Público
Público

PRIMARIAS SOCIALISTAS Patxi López se presenta como el candidato de la reunificación del PSOE

Advierte a Sánchez de que no enfrente a la militancia y a Díaz de que liderar el partido requiere tiempo completo

Publicidad
Media: 3
Votos: 4
Comentarios:

El exlehendakari y aspirante a secretario general del PSOE, Patxi López, a su llegada a un desayuno informativo organizado en Madrid. | SERGIO BARRENECHEA (EFE)

Patxi López acudió este viernes a Madrid a presentar sus credenciales como precandidato del PSOE a la Secretaría General con un mensaje muy claro: quiere ser el líder de la “reunificación” del PSOE, dando a entender que su candidatura podría unir lo que tanto separa ahora al otro precandidato, Pedro Sánchez, con la presunta aspirante, Susana Díaz.

López hizo estas consideraciones en los desayunos informativos del Fórum Europa, donde hubo mucha expectación pero menos sorpresas de las que se esperaban en torno a qué dirigentes del PSOE acudirían a escuchar su propuesta para el partido. La figura más destacada que se hizo notar en el acto fue la del portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo que, paradójicamente, no puede votar en las primarias. Pero no deja de ser un referente cada vez mayor entre los socialistas.

El resto de dirigentes socialistas eran los nombres de quienes ya se han pronunciado a favor del liderazgo de López en el partido: Óscar López, Sara Hernández, Manuel de la Rocha o Rafael Simancas.

Pero su discurso fue en la clave de que del 39º Congreso el PSOE no se puede permitir otro lujo que salir unido, por lo que pidió dejar atrás la división y los enfrentamientos internos que se han dado.

En una frase que pareció dirigida claramente a su posible rival Pedro Sánchez, el ex lehendakari indicó que él no va a enfrentar a la militancia, y será su principal objetivo y compromiso durante la campaña electoral. Asimismo, respondió al ex secretario general del PSOE que no abra un choque de legitimidades entre la militancia y los órganos del partido que, en su opinión, tienen que tener cada uno su papel , pero por encima de todo un dirección que tome las decisiones finales.

De Susana Díaz habló poco pero con dos advertencias muy directas a la presidenta andaluza. La primera es que, en su opinión, para liderar el PSOE y en estas circunstancias se requiere tiempo completo, dando a entender que no lo ve compatible seguir al frente de la Junta de Andalucía. Y en el segundo mensaje advirtió de que espera que en el gran acto de alcaldes del PSOE que se prepara para el 11 de de febrero y en el que interviene Susana Díaz, no sea el foro utilizado para desvelar si se presenta, dando a entender que espera juego limpio.

Después hizo su discurso de buscar un PSOE que se caracterice por una "izquierda exigente", que la política vuelva a controlar a los mercados, y que los socialistas vuelvan a su sitio sin complejos, totalmente diferenciados del Partido Popular y de Podemos.

Asimismo. se pronunció sobre la situación Catalunya y dijo que era firme partidario de cumplir la ley con todas sus consecuencias, para añadir a continuación: "Pero el artículo 155 de la Constitución que ahora se esgrime tiene mucha leyenda", apuntó.

El equipo de López salió satisfecho. Sabe que sus posibilidades pasan por jugar en el centro de las primarias, ante el "choque de trenes" de odios y de inquinas en los sanchistas y susanistas. Sea como sea, volvió a apostar que pase lo que pase su candidatura irá hasta el final.