Público
Público

Miquel Iceta: "El independentismo tendrá que decir claramente, en algún momento, que quiere cumplir con la ley"

En entrevista a Público, el líder del PSC recuerda que fue Puigdemont quien dijo que no se podía gobernar la Generalitat desde la cárcel, cuando se refería a su número dos, Oriol Junqueras. Iceta sigue defendiendo un gobierno de concentración como solución, a pesar de haber sido desautorizado por Ferraz.  Aunque reconoce que un gobierno en el que estuvieran ERC y C´s es una entelequia, también cree que lo es pretender la independencia sin contar con más de la mitad de Catalunya. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Miquel Iceta, líder del PSC -EFE

Miquel Iceta, el líder del PSC, nos atiende después de que en el pleno de este miércoles, en el Parlament, la resolución que proponía su partido, pidiendo  un proceso de "reconciliación nacional", haya sido tumbada.  La paradoja es que contra algunos puntos de esta resolución han votado juntos JxCat, ERC, la CUP y el Partido Popular de Catalunya. 

¿Usted está en contra de la libertad de los presos en prisión preventiva, por este asunto?

Yo siempre he dicho que me parece una medida desproporcionada. Lo he dicho desde el primer momento pero también es verdad que nosotros somos una fuerza política que respeta la legalidad, el estado de derecho, la separación de poderes y, por lo tanto, acata las resoluciones judiciales.

Se lo pregunto porque a usted le parece mal que el Parlament reclame la libertad de los presos, como acaba de hacer. Acaba de votar en contra. ¿Por qué le parece mal?

Porque los parlamentos no pueden enmendar la plana a los jueces. Esto es una de las reglas básicas del Estado de derecho. […] Un parlamento no puede pedir la libertad de unas personas que han entrado en prisión.

En realidad, no puede obligar. Pero, ¿pedir?

Vamos a ver, no. Porque eso es alterar el equilibrio de los poderes. Los parlamentos hacen las leyes y los jueces las aplican. Esto es así aquí y en todas partes. El mundo independentista puede quejarse, mostrarse en contra pero lo que no puede es pretender que un parlamento se arrobe unos poderes que no tiene.

¿Y la justicia sí puede encarcelar a un candidato por serlo? ¿Le hablo de Turull?

Pero es que Turull fue candidato y podía haber sido elegido pero las fuerzas independentistas no estaban de acuerdo. No sacó mayoría.

¿Y qué le parece que el Parlament reclame el derecho de Puigdemont, Sánchez y Turull de ser investidos? Derecho tienen…

Bueno, derecho tienen… Tienen una limitación. Y es que el Tribunal Constitucional ha dicho que para presentarse tienen que estar en el hemiciclo, para estar en el debate, y que para estar requieren de un permiso judicial. Y las cosas son así. Hoy mismo, por ejemplo, Carles Puigdemont ha pedido delegar el voto y la mesa del Parlament, en la que hay mayoría independentista, no lo ha acordado porque tienen dudas sobre su legalidad. Aquí la cuestión es si las leyes realmente son iguales para todos o alguien se las puede saltar, en función de que tiene un determinado poder o representatividad. […]Es que están en un proceso judicial. Eso no lo ha decidido ningún partido político; lo ha decidido el Tribunal Constitucional, que es el máximo intérprete de la Constitución y de nuestro sistema legal. […]

 "Quien dijo que no se podía presidir el gobierno de la Generalitat desde la cárcel fue Puigdemont"

Y hay una reflexión - que luego parece que lo que queremos es hacer la puñeta y no-, quien dijo que no se podía presidir el gobierno de la Generalitat desde la cárcel fue Puigdemont. Esa frase es suya y se la aplicó, nada más y nada menos, que a su vicepresidente, Oriol Junqueras, que estaba ya en prisión.[…] Catalunya debe tener un presidente o una presidenta que tenga plena libertad de actuar. Lo estamos diciendo desde el primer día, desde principios de enero: ustedes tienen derecho a gobernar porque han ganado pero, por favor, nombren ustedes a gente que pueda luego ejercer con plenitud las responsabilidades. […] Cuando uno tiene un procedimiento judicial en el que se ha de defender pues su primera prioridad ya no es el gobierno, la sociedad, la institución es su propia defensa. […]

Usted ha propuesto una resolución en la que defiende el diálogo político como mecanismo para tratar de arreglar el problema y también “el respeto a la legalidad y a los mecanismos de reforma de la ley”. Elsa Artadi, la cabeza visible de Junts per Catalunya, dice que aplaude su resolución pero que no le cree. Que el “PSC no es espectador, ni víctima sino cómplice” de lo que está pasando.

