Público
Público

Actividades profesionales Pastor se carga el debate histórico sobre las otras profesiones de los diputados

El grupo socialista se niega a votar a favor de las compatibilidades que solicitan unos 35 diputados de la cámara, entre ellos Pablo Iglesias y varios del PP y Ciudadanos.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, durante un pleno celebrado en la Cámara Baja. EFE/Kiko Huesca

La presidenta del congreso de los Diputados, la popular Ana Pastor, ha decidido retirar del orden del día de la sesión plenaria de la cámara el debate y la votación del dictamen de la comisión del Estatuto del Diputado en el que se recogen las peticiones de los diputados para compatibilizar el ejercicio de otras actividades y profesiones. Es la primera vez que sucede esto en 40 años, según fuentes parlamentarias.

Este hecho inaudito tiene su origen en la negativa del grupo parlamentario socialista a votar favorablemente la solicitud de compatibilidad que han presentado unos 35 diputados de varios grupos parlamentarios para desarrollar y ejercer acciones y profesiones al margen de la propia función parlamentaria. Tradicionalmente, este dictamen se suele aprobar tanto en la propia comisión como en el pleno por unanimidad.

Sin embargo, en esta ocasión, el portavoz socialista en esta comisión, Luis Carlos Sahuquilo, se negó ya a respaldar en la propia comisión del estatuto de los Diputados el dictamen propuesto tras el examen de las solicitudes planteadas por los 350 diputados. “Creo que el grupo socialista no debe dar el visto bueno las peticiones presentadas por unos 35 diputados”, dijo en su momento a Público. “Debemos velar por la credibilidad del ejercicio de la función de diputados ante la sociedad”, agregó.

Este martes el portavoz del grupo, Antonio Hernando, anunció el voto en contra del dictamen en su conjunto y anunció que pediría el voto separado de los casos de aquellas actividades pedidas y que su grupo consideraba que no deben ser autorizadas, respaldando así a su compañero Sauquillo.

Entre las actividades cuestionadas por el grupo socialista se encuentra la solicitud del líder de Podemos, Pablo Iglesias, para desarrollar, “con y sin retribución” una actividad de presentador de un programa de televisión – Fort Apache, además de colaborar en el programa de la Tuerka -. El presidente de la propia comisión, el popular Leopoldo Barreda, también solicita autorización para ejercer como abogado, así como Toni Cantó, de Ciudadanos, para ejercer como actor, entre otros.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, calificó la actitud de los socialistas como un intento de aplicarle “la mordaza” a su actividad comunicador en el programa de televisión que promueve desde hace años, antes de ser electo, tato en el Parlamento Europeo como en el Congreso de los Diputados.

La ley Orgánica de Régimen Electoral General, LOREG, establece en su articulado un régimen muy estricto de actividades que prácticamente impide cualquier ejercicio profesional. Sin embargo, tanto en el Congreso como en el senado la “interpretación” de esta norma ha sido tradicionalmente laxa permitiéndose actividades como la abogacía, siempre que no se relacione con las administraciones públicas, la asesoría y la consultoría, la medicina o la enseñanza, en ocasiones percibiendo contraprestaciones económicas.

El grupo socialista, según sus portavoces, pretenden también que haya una modificación del reglamento para que aquellos diputados que soliciten compatibilidad de actividades deban explicarse ante la comisión del Estatuto del Diputado y que, además, se capa cite a la cámara para hacer un seguimiento del cumplimiento estricto de las posibles autorizaciones. “No queremos que se repitan casos como los populares Martínez Pujalte, Gómez de la Serna o Conde, entre otros”, explican a Público.

La decisión de la presidenta Pastor de retirar el debate del dictamen de la Comisión del Estatuto del Diputado pretende ampliar el plazo de negociación entre los grupos parlamentarios para que se alcance la unanimidad, según dijeron a este diario fuentes parlamentarias.

Mientras tanto, en las páginas personales de los diputados en la web oficial del Congreso de los Diputados seguirá apareciendo la nota de que no están disponibles las actividades hasta que se no se apruebe el dictamen por el pleno de la cámara. Esta situación se mantiene desde las pasadas elecciones, el 26 de junio de 2016, algo inaudito desde 1977.