Público
Público

Patxi López: "La izquierda ha abandonado su responsabilidad ante el neoliberalismo"

Ramón Jáuregui es mucho más contundente que el exlehendakari: "O cambiamos o nos echan"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La autocrítica ha llegado al PSOE. Al menos a los socialistas vascos: dos de sus dirigentes más importantes, Patxi López, secretario general del Partido Socialista de Euskadi, y Ramón Jaúregui, diputado y exministro en el último Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, han reconocido este sábado en dos actos por separado la incapacidad del PSOE para afrontar con garantías el futuro.

Patxi López fue el más crítico: en un acto en Zaragoza reconoció algo que no es muy habitual, que la dejación de responsabilidades que durante un tiempo hicieron los partidos de izquierdas, incluido el PSOE, ante la 'tormenta perfecta' que ha supuesto la asunción en el mundo del 'catecismo neoliberal'.

El exlehendakari dijo: 'Hay mucho que cambiar de forma radical'.

López hizo un repaso de los últimos: 'La edad de oro del neoliberalismo, que se inicia con Margaret Thatcher, empezó a desmantelar el estado de bienestar, dejó libre a la economía sin poner ningún tipo de límite, de control, y está en manos de especuladores sin alma. La izquierda durante mucho tiempo dejó de hacer porque pensó que ya había hecho todo lo que le corresondía: poner en marcha el Estado del bienestar y los servicios públicos que garantizaban la igualdad y la solidaridad'.

Eso supuso, ha añadido, dejar libertad al mercado y la sociedad 'en manos de especuladores sin alma', concluyó López.

'Hay mucho que cambiar de forma radical', dice López

El Estado del bienestar es 'el libro' en el que los socialistas 'escriben sus valores', añadió el exlehendakari, porque supone 'garantía de igualdad de oportunidades y una red solidaria que impide dejar a nadie abandonado a su suerte', López.

'Pero ahora se escucha', manifestó el dirigente socialista, 'que el Estado del bienestar es un derroche y no se puede pagar. Con esa excusa se intenta desmantelarlo y privatizarlo'. 'Se abandona a su suerte a miles de personas y se hace negocio privado con las necesidades ciudadanas', dijo López.

El problema, dijo López, no es que no haya recursos para atender estas necesidades, sino que están 'en manos de unos pocos'. Por eso defendió una nueva política fiscal, más redistributiva.

Durante su participación en la mesa redonda, titulada Retos de la democracia ante la actual crisis institucional y política, López habló de la desafección de los ciudadanos hacia la política.El problema es que en lugar de 'dar respuestas, buscar soluciones, definir caminos de futuro y proponer proyectos comprensibles y compartidos que den sentido a los sacrificios', quien gobierna ahora sólo dice 'esto es lo que hay y que es necesario tener paciencia', y los ciudadanos se alejan entonces de los políticos 'enormemente'.

Por su parte, Ramón Jáuregui hizo más hincapié en los problemas concretos del PSOE. Se mostró partidario este sábado en Bilbao que su formación debe hacer unas primarias en las que 'dos o tres millones elijan el candidato' a la Presidencia del Gobierno para 'abrir el partido' a la ciudadanía española. 'O cambiamos a nos echan', dijo categórico Jáuregui al referirse a la desafección ciudadana hacia la política y en parte hacia el PSOE.

Jáuregui consideró que es necesario hacer 'un censo' con aquellos que quieran participar en el proceso de elección. 'Lo vamos a hacer en los colegios, con urnas, con mesas integradas por los candidatos... Ese candidato tendrá que elegir nuestra agenda reformista', anunció. Añadió que el próximo año el PSOE tendrá un 'proyecto y un candidato'.

Asimismo, remarcó que actualmente 'la mitad de los electores del PP' no volverá a votarles. 'A quién van a votar. Tenemos que ser el partido del cambio y de la esperanza', finalizó.