Yo creo que no les conviene creernos. Les estamos poniendo frente a su responsabilidad... Cuando les decimos que se aplicó el 155 porque declararon la independencia, pues no les gusta. Cuando les recordamos que Puigdemont había decidido convocar elecciones y que fueron los sectores más radicales del independentismo los que hicieron que echara para atrás, no les gusta. Ellos están ahora en reivindicar la libertad de los presos pero no quieren ni oír hablar de las responsabilidades que han ido tomando ellos y que han traído hasta aquí. Y eso no les gusta […] Yo, en fin, lo respeto todo. Respeto sus opiniones pero si no nos creen que no nos crean. Ellos lo que tienen que explicar es por qué se está aplicando todavía el 155, por qué no han sido capaces de poner un candidato viable; por qué, cuando pusieron uno, no tenían la mayoría asegurada. Pero de todo esto no quieren hablar, prefieren criticar a otros partidos. En fin… Están en su derecho.

Dicen los independentistas que en el PSOE no ven voluntad de cambio. ¿Cómo están las cosas con el PSOE?

"Los independentistas lo que tienen que explicar es por qué se está aplicando todavía el 155, por qué no han sido capaces de poner un candidato viable"

Mire, le voy a decir una cosa: el PSOE siempre ha estado en las soluciones. Estuvo en el Estatuto en la Segunda República, en la Constitución y el Estatuto del 78 y el 79, en el Estatuto de 2006. El PSOE siempre va a estar en las soluciones y haciendo posible que salgamos de este agujero. Cuando dicen que no nos creen, sencillamente, lo que están diciendo es que no nos dais la razón. Es que no la tenéis. Yo creo que aquí hay que irse acostumbrando a algo, que yo pensé que ya todo el mundo sabía, y es que no todos pensamos lo mismo. Ellos piensan que nos hemos equivocado y mucho y ellos piensan que los equivocados somos nosotros.

Le repito la pregunta: ¿Cómo están las cosas con el PSOE? Adriana Lastra, la número 3 del PSOE, salió al día siguiente de que usted propusiera un gobierno de concentración a desautorizarle, a decir que eso es “inviable”.

Es que por desgracia tiene razón y eso es así porque el independentismo no quiere abandonar la división en bloques y hoy hemos tenido otro pleno en el que se ha vuelto a ver. […] Hacer un gobierno de concentración sería poco menos que imposible. Ahora, ¿sería conveniente? Yo creo que sí. Y si no fuera posible pues unos pactos de la Moncloa y si no, unos pactos más reducidos. Pensar que, del problema político que hay en Catalunya, se va a salir sin un acuerdo amplio es equivocarse. […] Es que si hay una mitad que pierde, todos perdemos. […] El independentismo tiende a presentar todos los problemas como un conflicto entre Catalunya y el resto de España, cuando el problema es que Catalunya está dividida por mitades. Y los independentistas, que pensaban que tenían un apoyo mayoritario, pues luego resulta que tienen mayoría en el parlamento pero no tienen mayoría en la sociedad. Entonces, tenemos que buscar un camino que nos permita avanzar juntos. […]

Los Comunes proponen un gobierno amplio y transversal de independientes. ¿Qué les parece la propuesta?

El problema en Catalunya ya no es que no haya propuestas. Propuestas hay muchas. Lo que no hay es un acuerdo mayoritario de los independentistas que nos permita saber hacia dónde quieren ir. […]Yo, de todos modos, cuando oigo hablar de soluciones técnicas, la verdad es que creo que aquí la solución que hay que encontrar es muy, muy política. No sé si serán los técnicos los que nos saquen del problema. Pero en cualquier caso, bienvenidas sean todas las propuestas aunque lo urgente es que los independentistas se pongan de acuerdo entre ellos y decidan por qué camino quieren avanzar.

Los comunes proponen un acuerdo con ERC y con ustedes. ¿Y ustedes pretenden meter en esa ensalada a Ciudadanos?

