Público
Público

El PP acusa al juez Ruz y a las fiscales de 'Gürtel' de prevaricación

Les reprocha la "resolución injusta y premeditada" de apartarles "como sea" de la acusación popular en la causa. Así lo expone en un recurso contra la decisión ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Naci

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Verde y con asas. Con otras palabras, el Partido Popular ha acusado al juez instructor y a las fiscales encargadas del 'caso Gürtel' de haber prevaricado por haber resuelto, de forma 'injusta y premeditada', su apartamiento de la acusación popular en la causa. Pablo Ruz argumentó que el PP, pese a su condición de acusación, defendió en su momento a Luis Bárcenas y a su esposa al apoyar el archivo de las actuaciones en relación a ellos.

El auto del juez, del pasado 26 de abril, ha escocido y mucho al PP, a juzgar por los epítetos que le dedica en el recurso directo ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional que ha planteado contra su decisión.

'Sorprendente, injusto, incomprensible, inadmisible, injustificado, inexplicable, insolvente, irracional, ilegítima, oportunista y gravemente perjudicial'. Tal es la sarta de adjetivos que la representación procesal del PP dedica al auto del juez que le deja fuera del 'caso Gürtel'.

Con las dos fiscales Anticorrupción que llevan el asunto, no es menos suave, al señalar que su actuación ha sido 'inconcebible, contradictoria, inaudita, inaceptable y de orfandad argumentativa', por 'tratar de mantener dos criterios tan dispares en tan corto espacio de tiempo, si no es con el sólo fin de aferrarse a cualquier motivo o argumento para apartar al Partido Popular de la causa principal'.

Se refiere el PP a que la Fiscalía no vió en principio relación entre la pieza principal de 'Gúrtel' y la pieza separada que investiga los 'papeles de Bárcenas' publicados en 'El País', y, sin embargo, posteriormente apoyó la expulsión del partido como acusador popular en el sumario principal, basándose en que puede ser responsable civil en la pieza separada.

'Cabe inferir, sin temor a equivocarse, que el Ministerio Fiscal parece tener decidido, también 'ab initio', su firme y decidido propósito de tratar de excluir al PP en su condición de acusador popular en la pieza principal', reza el recurso.

En definitiva, considera que juez y fiscales actúan al unísono contra sus intereses. 'La resolución aquí combatida es fiel reflejo de una decisión premeditada y que, tanto el Ministerio Fiscal como el juez instructor se han aferrado a cualquier excusa, por muy débil que sea para prejuzgar sobre la cuestión debatida y apartar cómo sea a mi mandante de la acusación popular de la pieza principal'.

En el escrito, de 28 folios, el partido acusa al juez de haberle dejado en una 'una injusta e inadmisible situación de indefensión', por no poder ejercer su derecho al ejercicio de la acción popular que asiste a todos los ciudadanos.

El PP señala que emplea el arsenal de descalificaciones contra el auto 'con los debidos respetos y en términos de la más estricta y legítima defensa'. Pero, de pasada, recuerda que el juez Ruz también 'de forma arbitraria y absolutamente injustificada' cuando rechazó su personación como acusación popular en la pieza separada de los papeles de Bárcenas, decisión que la formación también ha recurrido ante la Sala de lo Penal de la Audiencia.

El partido insiste en que, 'de forma artificiosa y premeditada', en una decisión 'improcedente y ya adoptada ab initio', el juez extiende ese apartamiento como acusación de la pieza separada a la principal. 'Si hubiera el más mínimo atisbo para fundamentar la responsabilidad civil del PP, después de más de cuatro años de instrucción, es evidente que ya se habría puesto de manifiesto sin tener que esperar a la publicación por el diario 'El País' de unas fotocopias burdamente manipuladas', señala el recurso en uno de los pasajes con menos adjetivos calificativos de todo el escrito.

Respecto a la razón del juez Ruz de apartarle del caso por haber defendido en su momento a los imputados Luis Bárcenas, Jesús Merino y la esposa del primero, Rosalía Iglesias, para que se archivase la causa en relación a ellos, el PP recuerda que tal decisión la adoptó efectivamente el entonces juez instructor del caso, Antonio Pedreira, en función del estado de la causa en 2011, cuando tomó los acuerdos. 

Por ello, cree que afearles a ellos la conducta de refrendar la postura del entonces instructor es 'un ejercicio de oportunismo. Y agrega el PP: 'Una acusación popular no puede actuar acusando en un ejercicio de sinrazón, y su comportamiento procesal también debe estar presidido por principios tan elementales como el de la presunción de inocencia, 'in dubio pro reo'...'

Asimismo, reprocha al instructor que no haya tenido en cuenta que desde que se conoció, a primeros de este año, que Bárcenas tenía cuentas en Suiza con millones de euros, el PP ha mostrado su indignación, apoyó las medidas cautelares personales adoptadas por el juez contra el imputado el pasado 25 de febrero.