desayuno-coloquio celebrado ayer en el madrileño Hotel Ritz, con Ignacio González como protagonista y María Dolores de Cospedal como introductora del protagonista, varios de los asistentes del PP salieron convencidos de que el presidente de la Comunidad de Madrid sería el candidato del PP al mismo puesto en las autonómicas de 2015. Aunque la última palabra -y seguramente la única- la tiene Mariano Rajoy, los conservadores creen que no se repetirá el caso de Andalucía (Rajoy nombró por sorpresa a Juan Manuel Moreno presidente del PP andaluz, cuando desde el entorno de la secretaria general se dio por hecha la elección de José Luis Sanz) y el presidente del Gobierno se inclinará por el único candidato que ha hecho público su deseo de serlo y que, además, trabaja incansable para lograr apoyos.

"Hay que alejar todas las incertidumbres y ponerse a trabajar cuanto antes", razonan en el PP sobre la candidaturaEn apenas cuatro meses y con los líderes autonómicos y municipales del PP expectantes por que el líder conservador se pronuncie sobre las candidaturas para 2015, Ignacio González ha conseguido dos imágenes muy potentes; sin duda, "las dos imágenes más potentes que pueda lograr un candidatable en estos momentos de incertidumbre, Rajoy aparte", razonaba ayer un invitado al Ritz. Efectivamente, ayer fue la número dos del PP la que presentó al jefe del Ejecutivo madrileño en medio de contundentes elogios. Pero el pasado mes de junio fue la número dos del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien desempeñó con idéntico entusiasmo el mismo papel que Cospedal ayer. Ambas dirigentes constituyen la mano derecha de Rajoy en Gobierno y partido respectivamente.

Si no fuera, por tanto, por Mariano Rajoy, González "ya sería el candidato" del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, razonan en su entorno, pues cuenta con el respaldo pleno de la calle Génova. De hecho, en la formación regional no entienden la demora del presidente del Gobierno en pronunciarse sobre las candidaturas. Con un panorama como el actual, en donde las encuestas no están siendo en absoluto favorables al PP, "hay que alejar cualquier atisbo de incertidumbre y ponerse a trabajar cuanto antes" para ganar en 2015 lo que ganó Esperanza Aguirre en 2011. Son precisamente los sondeos internos que maneja el PP los que frenan a su líder para decantarse por González, aunque "ningún otro candidato mejoraría esas encuestas" ahora mismo, señalan los conservadores. Por lo mismo, creen que Rajoy "evitará complicaciones" y elegirá a González.

Hay un sector del partido que cree que si Aguirre da el paso y plantea su candidatura, Rajoy no se opondráLa candidatura del PP a la Alcaldía de la capital es más complicada que la de la Comunidad, a pesar de que Ana Botella facilitara algo el camino anunciando que desistía de presentarse . El nombre de la vicepresidenta sigue sonando con fuerza, aunque en el Ejecutivo y en el partido sorprendería mucho que el presidente se desprendiera de su principal apoyo en la gestión del Gobierno. Sáenz de Santamaría ni confirma ni desmiente y se pone "a disposición del partido", esto es, de su presidente. Quien tampoco acaba de pronunciarse es Esperanza Aguirre, aunque en el partido dan por hecho desde hace mucho tiempo que su intención es presentarse y las encuestas la apoyan muy por encima del resto de nombres que circulan, incluido el de la vicepresidenta. Ignacio González lo confirmaba ayer: es la más "querida" en la Comunidad y en el partido. La presidenta del PP madrileño estaría esperando a que Rajoy dé el paso y, obligado por las encuestas que maneja su gurú Pedro Arriola, le pida que se presente. Sin embargo, hay un sector del partido que cree que, si Aguirre da el paso, Rajoy no se opondrá, aunque ven difícil encaje en que el presidente acepte el dúo González-Aguirre en Madrid y éste, como en 2008, se le vuelva en contra                                                     . Entonces entran los otros nombres que circulan en la disputa por liderar las listas madrileñas: Cristina Cifuentes, delegada del Gobierno, o Pío García-Escudero, presidente del Senado.