A ver, cuando decimos que es un problema excepcional, que es un problema que nos supera a todos, ¿cómo alguien piensa que con mayorías raspadas va a sacar el país adelante? Si lo que decimos es que hay un problema de una división social por mitades ¿por qué no miramos las cosas de cara e intentamos abordarlas?

Sí pero ERC y Ciudadanos juntos ¿No es una entelequia?

Sí, sí, es una entelequia. Pero ERC tiene 32 diputados, Ciudadanos 36. Ciudadanos ganó las elecciones. Tiene un millón cien mil catalanes y catalanas detrás. Entonces yo lo que digo es que puede haber gobiernos y oposición pero no puede ser que gobierno y oposición no se hablen. Lo que no puede ser es que alguien pretenda construir un país o hacer una reforma de calado como una independencia sin contar con medio país. Es que eso no puede ser. […] Cuando se dice, gobernar juntos debe ser imposible. Sí, pero hablar de la cuestión, ponernos de acuerdo en las reglas del juego. Porque esa es otra: el independentismo tendrá que decir claramente, en algún momento, que quiere cumplir con la ley, que no va a trabajar fuera de la ley, que ha abandonado la vía unilateral, que renuncia y rechaza todo tipo de violencia, cuando se están produciendo algunos brotes de preocupación. Por lo tanto, yo creo que hay muchas cosas sobre las que nos podemos poner de acuerdo. […] Discutimos mucho sobre cómo hemos llegado hasta aquí pero lo importante es discutir cómo salir de aquí.

Sin embargo, ustedes han votado en contra de la petición de dimisión de Torrent, el presidente del Parlament, que pedía Ciudadanos.

Hombre, es que nos parece que un president que lleva muy poco tiempo, que a uno puede gustarle más o menos lo que haga y cómo lo haga… Nosotros hemos criticado algunas de sus decisiones y de sus actitudes pero no creemos que, antes incluso de que se haya formado gobierno, la gran jugada política sea pedirle la dimisión al cargo más relevante que hay en estos momentos. Tiene una mayoría parlamentaria que es la que le eligió y hay que recordar que impidió que se hiciera una investidura, desde nuestro punto de vista ilegal, de Puigdemont. Y eso se lo debemos al presidente del Parlament. […]

¿Está usted algo de acuerdo con los que dicen que lo de este miércoles, en el pleno del Parlament, ha sido un homenaje pero también el funeral político de Carles Puigdemont?

Hombre, firmar aquí una especie de finiquito… Yo creo que Puigdemont tiene dificultades desde el momento en que se comprometió a volver y no ha vuelto […] Pero eso solo lo pueden decir los suyos y el tiempo.

¿Y no es verdad que va a ser el candidato natural del independentismo hasta que sea inhabilitado?

Bueno. Sí. Probablemente pero ya veremos… Como no sabemos si va a haber nuevas elecciones, ni en qué situación procesal se va a encontrar entonces, pues yo no quiero conjeturar al respecto.

En cualquier caso, ya hasta mayo nada. ¿No?

Lo que es verdad es que se ha puesto en marcha el calendario y hay que recordar que en la otra legislatura, hasta el último día, parecía que íbamos a elecciones y se produjo, in extremis, un cambio de candidato - Artur Mas renunció a favor de Puigdemont- y al final no hubo elecciones. Así que no se puede descartar que el independentismo, en sus dificultades, agote hasta el último día la posibilidad de formar gobierno. [...]

Y, por último, se lo pregunto así: ¿están los jueces haciendo política?

Yo lo digo al revés. La política ha renunciado a actuar y eso ha hecho recaer en los jueces todo tipo de decisiones. […]

Sí pero cuando un juez cambia sus decisiones, en función de que alguien vaya o no a ser candidato, se está metiendo en política…

Ya, pero en esto, el juez considera que se pusieron de acuerdo para romper con la Constitución y con España y que, además, tenían prevista la sustitución de la gente que en el proceso fuera a ser apartada. Es decir, que él piensa que este proceso sigue en marcha. […] Entonces yo creo que la mejor manera de que los hechos desmientan esa hipótesis es que cuanto antes haya un gobierno que renuncie a cualquier tipo de actuación ilegal. Yo no voy a criticar a los jueces, lo que sí que voy a criticar y mucho es a los políticos, entre los que me incluyo, porque, hace más de cinco años, tendríamos que haber encontrado salidas que evitaran llegar hasta aquí.